Verdad, Inspiración, Esperanza

La represión a los influencers y celebridades alcanza nuevas alturas en China

Darren es un aspirante a escritor que desea compartir o crear historias para el mundo. Es un fanático de Star Wars y un aficionado a la historia. Encuentra temas agradables, reconfortantes o interesantes en cualquier medio escrito.
Published: 25 de noviembre de 2021
BEIJING, CHINA - SEPT. 20: La actriz china y presidenta del jurado del XI Festival Internacional de Cine de Beijing, Gong Li (centro), abre la alfombra roja junto con los demás jueces el 20 de septiembre de 2021 en Beijing, China. (Imagen: Andrea Verdelli / Getty Images)

El martes 23 de noviembre, el Partido Comunista Chino (PCCh) arremetió contra la industria del entretenimiento una vez más al intensificar su represión contra la cultura de las celebridades y el fandom en China. El gobierno desea promover «un ambiente positivo y saludable», utilizando estrictos estándares morales y culturales para reprimir el contenido relacionado con celebridades.

Nuevas reglas

Según la Administración del Ciberespacio de China (CAC), intensificará su vigilancia sobre el flujo de información relacionada con el contenido de celebridades en línea, incluida la publicación de su información personal y dónde su publicidad está disponible en Internet. 

El regulador también criticó “la supremacía del tráfico [de Internet]” y comportamientos como el chisme y el acecho, por su papel en “impactar los valores dominantes” en la sociedad china. Las nuevas regulaciones permitirían al CAC «abordar» los problemas del «fandom», apuntando a millones de fanáticos fervientes de celebridades asiáticas que luego forman grandes «ejércitos de fanáticos».

Las páginas creadas por fans o los grupos que tienen decenas de millones de seguidores podrían ser prohibidos debido a las afirmaciones de que «chocan» con el impulso de Beijing para reformar la cultura juvenil y socavar la igualdad y la «prosperidad común». 

El CAC lanzó previamente una campaña para desalentar a los clubes de fans en línea por reclamos de rivalidades entre grupos de fans involucrados en doxxing y agresiones verbales. También eliminaron 150.000 piezas de contenido dañino en línea, tomando medidas enérgicas contra más de 4.000 cuentas conectadas a clubes de fans en agosto, informó el medio estatal de noticias Xinhua.

El CAC también ordenó a las sucursales locales que desarrollaran una lista de vigilancia para evitar que el contenido de las celebridades “promueva valores distorsionados”, de manera similar a cómo Beijing llamó a detener lo que afirmaba ser representaciones afeminadas de hombres.

La Administración de Cine de China también publicó directrices para «mejorar la calidad» de las películas del país. Los objetivos de las nuevas directrices son aumentar la audiencia y centrarse en temas que incluyen la historia de China, el socialismo y la reforma.

Las plataformas en línea, así como las celebridades y sus trabajos y proyectos conocidos, también deben estar restringidas, especialmente si se ve a las celebridades realizando «comportamientos ilegales y poco éticos».

Impulsado por un artículo del periódico estatal People’s Daily sobre el impacto negativo del apoyo del fandom a los ídolos, Weibo, el equivalente chino a Twitter, anunció también la supresión de la «lista de clasificación del poder de las estrellas», que daba a los fans la oportunidad de elevar el puesto de su ídolo en dicha lista.

Derrumbe cultural

En los últimos meses, las autoridades chinas se han movido en lo que ellos llaman la cultura de fanáticos de celebridades «caótica» del país, pidiendo a los locutores, plataformas y artistas que apoyen el esfuerzo por suavizar la cultura en medio de escándalos de celebridades. 

Estos clubes de fans se han extendido de forma viral por China, con la “economía de ídolos” del país potencialmente valorada en 140.000 millones de yuanes (22.000 millones de dólares) para 2022, según el periódico local The Paper. 

“Aunque claramente había una ‘cultura de ídolos’ en los días del presidente Mao, el capitalismo ciertamente está impulsando la última ola de la economía de los fanáticos”, dijo Mark Tanner, director gerente de China Skinny. «En muchos sentidos, la cultura de los fanáticos es un caso atípico en China… los consumidores realmente abren sus billeteras a sus ídolos», dijo.

China se ha visto sacudida recientemente por numerosos escándalos de celebridades.

En un caso, la estrella del pop canadiense-china Kris Wu fue arrestada por las autoridades en julio tras sospechas de agresión sexual, lo que llevó a sus grupos de fans a apoyar su defensa en línea. Sin embargo, la mayoría de sus cuentas fueron canceladas más tarde, junto con las otras cuentas de Wu.

Las autoridades también advirtieron a las celebridades chinas que «se opongan a las ideas decadentes del culto al dinero y el hedonismo», para asegurarse de que «actúen con moralidad tanto en público como en privado». La desaparición del actor Zhao Wei generó aún más controversia sobre la represión del PCCh contra el fandom y la cultura de las celebridades.

Desde que el impulso del líder chino Xi Jinping por la «prosperidad común» comenzó en agosto, el PCCh ha puesto a varias estrellas en la mira y ha disuadido a las empresas de entretenimiento surcoreanas de operar en China, que ha sido su principal mercado.

El régimen chino implementó previamente una prohibición sobre los hombres afeminados en la televisión, lo que obligó a las emisoras a promover la «cultura revolucionaria» para reforzar su control sobre los negocios y la sociedad, así como para hacer cumplir la moral oficial, informó Associated Press (AP).

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!