Verdad, Inspiración, Esperanza

SoftBank sufre pérdidas en medio de la represión tecnológica de China

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 11 de noviembre de 2021
TOKIO, JAPÓN - SEPT. 30 de septiembre: un hombre pasa frente a una tienda de teléfonos móviles SoftBank el 30 de septiembre de 2019 en Tokio, Japón. (Imagen: Carl Court / Getty Images)

La empresa de gestión de inversiones SoftBank Group, con sede en Tokio, ha anunciado una pérdida neta en el trimestre julio-septiembre. Se trata de la primera pérdida neta trimestral de la empresa en año y medio. Softbank es popular por su Vision Fund, valorado en 100.000 millones de dólares.

El director ejecutivo y fundador, Masayoshi Son, culpó a la represión de Beijing contra las empresas de tecnología, especialmente Alibaba, como responsable del bajo desempeño. La restricción provocó una fuerte liquidación de acciones de tecnología que terminó afectando el valor de la cartera de SoftBank.

En el tercer trimestre, SoftBank registró una pérdida neta de 397.000 millones de yenes (3.500 millones de dólares). Durante este periodo, el valor de los activos netos de la empresa se redujo en 54.300 millones de dólares, hasta los 187.000 millones. «Es un momento de duras pruebas para los valores de alta tecnología de China… Estamos justo en medio de una tormenta», dijo Son en una presentación de resultados que abrió con la imagen de una ventisca. Sin embargo, sigue siendo optimista sobre las inversiones de SoftBank.

Según Son, la razón principal por la que SoftBank se desempeñó tan mal en el cuarto trimestre fue Alibaba. Después de que el fundador de Alibaba, Jack Ma, criticara a los reguladores chinos el año pasado, Beijing ha tratado a la empresa con dureza.

Alibaba fue abofeteada con una enorme multa de 2.800 millones de dólares después de que las autoridades dijeron que la empresa actuaba como un monopolio. El valor de mercado de la empresa china se redujo en 400.000 millones de dólares durante el año pasado. Durante el tercer trimestre, las acciones de Alibaba disminuyeron un 35 por ciento. Son es amigo cercano de Ma, habiendo invertido 20 millones de dólares en Alibaba hace casi dos décadas. Cuando Alibaba se hizo pública en 2014, las propiedades de Son estaban valoradas en 60.000 millones de dólares. 

Vision Fund registró una pérdida de 10.500 millones de dólares. Son achacó las pérdidas a los malos resultados de las empresas chinas, entre ellas la aplicación de transporte por carretera Didi. El año pasado, Didi fue otra de las empresas tecnológicas que se vio afectada por las medidas represivas de Beijing. Las acciones de las autoridades chinas provocaron el desplome de la OPV estadounidense de Didi. Durante el tercer trimestre, las acciones de Didi cayeron un 45%.

Vision Fund, creado en 2017, ha tenido un desempeño cuestionable a lo largo de los años. El fondo experimentó una disminución en 2019. Luego se desempeñó muy bien durante las tres cuartas partes del año fiscal pasado y ahora se ve afectado por los valores en picada de las acciones tecnológicas.

En una entrevista con Bloomberg, Kirk Boodry, analista de Redex Research en Tokio, dijo que la mayoría de las acciones que Vision Fund ha sacado al mercado este año han caído después de cotizar. «Es un historial increíblemente pobre. Han estado detrás de un montón de operaciones de salida a bolsa sobrevaloradas. Hace que uno se pregunte si todo este ciclo de invertir, sacar las empresas a bolsa y luego recuperar el dinero está roto», dijo Boodry.

Son había indicado anteriormente que estaba preocupado por las inversiones en China. Durante una llamada de resultados en agosto, Son declaró que adoptaría un enfoque cauteloso con China hasta que se aclare el entorno regulatorio. Sus comentarios atrajeron una atención generalizada, y algunos dijeron que las acciones excesivas de Beijing contra las empresas tecnológicas están alienando a inversores como Son.

«Aunque [la declaración de Son] es la voz de una parte, se difundirá ampliamente y afectará al ritmo y la determinación de muchas instituciones de inversión que se centran en las rondas de financiación de la etapa media y tardía, y naturalmente tendrá un impacto en el ritmo de financiación y la tasa de éxito de muchas empresas emergentes», dijo David Zhang, socio gerente fundador de Matrix Partners China, en su cuenta de WeChat.

Mientras tanto, Son perdió 150.000 millones de yenes (1.320 millones de dólares) de sus fondos personales invirtiendo en SB Northstar, un brazo comercial de derivados de SoftBank que ha sido cerrado. Está apostando una parte de su dinero en fondos latinoamericanos y tiene grandes expectativas en la empresa fintech india Paytm, que recientemente lanzó la mayor oferta pública inicial del país.