Exsecretario del PCCh vertió gasolina y prendió fuego a la casa de un aldeano: 3 muertos y 20 heridos

By Juliet Wei | 6 de diciembre de 2021
Periodista con veinte años de experiencia en Estados Unidos. Graduada de la Universidad del Sur de California con Maestría en Periodismo Especializado. Credencial de corresponsal certificada de galerías de corresponsales de radio y televisión del Congreso de Washington DC. Credenciales aprobadas por la Casa Blanca otorgadas en varias ocasiones para transmisiones en vivo de mítines.
11 0
El ex secretario de la rama de la aldea del PCCh en el municipio de Bahe, provincia de Hubei, prendió fuego a la fiesta en casa de los aldeanos el 1 de octubre; 3 muertos y 20 heridos. (Imagen: Cortesía de The Epoch Times)

El 1 de octubre, Chen Yunlin, antiguo secretario de la rama del Partido Comunista Chino (PCCh) en el municipio de Bahe, en la ciudad de Huanggang, provincia de Hubei, utilizó gasolina y prendió fuego a la casa de Chen Dayan, aldeano local, mientras él, su familia y la comunidad en general celebraban su cumpleaños número 70. El acto fue supuestamente una represalia por una petición anterior de Chen Dayan en la que se quejaba de la destrucción de sus tierras de cultivo por parte del jefe del partido local hace años, informó The Epoch Times.

El incendio provocó la muerte de tres personas y otras 20 resultaron heridas. 

Según un pariente de Chen Dayan, el Sr. Chen habló con un reportero de La Gran Época y dijo que Chen Yunlin trajo dos barriles de gasolina a la casa y lo salpicó mientras los invitados celebraban. Chen Yunlin luego encendió la gasolina y toda la casa quedó envuelta en llamas en unos pocos minutos.

Un pariente de Chen Dayan describió la escena: “Hay más de ochenta personas en el lugar, Chen Yunlin llevaba dos barriles de gasolina, entró por la puerta arrojó el combustible al suelo, lo encendió directamente con un encendedor; la gasolina se incendió inmediatamente y toda la casa se incendió”.

No había forma de detenerlo. El fuego, encendido con gasolina, se propagó demasiado rápido. En solo unos segundos, el fuego había devorado la casa.

Otro aldeano entrevistado, con el seudónimo de Li Mei, fue testigo de cómo Chen Yunlin conducía su automóvil hasta la puerta de la casa de Chen Dayan, llevando dos grandes barriles de gasolina. Abrió las tapas, arrojó los barriles en la casa y luego se escapó tan pronto como arrojó un encendedor al gas. 

«Alguien que estaba en la puerta le vio llegar, se levantó a toda prisa, pero no tuvo tiempo de huir; alguien trató de agarrarle la gasolina pero no lo consiguió, luego se le derramó la gasolina en las manos, se quemó; algunas personas salieron con aceite en los zapatos por lo que se quemaron los pies; alguien fue detrás de Chen Yunlin, en el proceso de persecución, se le cayó una navaja del bolsillo a Chen Yunlin», dijo Li Mei, enfadada, a The Epoch Times.

Según Li Mei, se confirmó que murieron tres personas. Un hombre de setenta años, una niña de 8 años y un agente de la policía de tránsito local de 34 años de apellido Chen. Los muchos familiares de Chen Dayan se encuentran en una unidad de cuidados intensivos de Wuhan. Algunos miembros de su familia quedaron desfigurados.

Uno de los miembros de la familia de Chen Yunlin dijo con pesar: “Hay 3 personas muertas; hay 20 personas con quemaduras graves; todos están en la unidad de cuidados intensivos, pero no se nos permite visitarlos. Hay seis personas en el pabellón general, la mayoría de los heridos son familiares y algunos vecinos también tienen heridas leves”. Uno de ellos es un hombre de 85 años con quemaduras en hasta el 90 por ciento de su cuerpo, la mayoría de los demás son del 60 al 80 por ciento, y los de bajo grado son del 40 y 50 por ciento.

El Sr. Chen también dijo que las personas heridas son en realidad la columna vertebral de la familia Chen. Las personas con quemaduras pueden enfrentar muchos problemas más adelante, y ahora el 90 por ciento de ellos son básicamente discapacitados. Incluso si pudieran sobrevivir, perderían la capacidad de trabajar.

Alrededor de las 5:00 pm del día del incidente, la policía local arrestó al pirómano Chen Yunlin. Se dice que también le quemaron las manos y el cuerpo.

La Oficina de Seguridad Pública de Huanggang pidió a los aldeanos que eliminaran las publicaciones en Internet

Según los informes, los teléfonos celulares de los familiares lesionados fueron intervenidos y la Oficina de Seguridad Pública de Huanggang ordenó a los familiares que borraran cualquier información sobre el incidente. 

Un miembro de la familia del Sr. Chen dijo: “Ahora no sabemos qué hacer en el futuro. Ahora nuestros teléfonos celulares están siendo monitoreados».

Para las víctimas específicas, el gobierno de la ciudad de Bahe y el personal de la estación de policía de la ciudad de Bahe se negaron a dar los detalles, negándose a responder preguntas alegando que la información era demasiado «inconveniente para revelar».

Según Li Mei, las víctimas como resultado del incendio provocado en el banquete familiar de Chen Dayan han sido encubiertas por el gobierno durante más de diez días, pero ahora parece que no pueden ocultarlo más. 

Algunos aldeanos publicaron en línea en un intento de exponer el encubrimiento. La Oficina de Seguridad Pública de Huanggang ordenó a los aldeanos eliminar las publicaciones. 

El perpetrador, Chen Yunlin, de 59 años, es un «matón de aldea» corrupto con antecedentes gubernamentales, y anteriormente se había desempeñado como secretario de rama de la aldea, así como como representante del Congreso Nacional del Pueblo. 

Represalias contra los aldeanos solicitantes 

Según Li Mei y el entendimiento de otro aldeano, Chen Dayan era un granjero común, y el único «delito» que él y otros aldeanos cometieron fue apelar y denunciar a Chen Yunlin y otros funcionarios debido a sus actividades destructivas hacia la tierra cultivable local. 

Sin embargo, sus muchos años de peticiones fueron en vano. Peor aún, ellos, especialmente Chen Dayan, fueron atacados por Chen Yunlin. No fue una disputa entre dos funcionarios del partido de la aldea como afirman algunos medios estatales.

El 13 de octubre, las llamadas al número de teléfono del gobierno de la ciudad de Bahe, en un intento por obtener más información, no fueron respondidas o las personas que llamaron recibieron una señal de ocupado.