Las jóvenes chinas de hoy no están interesadas en el matrimonio

By Ashok Ramprasad | 5 de diciembre de 2021
11 0
Una nueva encuesta revela que casi la mitad de las mujeres jóvenes de la ciudada en China no están interesadas en el matrimonio. (Imagen: tientoanmaimai10 a través de Pixabay)

La China comunista, la segunda economía más grande del mundo, se enfrenta a una crisis demográfica. Con una disminución en las tasas de natalidad y una fuerza laboral que envejece, el país enfrenta desafíos económicos y sociales. El censo de 2020 mostró que la población de China creció al ritmo más lento en la última década desde la década de 1950. Es probable que la desaceleración del crecimiento de la población empeore, ya que una encuesta reciente reveló que las mujeres jóvenes que viven en las ciudades no quieren casarse.

La encuesta fue realizada por un ala de la Liga de la Juventud Comunista. El 44% de las mujeres jóvenes de la ciudad y el 25% de los hombres dicen que no tienen planes de casarse. Muchos tampoco creen en el enamoramiento. En la encuesta, 2.905 jóvenes solteros entre las edades de 18 y 26 tomaron la encuesta.

Cuando se les preguntó sobre su «disposición a enamorarse», el 12,8% eligió «no estar dispuesto a enamorarse»; el 26,3% dijo «no estar seguro»; el 8,9% dijo que «no se casará»; el 25% dijo «no estar seguro» de casarse. En total, el treinta y cuatro por ciento no considera que el matrimonio sea una necesidad. Casi el treinta por ciento de los jóvenes dijo que nunca se había enamorado.

Cuando se les preguntó por las razones por las que no desean casarse, el 60,8 por ciento afirmó que «es difícil encontrar a la persona adecuada». Otro 34,5 por ciento dijo que «siente que no tiene el tiempo y la energía para casarse». 

La carga económica de criar hijos y el costo financiero del matrimonio fueron otras razones citadas por los encuestados para no casarse. La descripción de las relaciones poco saludables en los medios de comunicación y las experiencias personales negativas llevaron al 30,5 por ciento de los jóvenes a decir que «no creen en el matrimonio».

Los resultados de la encuesta no son un buen augurio para la China comunista, ya que quiere impulsar las tasas de natalidad. En mayo de 2021, la China comunista lanzó una nueva política de tres hijos, eliminando la prohibición de tener más de dos hijos por pareja. 

La retirada de la regla de los dos hijos fue la segunda vez en cinco años que China hizo un cambio marcado en sus directrices de control de la población. Ya en 2016, el gobierno chino revirtió su política de un solo hijo. Se había iniciado en 1979 para frenar el rápido crecimiento de la población del país.

La política de los tres hijos se adoptó después de que saliera a la luz que el país había experimentado el crecimiento demográfico más lento desde los años 50. Entre 2010 y 2020, la población de la China comunista solo creció en un promedio de 0,53 por ciento anual. Eso es menos que un crecimiento del 0,57 por ciento entre 2000 y 2010.  

Sin embargo, es probable que la política de los tres hijos no produzca el efecto deseado. Los jóvenes ahora siguen un estilo de vida “9-9-6” en el que trabajan 12 horas al día de 9 am a 9 pm, seis días a la semana. En combinación con el costo cada vez mayor de criar hijos, muchas personas no están interesadas en formar una familia. Además, las parejas jóvenes de las ciudades, específicamente las nacidas después de 1990, tienden a valorar sus carreras e independencia más que formar una familia.