Verdad, Inspiración, Esperanza

Funcionarios chinos anuncian órganos humanos en un sitio web público, lo que suscita el escrutinio sobre el abuso de los trasplantes

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 6 de noviembre de 2021
Esta foto tomada el 9 de agosto de 2013 muestra al cirujano plástico Wang Xuming (C) realizando una operación de nariz "especial" en un paciente en su clínica en la ciudad de Chongqing, suroeste de China. China está detrás de Estados Unidos y Brasil en cuanto al número de operaciones de cirugía plástica realizadas cada año, según la Sociedad Internacional de Cirujanos Plásticos Estéticos. (Imagen: PETER PARKS / AFP a través de Getty Images)

Los funcionarios de la provincia de Henan, en el centro de China, han publicado un calendario de tarifas y disponibilidad de los diferentes «órganos donados», y sin quererlo han puesto de manifiesto el abuso de los trasplantes a gran escala que se ha producido con el apoyo del Partido Comunista durante décadas.

El medio de comunicación estatal Xinhua publicó la nota del diario Zhengzhou Evening News el 3 de noviembre. Según el informe, seis departamentos gubernamentales habían colaborado en la declaración conjunta, aunque solo se mencionaban tres: la Comisión de Salud de la provincia de Henan, el Departamento de Finanzas y la Oficina de Supervisión y Administración del Mercado.

El anuncio declaró que «los órganos no tienen precio», luego procedió a detallar el desglose de precios como costos incluidos para la evaluación de órganos, el mantenimiento de la función, la adquisición, las pruebas, la preservación y el transporte.

«Las tarifas no son los ‘precios’ de los órganos, ya que la donación de órganos es voluntaria y gratuita», decía el aviso, y enfatizaba que las tarifas enumeradas tenían como objetivo regular la venta de órganos y «proteger los derechos de los donantes de órganos y sus receptores».

El anuncio de la provincia de Henan plantea una gran preocupación a la luz de la creciente evidencia de que, en lugar de donantes de órganos dispuestos, la gran mayoría de los trasplantes de órganos realizados en China provienen de prisioneros asesinados encarcelados por su fe religiosa o actividades políticas. 

En particular, la industria china de trasplantes de órganos se disparó en los años inmediatamente posteriores al inicio de la persecución del Partido Comunista Chino a Falun Gong en 1999, una disciplina espiritual de la Escuela Buda practicada por unos 70 a 100 millones de chinos en ese momento. Investigaciones y testimonios posteriores han vinculado la industria china de trasplantes con el asesinato en masa de practicantes de Falun Gong.  

‘Asesinato disfrazado’

Muchos en el público expresaron conmoción y disgusto por el hecho de que los órganos humanos estuvieran disponibles para su compra con tanta facilidad, mientras que otros criticaron los precios por ser demasiado elevados.

«Además de los gastos quirúrgicos, los pacientes deben pagar una tarifa adicional de 260.000 yuanes [por un hígado]. ¡Ustedes realmente saben cómo ganar dinero!» comentó un usuario.

Otro usuario cuestionó: «¿Por qué un hígado, capaz de regenerarse, es más caro que un corazón o un riñón, que no pueden regenerarse?»

Un individuo anónimo que solo se identificó con el nombre de usuario de “qzone1418566686344999UUI” dijo: “Preferiría ser enterrado en tierra antes que entregar mis órganos [al gobierno] ya que esto es un asesinato. ¡Asesinato disfrazado!»

Algunos usuarios ridiculizaron al gobierno chino por poner los órganos a la venta como si fueran artículos casuales que se pueden comprar en línea.

“¿Existe un descuento del 20 por ciento por comprar dos órganos al mismo tiempo? ¿El envío es gratuito el Día Nacional de China [un día festivo]?» comentó un usuario de Taiwán.

Un mercado negro para la sustracción de órganos

Esta no es la primera vez que el régimen chino se convierte en noticia mundial por la siniestra práctica del tráfico de órganos.

La BBC informó en un artículo el 27 de noviembre de 2020 que seis personas, incluidos varios médicos, habían sido arrestadas y encarceladas en China por sustraer ilegalmente órganos de víctimas de accidentes.

Según el informe, el grupo había engañado a las familias de los fallecidos haciéndoles creer que estaban haciendo donaciones oficiales de órganos.

Los medios locales dijeron que apuntarían a víctimas involucradas en accidentes automovilísticos o pacientes que sufrieron hemorragias cerebrales en el Hospital Popular del Condado de Huaiyuan en la provincia oriental de Anhui.

