Verdad, Inspiración, Esperanza

Consciencia colectiva: el poder de cambiar el mundo

Published: 1 de noviembre de 2021
Los seres humanos somos parte de un todo al que llamamos universo, una parte limitada en el tiempo y en el espacio. ¿Pero podría existir una consciencia colectiva? Foto: geralt /Pixabay

Como sabemos, los seres humanos somos parte de un todo al que llamamos universo, una parte limitada en el tiempo y en el espacio.

¿Pero podría ser que tengamos una especie de ‘consciencia colectiva’ que anticipe los acontecimientos en la Tierra? ¿Estamos interconectados entre nosotros y con el universo? ¿podría existir acaso una mente universal?

Una asombrosa investigación comprobó recientemente que existe una relación directa entre hechos físicos concretos y una consciencia de carácter mundial.

Este dato resulta alentador ya que si una consciencia global a gran escala tiene efectos en el mundo físico, esto podría significar que los seres humanos podemos trabajar intencionalmente hacia un futuro más brillante y más consciente.

A continuación te compartimos más detalles sobre este revelador estudio:

  • Con ciertos parámetros en sus computadoras, un grupo de científicos de Princeton, detectó anomalías que se interpretaron como anticipaciones colectivas ante ciertos eventos de carácter trascendente y mundial. 

Por ejemplo, cuatro horas antes del atentado del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas en Manhattan, varias de las computadoras de este proyecto comenzaron a transmitir patrones anormales y hasta alocados, los cuales fueron captados en la base central de procesamiento.

Jacoby Clarke / Pexels

Eventos tales como congestiones vehiculares masivas o el encendido simultáneo de millones de receptores de radio y TV en canales de noticias, eran algunos de aquellos parámetros corridos del índice de normalidad.

Estos parecían anticipar la tragedia que comenzó exactamente a las 8:45 AM del mismo día, con el impacto del primer avión sobre uno de los edificios.

Entonces ¿Existe una consciencia mundial? ¿estamos interconectados?

Si la interpretación de los valores obtenidos por las computadoras de este proyecto llamado “Global Consciousness Project” (Proyecto de Consciencia Global) es correcta, existe la posibilidad de que los hechos imposibles de percibir conscientemente por los humanos en forma individual, sin embargo puedan ser percibidos por todos como un conjunto.


Los científicos distribuyeron por todo el mundo unos ordenadores que observan partículas cuánticas y generan números aleatorios en base a los cambios en las partículas. Yan Krukov / Pexels
  • A través de decenas de computadoras distribuidas en 70 lugares de todo el planeta, el Proyecto de Consciencia Global chequea, a cada segundo, las variables establecidas para obtener un patrón único de conducta mundial, el cual permanece estabilizado la mayor parte del tiempo.

Estas computadoras actúan como “generadores numéricos aleatorios” que cada segundo procesan 200 bits de información para enviarla al centro de análisis, en Princenton, EE. UU.

Dada la cantidad de información, y debido a que los parámetros medidos de conducta humana se dan al azar, las estadísticas reflejadas por dichos parámetros tienden a estabilizarse en un valor determinado. 

Por ejemplo, si una congestión vehicular está comenzando en este lado del mundo, probablemente otra esté resolviéndose un poco más allá. Si una persona enciende un televisor, seguramente otra lo está apagando cerca o lejos de allí. El valor de las conductas sociales generalmente se mantiene constante. 

La acción individual de una persona pasa desapercibida, pero cuando una cantidad considerable de individuos (a escalas globales) cambia su conducta, altera los resultados y esto se hace muy visible en los gráficos.

  •  Si un acontecimiento social significativo está ocurriendo, e incluso antes de que este ocurra, el gráfico mundial da un salto espectacular, el cual no es fácil de explicar según las leyes del azar.

Este “salto” de patrones ocurrido durante el atentado de las torres gemelas del World Trade Center no es el único registro hecho por la central de Princeton. 

Anomalías similares se registraron 24 horas antes de que el tsunami de diciembre de 2004 azotara las costas del sudeste asiático matando a 250.000 personas, como así también en atentados a embajadas, en tomas de rehenes, en el funeral de Lady Di, en el accidente submarino de Kursk, en las vísperas de año nuevo, etc.

Aunque los resultados de la experimentación no tengan explicación desde la ciencia actual, los científicos del proyecto aseguran que “los análisis son inequívocos”.

  • El hecho de que los generadores numéricos aleatorios puedan reflejar nuestro trauma y consternación incluso antes que nuestras mentes y corazones lo expresen, es un enigma que la ciencia aún debe comprender.

Los efectos sutiles pero reales de la consciencia son científicamente importantes, pero su verdadero potencial es lo más esperanzador, ya que este nos alienta a realizar cambios esenciales y saludables.

Ya que de alguna forma las grandes emociones colectivas producen un cambio concreto, si gran parte de la gente trabaja para lograr un mundo mejor, si la mayoría desea lo mismo -por ejemplo la paz- probablemente esto se podría concretar.

Si la mayoría de los seres humanos, o al menos más de la mitad tuvieran al mismo tiempo pensamientos positivos y bondadosos, esto seguramente rectificaría muchas cosas desviadas en el mundo y la Tierra podría convertirse en un lugar pacífico, con aire limpio y corazones puros.

¿Qué te ha parecido la idea? ¿Suena como una utopía o crees que se puede lograr un mundo de paz? Quizás no sea ahora mismo, pero tal vez en un futuro se pueda lograr, no hay que perder la esperanza.