Verdad, Inspiración, Esperanza

Otro desarrollador inmobiliario chino enfrenta problemas en medio de la crisis inmobiliaria

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 8 de noviembre de 2021
El Grupo Kaisa, con sede en Shenzhen, tiene dificultades para pagar sus cuotas. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

Desde que la mayor promotora inmobiliaria de China, Evergrande, reveló en su situación financiera, varios otros actores del sector han admitido que también se encuentran en una situación difícil. La última en unirse a este grupo es la promotora inmobiliaria Kaisa, con sede en Shenzhen.

El 5 de noviembre, se suspendió la cotización de las acciones de Kaisa Group y sus subsidiarias en la bolsa de valores de Hong Kong. Las subsidiarias citaron un anuncio «pendiente» sobre la compañía en sus presentaciones. El 4 de noviembre, Kaisa había dicho que enfrentaba una “presión sin precedentes” con respecto a su situación financiera debido al desafiante entorno del mercado inmobiliario y las rebajas de calificación crediticia.

El mes pasado, Kaisa canceló una reunión con inversores. Unos días después, S&P y Fitch Ratings rebajaron la calificación de la empresa, lo que provocó una caída de los precios de las acciones. En lo que va del año, las acciones de Kaisa han caído más del 70 por ciento.

Según Fitch, la compañía fue degradada debido a la incertidumbre sobre el refinanciamiento de los vencimientos de sus bonos en dólares y los pagos de cupones. S&P señaló que la estructura de capital de Kaisa es “insostenible” debido a los considerables vencimientos de deuda a corto plazo, problemas de flujo de efectivo y debilitamiento de la liquidez. En diciembre vencerá una deuda de US$ 400 millones. Durante los próximos 12 meses, se espera que vencen alrededor de US$3.2 mil millones en pagarés senior en el extranjero.

Recientemente, la empresa no realizó un pago vinculado a los productos de gestión patrimonial que había garantizado. Los productos patrimoniales tienen 12,8 mil millones de yuanes ( US$2 mil millones) en capital e intereses pendientes. 

Al parecer, Kaisa ha ofrecido a los inversores devolver las cuotas en efectivo, pagando el 10 por ciento del principal y luego el 25 por ciento de los intereses cada tres meses. «Kaisa es una empresa responsable… Si se le da tiempo, Kaisa tiene la capacidad y los métodos para pagar», dijo el presidente Kwok Ying Shing a los inversores minoristas durante una llamada.

Actualmente, Kaisa está recaudando fondos para aliviar la presión financiera. Como parte de esto, la compañía planea vender 18 activos que posee en Shenzhen valorados en 81,8 mil millones de yuanes (US$12,78 mil millones) para fines del próximo año, según un documento visto por Reuters

El dinero recaudado de las ventas se utilizará para pagar las cuotas de los productos de gestión patrimonial. Se dice que empresas estatales como China Resources Land están en conversaciones con la empresa para comprar algunos de sus activos.

Los productos de gestión patrimonial en China suelen estar dirigidos a personas que tienen un bajo apetito por el riesgo y desean invertir en los activos más seguros posibles. Estas inversiones suelen incluir instrumentos del mercado monetario y de renta fija. 

Como tal, el posible incumplimiento de Kaisa de sus obligaciones sobre los productos de gestión de patrimonio puede tener graves consecuencias en el panorama de inversiones del país.

«El colapso de un producto de gestión patrimonial de varios miles de millones de yuanes no es sólo una cuestión financiera; podría desencadenar el caos social si el emisor no logra calmar las preocupaciones de los inversores con planes de reembolso concretos… Los promotores inmobiliarios están ahora muy vigilados, ya que el gobierno les exige que reduzcan el ratio de apalancamiento, lo que provoca riesgos de liquidez», declaró a SCMP Wang Feng, presidente de la empresa de servicios financieros Ye Lang Capital, con sede en Shanghai.

Mientras tanto, el mercado inmobiliario de China está lidiando con menores ventas que se han sumado a los problemas financieros de los desarrolladores. Según la firma de investigación inmobiliaria China Real Estate Information Corp (CRIC), las ventas de viviendas nuevas de los 100 principales desarrolladores del país disminuyeron un 32 por ciento en octubre de un año a otro. 

El período de septiembre a octubre se considera tradicionalmente como un momento excelente para el sector inmobiliario. Pero la crisis actual ha afectado al mercado, y el CRIC pronostica que las ventas seguirán desacelerándose hacia fines de año.