Allí, el director de la Unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital, identificado como Yang Suxun, se acercaba a los familiares de los pacientes y les preguntaba si les gustaría donar los órganos de sus seres queridos. Luego, las familias firmarían lo que luego resultaría ser formularios de consentimiento falsos.

Las víctimas serían sacadas del hospital en medio de la noche y colocadas en camionetas improvisadas disfrazadas de ambulancias donde los médicos extraerían los órganos. Estos luego se venderían a personas enfermas en el mercado negro u otras conexiones hospitalarias que mantuviera la red de tráfico.

Un informe compilado por el grupo de derechos humanos Victims of Communism con sede en Washington también señaló el momento coincidente de la campaña contra Falun Gong del entonces líder del Partido Jiang Zemin en China, que comenzó en julio de 1999 – seis meses antes del rápido crecimiento de la industria de los trasplantes – y citó informes de las personas afectadas sobre los análisis de sangre y los exámenes físicos, señalando datos coherentes con los utilizados para la cosecha de órganos.

Los expertos opinan

Ohno Akira, profesor de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad de Shizuoka en Japón, dijo que el problema es serio.

«Esto no sucedería en un país democrático», dijo Akira. «La extirpación de órganos y la cirugía de trasplante están incluidos en el costo total», y agregó que la publicación oficial de las tarifas de los órganos podría aumentar la delincuencia, ya que los grupos vulnerables podrían ser potencialmente atacados y asesinados por su órganos, socavando la estabilidad social.

El comentarista de actualidad Cai Shenkun dijo a Radio Free Asia el 2 de noviembre que el aumento en el trasplante de órganos probablemente se atribuye a la percepción de que los productos chinos a bajo precio y la obtención de órganos en China se consideraba fácil y rápido, con un costo quirúrgico relativamente bajo.

En comparación, en los EE. UU., el tiempo promedio de espera para un riñón es de 5 años, 11 meses para un hígado y 6 meses para un pulmón. Según las estadísticas de donación de órganos, se agrega un nuevo paciente a la lista de trasplantes cada 9 minutos. Actualmente, hay más de 120.000 personas que necesitan un trasplante de órganos, y 17 personas mueren todos los días mientras esperan un órgano que les salve la vida.

The Epoch Times también publicó una exposición a gran escala con el Dr. Wang Zhiyuan, jefe de Investigación de la Organización Mundial, sobre la persecución a Falun Gong.

El Dr. Wang, un exmédico militar especializado en aviación, ha pasado casi 15 años investigando la sustracción de órganos perpetrada por el régimen chino.

Según el análisis, hay dos razones principales para el intento del PCCh de regular la venta de órganos: una es legalizar la práctica del comercio de órganos y la segunda es un encubrimiento integral del genocidio masivo que existe hoy en China.

Según un informe de Radio Free Asia publicado el 12 de marzo de 2020, la comunidad internacional ha cuestionado constantemente la fuente de los órganos trasplantados de China. Se cree que los uigures de Xinjiang encarcelados en campos de concentración masiva y los practicantes de Falun Gong perseguidos son la principal fuente de órganos desde el incidente de Sujiatun en 2006.

«Lista de precios» para órganos

A continuación se muestra una imagen de la tabla de precios detallada, traducida del chino. Todos los precios son aproximados:

El cuadro de precios publicado por las autoridades provinciales de Henan. (Imagen: a través de WeChat)

Hígado de adulto: 260.000 yuanes chinos (40.000 dólares)

* Hígado de niño: 100.000 yuanes (15.000 dólares)

Lóbulo izquierdo o derecho del hígado: 100.000 yuanes (15.000 dólares)

Corazón: 100.000 yuanes (15.000 dólares)

Un riñón adulto: 160.000 yuanes (25.000 dólares)

Ambos riñones de adulto: 230.000 yuanes (36.000 dólares)

Un riñón de niño: 100.000 yuanes (15.000 dólares)

Ambos riñones de niño: 150.000 yuanes (23.000 dólares)

Un pulmón o dos pulmones: 80.000 yuanes (12.000 dólares)

Páncreas: 50.000 yuanes (8.000 dólares)

Las córneas se cotizaban a 10.000 yuanes (1.500 dólares), vendiéndose una sola córnea por unos 1.500 dólares y un par por 3.000 dólares.

* El término «niño» se explicaba como cualquier individuo menor de 18 años.