Verdad, Inspiración, Esperanza

China utiliza aeropuerto civil para lanzar aviones militares en espacio aéreo de Taiwán

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 2 de noviembre de 2021
Un soldado de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación (PLAAF) se toma una selfie frente a un avión de combate J-10 antes del Airshow China 2014 en Zhuhai, provincia de Guangdong, en el sur de China, el 10 de noviembre de 2014 (Imagen: JOHANNES EISELE / AFP a través de Getty Images)

El aeropuerto Shantou-Waisha en la provincia de Guangdong de China se encuentra a menos de 220 millas de la ciudad de Tainan, en el sur de Taiwán. Inaugurado en 1956 como aeropuerto militar para el Ejército Popular de Liberación de China (EPL), el aeropuerto comenzó a albergar a los transportistas comerciales en 1974. 

Fue el principal aeropuerto de la ciudad de Shantou hasta 2011, cuando otro aeropuerto se hizo cargo de las operaciones. Sin embargo, Beijing parece estar utilizando el aeropuerto Shantou-Waisha una vez más con fines militares, específicamente contra Taiwán.

Según las imágenes de satélite proporcionadas por Planet Labs a Defense News, el aeropuerto ha estado albergando destacamentos rotativos de aviones del EPL desde octubre del año pasado. Una imagen de ese mes mostraba dos aviones de guerra antisubmarina Shaanxi KQ-200 estacionados en el aeropuerto.

El 7 de mayo se vieron dos aviones similares. Ese día, el Ministerio de Defensa de Taiwán había anunciado que dos KQ-200 habían traspasado la parte sur de la Zona de Identificación de Defensa Aérea de la isla (ADIZ). El avión voló y regresó en dirección a Shantou.

«Ese tipo de zona es un espacio aéreo sobre el que se vigila la identificación y localización de las aeronaves que operan en él con fines de seguridad nacional, y está separado y puede extenderse más allá del espacio aéreo territorial de un país para darle más tiempo para responder a las aeronaves de interés», según Defense News.

El 2 de septiembre, seis aviones Sukhoi Su-27/30 Flanker fueron vistos en la base. Unos días después, Taiwán informó que los aviones chinos Su-30 habían entrado en su ADIZ.

El medio de comunicación especuló que la presencia de aviones similares en Shantou-Waisha y durante la violación de ADIZ indica que la base aérea podría ser operada por el EPL como un «punto de partida conveniente» para sus aviones que se dirigen hacia Taiwán. 

La base permite que el EPL reduzca el tiempo necesario para acceder y realizar patrullas en las regiones del sur del Estrecho de Taiwán, el Canal de Bashi y el Mar de China Meridional.

Últimamente, Beijing ha enviado más aviones a la ADIZ de Taiwán. Los expertos creen que esta creciente muestra de agresividad está provocada por los crecientes lazos entre Estados Unidos y Taiwán.

El apoyo de Washington a Taipéi es problemático para Beijing, ya que podría impedir que Beijing anexara con éxito la isla. Beijing no ve a Taiwán como una entidad independiente separada, sino solo como una provincia descarriada que pronto debería unificarse con el continente.

La presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, advirtió sobre la actitud beligerante de Beijing. En una entrevista con CNN, la presidente dijo que la amenaza de China crece «todos los días» y confirmó que algunos soldados estadounidenses estaban presentes en la isla con fines de entrenamiento. 

Tsai dijo que Taiwán tiene una «amplia gama de cooperación» con Estados Unidos para impulsar las capacidades de defensa de la isla. Tsai, que calificó a Taiwán como un «faro» de la democracia, enfatizó que la isla debe ser defendida para defender los valores democráticos en el mundo.

“Aquí está esta isla de 23 millones de personas que se esfuerzan todos los días por protegernos y proteger nuestra democracia y asegurarnos de que nuestra gente tenga el tipo de libertad que se merece… Si fracasamos, eso significa que las personas que creen en estos valores dudarían de si estos son valores por los que [deberían] luchar”, dijo Tsai.