Verdad, Inspiración, Esperanza

Se dispara la inflación en China: afecta a las fábricas y a los consumidores

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 13 de noviembre de 2021
HONG KONG, CHINA - NOV. 10: Grúas de carga operan mientras los contenedores se apilan en la Terminal de Contenedores de Kwai Tsing el 10 de noviembre de 2021 en Hong Kong, China. El aumento de la demanda de los consumidores durante la pandemia de coronavirus ha contribuido a varios problemas que tensan la cadena de suministro mundial, como la escasez de contenedores de transporte, la capacidad de los almacenes y la congestión de los puertos. (Imagen: Anthony Kwan/Getty Images)

El índice de precios de producción (IPP) de China aumentó un 13,5% en octubre en términos interanuales, lo que supone un ritmo más rápido que el dato de septiembre, del 10,7%. También es el ritmo más rápido de subida del IPP en 26 años. Por su parte, el índice de precios al consumo (IPC) subió un 1,5 por ciento interanual en octubre, frente al 0,7 por ciento de octubre. El IPP mide la inflación desde el punto de vista de las industrias, mientras que el IPC la mide desde la perspectiva de los consumidores.

El repunte del IPC es preocupante, ya que podría presagiar un aumento inmediato de los precios de los bienes. El crecimiento del IPC y del IPP ha superado las expectativas de los expertos. Algunos incluso advierten de que la inflación subirá aún más. Los productores sentirán la presión de trasladar estos costes a los clientes en lugar de soportarlos ellos mismos. Los precios de las materias primas han sido altos durante algún tiempo y ahora están empezando a afectar a las industrias de bienes de consumo después de haber estresado a las industrias dependientes de los metales.

«El traspaso del IPP al IPC se hace más fuerte. De cara al futuro, la inflación del IPP puede seguir siendo elevada durante un tiempo, probablemente hasta el invierno. Los precios de la energía, especialmente los del carbón y el gas natural, podrían seguir subiendo… La inflación del IPC podría aumentar aún más desde el nivel actual del 1,5%, a medida que la presión de los precios se desplaza del IPP al IPC… Sin embargo, esperamos que el IPC se mantenga por debajo del objetivo del 3%», declaró Jing Liu, economista jefe de HSBC para China continental, al South China Morning Post (SCMP).

Zhiwei Zhang, economista jefe de Pinpoint Asset Management, con sede en Hong Kong, declaró a la CNN que los productores utilizaban antes sus inventarios de insumos como «colchón» para evitar trasladar los mayores costes a los consumidores. Pero ahora esos inventarios se han agotado. Por ello, las empresas podrían no tener más remedio que subir los precios.

La inflación en las fábricas fue impulsada en gran medida por las industrias mineras y petroleras, ya que los precios del lavado y de la minería del carbón aumentaron más del 103% con respecto al año anterior. En la industria de extracción de petróleo y gas, los precios subieron un 59,7%. 

El hecho de que el IPC de octubre creciera casi el doble que el de septiembre podría ser un indicio de que las empresas empiezan a trasladar los costes adicionales a los consumidores. La escasez de carbón, el coste de la electricidad, la pandemia, etc., han contribuido al actual escenario de inflación. 

El crecimiento económico de China ya se está ralentizando. Combinado con el aumento de la inflación en las fábricas, el país podría correr el riesgo de sufrir estanflación, una situación económica en la que existen al mismo tiempo una alta inflación, un crecimiento económico estancado y un elevado desempleo.

En julio, el Banco Popular de China (PBOC) adoptó repentinamente la decisión de reducir el coeficiente de reservas obligatorias de los bancos. Ahora, el banco está restando importancia a la posibilidad de hacer tal movimiento una vez más. Según Liu Peiqian, economista chino de Natwest Markets Plc., el IPC sigue estando por debajo del nivel objetivo del PBOC, lo que significa que el banco probablemente no endurecerá la política monetaria. Ting Lu, economista jefe para China de Nomura, cree que los elevados niveles del IPP y el IPC «reducen la probabilidad» de que el PBOC baje los tipos de interés oficiales.

«La aceleración de la inflación en China en octubre es probablemente un espectáculo secundario para el banco central; no esperamos que el Banco Popular de China deje de prestar atención a la necesidad de amortiguar una desaceleración de la economía. Seguimos esperando que recorte el coeficiente de reservas obligatorias de los bancos en otros 50 puntos básicos pronto, en el próximo mes o más adelante», dijo el economista David Qu a Bloomberg.

Mientras tanto, la inflación de China se está convirtiendo en una preocupación para el mundo. El país es básicamente el centro de manufacturas de la economía mundial. El aumento de los precios en China significaría inevitablemente que los precios de los bienes aumentarían en otras partes del mundo.

Según Ken Cheung, estratega jefe de divisas en Asia del Banco Mizuho, el aumento del IPP está «alimentando la presión al alza sobre la inflación mundial». En Estados Unidos, los precios al consumo aumentaron un 6,2% en el mes de octubre en comparación con el año pasado. Se trata del aumento más rápido de los precios al consumo en 12 meses en más de tres décadas.