Jun Zi – Las enseñanzas de Confucio sobre ser un caballero

By Sunny Chao | 22 de enero de 2022
36
Pintura "Confucio pregunta por el decoro" de Zhang Cuiying. Entre los muchos temas que el sabio chino Confucio cubrió en sus enseñanzas, cómo ser un caballero era una preocupación seria y, por lo tanto, se cubría a fondo. En la pintura, le pide orientación a Lao Zi, su maestro. (Imagen: cortesía del artista Zhang Cuiying)

Jun Zi (君子), un antiguo término chino, describe a un hombre virtuoso que siempre se esfuerza por perfeccionar su carácter a través de la virtud y la moralidad; es decir, un caballero.

«Un verdadero caballero debe poseer las cualidades de un 君子, que son hablar menos y hacer más, ayudar siempre a los necesitados y tener el valor de reconocer y mejorar los propios errores», dijo en una entrevista William Li, bailarín principal de Shen Yun. Shen Yun, una renombrada compañía de artes escénicas con sede en Nueva York, pretende revivir los cinco mil años de cultura tradicional china que casi se perdieron en la Revolución Cultural.

Jun Zi es un concepto importante en la cultura tradicional china. Es un concepto central en el confucianismo, un pensamiento filosófico que ha seguido siendo influyente en China a lo largo de la historia china. 

Confucio fue un filósofo y educador chino entre el 551 y el 479 a. C. Fundó el confucianismo y, en general, se le considera uno de los modelos entre los sabios chinos.

Su libro, Analectas de Confucio, contiene una gran cantidad de sabiduría demostrada en los diálogos históricos entre el sabio y sus seguidores mientras viajaban por la Tierra Divina (神州, Shen Zhou, uno de los nombres antiguos de China). El texto describe explícitamente qué rasgos tiene un Jun Zi y cómo alcanzar ese estado.

Las siguientes citas sobre «Jun Zi» de Las Analectas de Confucio arrojan luz sobre el pensamiento y los valores morales tradicionales chinos:

«Jun Zi trabaja duro para trascender espiritualmente en lugar de perseguir sus propios intereses».

“No le preocupa ser pobre. El declive de la moralidad en la sociedad es su única preocupación». 

“Jun Zi se protege contra tres tendencias: en su juventud, se protege contra la lujuria antes de alcanzar la madurez física. Cuando es maduro y tiene fuerza física, se protege contra la lucha y la osadía. En su vejez, tiene cuidado de ser codicioso”.

Cuando uno de sus seguidores le preguntó cómo ser un Jun Zi, Confucio respondió: «El que actúa antes de hablar de ello es un Jun Zi».

Cuando otro seguidor hizo la misma pregunta, Confucio respondió: “Jun Zi no tiene preocupaciones ni temores. Dado que está erguido, no hay nada que temer o por lo que se sienta ansioso».

“Jun Zi no busca la satisfacción de la comida o la comodidad de vivir. Trabaja duro cuando hace las cosas y elige sus palabras con cuidado cuando habla».

«Tomando la moralidad (道義 dao yi) como rasgo fundamental, la practica con seriedad; expresándose con palabras humildes, se esfuerza por alcanzarla: este es un verdadero Jun Zi».

«El que solo teme su propia insuficiencia y no busca el reconocimiento de los demás es un Jun Zi».