Verdad, Inspiración, Esperanza

La nueva ley de China podría castigar a los padres por la mala conducta de sus hijos

Fanático del anime, vería películas todo el día si fuera posible, de cualquier género. La inversión más preciada para su casa sería una sala de teatro. Si Prakash no está escribiendo, entonces seguro estaría allí.
Published: 22 de octubre de 2021
Si un niño en China comete un delito, sus padres pronto pueden enfrentar un castigo de acuerdo con la legislación propuesta recientemente. (Imagen: dennies025 a través de Pixabay)

El régimen comunista chino está considerando una legislación que penalizará a los padres por delitos o «muy mal comportamiento» cometidos por sus hijos. Está previsto que el Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo revise el proyecto de ley esta semana.

De acuerdo con el proyecto de ley de promoción de la educación familiar, las autoridades amonestarán a los tutores de los niños que muestren un comportamiento delictivo o malo. Los padres deberán completar programas de orientación de educación familiar. Si los niños menores de 16 años cometen un delito legal, los padres también pueden ser castigados por las autoridades. La ley también les pide a los padres que dediquen suficiente tiempo para que sus hijos jueguen, hagan ejercicio y descansen.

La ley propuesta establece que los padres son responsables de enseñar a los niños lo que el partido gobernante considera valores esenciales, como «amar al partido [Comunista], la nación, la gente y el socialismo», «respetar a los ancianos y cuidar de los jóvenes», y «ser ahorrativo y frugal». Los padres están obligados a enseñar a los niños sobre la conciencia legal, la responsabilidad social, la obediencia a las costumbres sociales, la unidad étnica, la unificación nacional y más.

«Hay muchas razones por las que los adolescentes se portan mal, y la falta o la educación familiar inadecuada es la causa principal», dijo en un comunicado Zang Tiewei, portavoz de la Comisión de Asuntos Legislativos del Congreso Nacional del Pueblo .

Una versión anterior del proyecto de ley establecía que los padres que no cumplieran con la capacitación en educación familiar tendrían que pagar multas de hasta un máximo de 1.000 yuanes (alrededor de 156 dólares) o ser detenidos durante cinco días, según la gravedad del caso.

La ley del programa de educación familiar también prohíbe a los padres utilizar la violencia contra los niños para educarlos. En China, el castigo corporal está prohibido desde 1986. Sin embargo, se siguen aplicando medidas tan duras, especialmente en algunas regiones rurales.

Beijing ha venido reafirmando cada vez más sus políticas sobre las familias chinas. El año pasado se han producido bastantes enmiendas a las políticas que se centran en los jóvenes, la familia y los niños. A principios de este año, China relajó su política de restringir a una pareja a solo dos hijos. Según la regla enmendada, las parejas ahora pueden tener hasta tres hijos. 

Beijing también abordó los problemas de la adicción a los juegos en línea y la tendencia de adorar ciegamente a las celebridades en línea. A principios de este año, el Ministerio de Educación tomó medidas enérgicas contra las horas de juego para menores, restringiendo los juegos en línea a solo una hora los viernes, sábados y domingos.