Verdad, Inspiración, Esperanza

Un planeta volátil: La actividad volcánica está más extendida de lo que se podría suponer

Darren es un aspirante a escritor que desea compartir o crear historias para el mundo. Es un fanático de Star Wars y un aficionado a la historia. Encuentra temas agradables, reconfortantes o interesantes en cualquier medio escrito.
Published: 23 de septiembre de 2021
Volcán submarino que libera gotas líquidas de dióxido de carbono, con partes amarillas de la pluma que contienen diminutas gotas de azufre fundido. Más del 70% de las erupciones tienen lugar bajo el mar. (Imagen: NOAA via Wikimedia Commons / Public Domain)

El interés por los volcanes se ha despertado recientemente después de que el fotógrafo indonesio Gunarto Song, en su misión de captar el impresionante espectáculo de la erupción del Monte Merapi, captara por casualidad el impacto de un meteorito en el volcán en una foto que se hizo viral al instante. 

Tras el impacto del meteorito, Song continuó documentando la bella y a la vez violenta fuerza del volcán en erupción, un espectáculo alarmante para un sorprendente número de comunidades de todo el mundo. Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) hay aproximadamente «1.500 volcanes potencialmente activos en todo el mundo», y eso no incluye los volcanes submarinos, que, según el Smithsonian Ocean, representan el 70% de todas las erupciones.

El anillo de fuego

El más activo de los 120 volcanes activos de Indonesia, el Monte Merapi, que significa «el que hace fuego», está situado justo al norte de la ciudad de Yogyakarta, en la isla de Java.

Según el Centro de Vulcanología y Mitigación de Peligros Geológicos de Yogyakarta, del monte salieron disparadas nubes de ceniza caliente, rápidos flujos piroclásticos y una mezcla de rocas, escombros, lava y gases, con un estruendo que podía oírse a kilómetros de distancia. Las nubes de ceniza cubrieron los pueblos y ciudades de los alrededores.

Las erupciones del pasado no solo han dañado las tierras cultivadas de abajo, sino que también se han cobrado vidas humanas, ya que la erupción de 2010 mató a 347 personas. Por ello, se advirtió a los habitantes de las tierras fértiles que rodean al volcán que estuvieran en alerta máxima y se mantuvieran a cinco kilómetros de la boca del cráter.

El planeta Tierra vive con fuego y furia en más lugares de los que nos imaginamos. (Imagen: Izaac Elms vía Pexels CC 0)

Erupciones en Alaska

Solo en Estados Unidos hay 169 volcanes potencialmente activos. El monte Pavlof, uno de los volcanes más activos de las islas Aleutianas, podría estallar sin previo aviso, según el geólogo Chris Waythomas, del Observatorio Volcánico de Alaska.

El 5 de agosto, el volcán liberó emisiones de ceniza de bajo nivel, elevando el nivel de amenaza volcánica de amarillo a naranja, lo que indica el comienzo de una erupción. Waythomas considera el pico como un volcán de sistema abierto, ya que “su sistema de tuberías magmáticas está abierto y los magmas pueden desplazarse a la superficie muy rápidamente y puede empezar a entrar en erupción casi sin previo aviso».

Además del monte Pavlov, otros dos volcanes de Alaska, el Gran Sitkin y el volcán Semisopochnoi, también están lanzando cenizas y escupiendo lava respectivamente, potencialmente listos para entrar en erupción también.

Erupciones en Europa

El 19 de mayo de 2021, dos volcanes italianos, el Etna y el Stromboli, entraron en erupción simultáneamente, según informó el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) de Italia.

El 9 de agosto, el Etna volvió a entrar en erupción, enviando ondas de choque que sacudieron las comunidades de la provincia de Catania, en el noreste de Sicilia, con explosiones por la mañana. A pesar de la intensidad de la explosión, Boris Behncke, del INGV, afirma que no hubo «nada anormal» en la actividad. Sin embargo, se advirtió de «posibles retrasos» en los vuelos de llegada y salida que deseaban evitar el contacto con la ceniza volcánica en el aire. 

El coloso de Europa

Más alarmante aún es la posible aparición del mayor volcán activo de Europa, el Marsili, que descansa en el fondo del mar Tirreno, cerca de Nápoles. Los científicos temen que la erupción del volcán submarino pueda provocar un tsunami que amenace el sur de Italia.

Hay al menos setenta volcanes submarinos en el mar Tirreno que podrían suponer una amenaza para la región, según el vulcanólogo del INGV Guido Ventura.

La temible belleza de un volcán en erupción es irresistible para muchos fotógrafos. (Imagen: Björn Austmar Þórsson vía Pexels CC 0)

Señales de alarma

Aunque la atención se centra en los volcanes más grandes y prominentes, los expertos creen que es posible que se produzcan efectos dominó de erupciones más pequeñas. 

«Por el momento, los cálculos están demasiado sesgados hacia las explosiones gigantes o los escenarios de pesadilla, cuando los riesgos más probables provienen de eventos moderados que inutilizan las principales comunicaciones internacionales, las redes comerciales o los centros de transporte», dijo la Dra. Lara Mani, del CSER.

Mani y sus colegas dedujeron que las erupciones menores podrían liberar nubes de ceniza, flujos de lodo y deslizamientos de tierra que interrumpen las comunicaciones y causan daños y pérdidas económicas.

«Tenemos que dejar de pensar en términos de erupciones colosales que destruyen el mundo, como se representa en las películas de Hollywood», añadió Mani. «Los escenarios más probables implican erupciones de menor magnitud que interactúan con nuestras vulnerabilidades sociales y nos llevan en cascada hacia la catástrofe».

Aunque nos gusta contemplar el bello y ardiente resplandor de las erupciones, el poder desatado de un volcán es algo que debe verse con respeto y precaución. En cuanto a la catástrofe potencial, si hacemos caso a las predicciones del Dr. Mani, podríamos hacer bien en repasar nuestras habilidades básicas de supervivencia, si estas erupciones nos devuelven a un estado primitivo. Como diría el simpático boy scout de tu barrio: «¡Estate siempre preparado!».