Verdad, Inspiración, Esperanza

China comunista reprime a celebridades con nuevas normas en las redes sociales

Fanático del anime, vería películas todo el día si fuera posible, de cualquier género. La inversión más preciada para su casa sería una sala de teatro. Si Prakash no está escribiendo, entonces seguro estaría allí.
Published: 30 de noviembre de 2021
La actriz china Zhao Wei celebraba tras recibir el premio a la mejor actriz de manos del actor estadounidense Brendan Fraser en la ceremonia de clausura del 8º Festival Internacional de Cine de Shanghai, el 19 de junio de 2005 en Shanghai, China. (Imagen: China Photos via Getty Images)

Beijing ha prohibido a los famosos publicar contenidos a los que denomina «poco éticos» en las redes sociales. Entre esos contenidos poco éticos se encuentran las fotos en las que aparecen mostrando su riqueza o su lujoso estilo de vida.

Según la Administración del Ciberespacio de China (CAC), las nuevas normas no sólo se aplican a las cuentas de los famosos en las redes sociales, sino también a las de sus respectivos clubes de fans. Ahora deben seguir «el orden público y las buenas costumbres, adherirse a la orientación correcta de la opinión pública y a la orientación de los valores, promover los valores centrales socialistas y mantener un estilo y un gusto saludables».

También se ha pedido a los famosos que no publiquen información falsa o privada, que no difundan rumores, que no provoquen a los grupos de fans para que se ataquen verbalmente entre sí, ni que pidan a los fans que participen en «recaudaciones ilegales o inversiones irracionales». Las normas de la CAC se producen mientras la Asociación China de Artes Escénicas prohíbe a 88 personas la transmisión en directo. El grupo afirma que la medida tiene como objetivo evitar que los artistas «ilegales y poco éticos» vuelvan a entrar en la industria, así como promover la «autodisciplina» en el sector.  

En septiembre, en un simposio de la industria del entretenimiento organizado por el PCCh, se pidió a los famosos chinos que se posicionaran en contra de una cultura social que promueve «las ideas decadentes del culto al dinero, el hedonismo y el individualismo extremo».  

Entre los invitados al simposio se encontraban los principales actores de la industria del entretenimiento, así como altos funcionarios del partido. Se les dijo que debían respetar los “valores” fundamentales promovidos por el régimen, como la ética social, los valores familiares y la moral personal.

El gobierno chino percibe la cultura de la celebridad y la búsqueda incesante de la fortuna como un subproducto perjudicial de la exposición a la cultura occidental. Aparentemente, estas cualidades suponen una grave amenaza para el concepto comunista de la vida, que se promueve como el trabajo para toda la comunidad en lugar del «individualismo extremo».

La Administración Nacional de Radio y Televisión dio instrucciones a las plataformas de Internet y a las empresas de televisión para que «controlen estrictamente la selección de los actores e invitados de los programas, y defiendan la alfabetización política, la conducta moral, el nivel artístico y la evaluación social como normas de selección». Las celebridades que tengan «posiciones políticas incorrectas» y que no se alineen con los valores del partido no deben ser utilizadas en los programas, declaró la agencia.

Beijing ha intentado de forma persistente y efectivamente destruir lo que denomina «cultura caótica de los fans» mediante la presentación de demandas judiciales y la imposición de enormes multas a grandes celebridades de la industria del entretenimiento. En agosto, el gobierno difundió una lista de «famosos que se portan mal» y que habían sido incluidas en la lista negra de las redes sociales. La lista incluye a populares estrellas internacionales como Zhao Wei, Zheng Shuang y la sensación del pop chino-canadiense Kris Wu.

Al parecer, Wu fue detenido por presunta violación a principios de este año. Zheng, un nombre muy conocido gracias a varios programas de televisión y películas de éxito, fue multado en agosto por las autoridades fiscales de Shanghai con 46 millones de dólares por presunta evasión de impuestos. 

Los contenidos de vídeo en línea que hacen referencia a estrellas de cine como Zhao Wei -conocida popularmente como Vicky Zhao- han sido eliminados. También se cerró misteriosamente un foro dedicado a Zhao. Su nombre fue eliminado de los créditos de la serie de televisión en la que había trabajado.  

«Desde hace algún tiempo, los fallos morales y las transgresiones de las leyes por parte de los artistas, la promoción de ídolos más jóvenes y los fandoms ‘caóticos’ han atraído la atención de la sociedad. Debemos restablecer un entorno literario y artístico limpio para el público», declaró la cadena estatal CCTV a principios de este año.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!