Verdad, Inspiración, Esperanza

China pide a los ciudadanos que almacenen suministros esenciales

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 4 de noviembre de 2021
WUHAN, CHINA - WUHAN, CHINA - 2 DE AGOSTO: (CHINA OUT) La gente usa máscaras protectoras mientras hacen fila para pagar en un supermercado el 2 de agosto de 2021 en Wuhan, provincia de Hubei, China. En noviembre, los ciudadanos chinos se apresuraron a ir a los supermercados después de que Pekín aconsejara a las personas que se abastecieran de suministros básicos. (Imagen: Getty Images)

Beijing ha desatado el frenesí entre los ciudadanos chinos tras publicar un aviso en el que se pedía a la población que se abasteciera de artículos de primera necesidad. Aunque el gobierno no dio una razón clara para la instrucción, el hecho de que llegara en un momento en que el país está luchando con una nueva ola de infecciones de COVID-19 y numerosos desastres naturales que han afectado al suministro de alimentos fue suficiente para que la gente empezara a pensar en el peor escenario posible.

A medida que cundía el pánico, los supermercados se llenaban de gente. «En cuanto salió esta noticia, todos los ancianos que están cerca de mí se volvieron locos, comprando en el supermercado por pánico», escribió una persona en Weibo. Otro usuario señaló que el gobierno no les había informado sobre el almacenamiento de productos cuando comenzó la pandemia el año pasado, mientras que otro especuló que el aviso era para indicar que es posible que las personas no puedan comprar verduras cuando llegue la temporada de invierno.

Más tarde, los medios estatales intentaron sofocar las preocupaciones que desencadenaron las compras de pánico. El medio de comunicación respaldado por el PCCh, The Economic Daily, pidió a la gente que mantuviera la calma y no se alarmara. Insistió en que el aviso era solo un consejo presentado por el gobierno para garantizar que las casas estén abastecidas con lo esencial diario en caso de que se anuncie un cierre de COVID-19 en su región.

Hu Xijin, editor de Global Times, respaldado por el régimen chino, desestimó las sugerencias de que el aviso estaba relacionado de alguna manera con las tensiones entre China y Taiwán. La emisora ​​estatal CCTV publicó una entrevista con el funcionario del Ministerio de Comercio, Zhu Xiaoliang, quien insistió en que los suministros diarios son suficientes y están «totalmente garantizados». Asimismo afirmó que el aviso estaba dirigido a las autoridades locales.

El mal tiempo afectó la producción de alimentos de China. A principios de octubre, el clima extremo destruyó los cultivos en el área de Shandong, que es la región de cultivo de hortalizas más grande de China. 

Un agricultor de la provincia dijo al Global Times que la producción de verduras es demasiado baja este año. Las lluvias inusualmente fuertes habían reducido drásticamente la producción de tomate en alrededor de un 25 por ciento en comparación con el año anterior.

En la provincia de Henan, tres meses de lluvia han inundado gran parte de las tierras agrícolas planas, sumergiéndolas bajo el agua. “No hay nada este año. Todo se acabó… Los agricultores de las tierras bajas básicamente no tienen cosecha, nada”, dijo el agricultor Wang Yuetang al Daily Mail .

Según datos del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales (MOA), los precios de las verduras aumentaron un 16 por ciento en octubre. 

El precio de 26 verduras subió desde septiembre, con la espinaca y el pepino aumentando en un 45 por ciento y un 80 por ciento, respectivamente. En Shanghai, los precios de algunas verduras se acercaron al precio de la carne.

Según Wang Hongcun, un funcionario de la Oficina de Comercio Municipal de Beijing, el esfuerzo nacional para contener los casos de COVID-19 también podría ser un factor que contribuya al aumento de los precios de los alimentos. El costo del tránsito entre regiones podría aumentar debido a estrictas medidas de contención. Es probable que este costo se agregue al precio final de los alimentos. 

La estricta política COVID-19 de tolerancia cero de China da como resultado que las autoridades cierren una región inmediatamente cuando se detectan infecciones. La prisa por controlar el brote viral también está provocada por los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en el país en febrero de 2022. Beijing espera tener cero infecciones diarias de COVID-19 para ese momento.

El Ministerio de Comercio de China ha dado instrucciones a las autoridades locales para que firmen contratos a largo plazo con proveedores agrícolas para asegurar alimentos para el invierno. El gobierno también está pidiendo a la gente que no pida más comida de la necesaria e informe sobre los restaurantes que desperdician alimentos.