Verdad, Inspiración, Esperanza

Conmoción en Colombia: Padres fueron a motel y dejaron a su hija de 7 meses en el auto: murió

Published: 9 de enero de 2023
Una pareja implicada en la muerte de su bebé, de tan sólo 7 meses, enfrenta no sólo la condena pública en Colombia, sino, una de tipo penal que podría mandarlos varias décadas a prisión por una fatal decisión. (Foto: Lisa Fotios via Pexels: https://www.pexels.com/es-es/foto/persona-sosteniendo-el-volante-del-vehiculo-negro-1392621/)

El inicio de año para una lactante de 7 meses, marcó también el fin de su corta vida. Un trágico suceso en un motel de la colombiana localidad de Valledupar, generó conmoción en un país y más allá de este donde la noticia se viralizó.

En un inicio, la información fluyó con algunas imprecisiones, señalando sólo a la madre de la bebé. Sin embargo, los detalles fueron perfilando una responsabilidad compartida de ambos padres.

La información fue difundida por diversos medios de ese país sudamericano, entre estos, El Tiempo. En su portal web de noticias, varias piezas recogen el principio del fin de una vida inocente, una condena social para una joven pareja y el luto que esta lleva a cuesta por el deceso de su hija.

Las autoridades siguen recabando información de la jornada en la que sucedió la tragedia.

El motel en el que murió una bebé de 7 meses al interior de un auto

El motel Santa Bárbara, en el barrio 12 de octubre, está ubicado en la ciudad Valledupar, al norte colombiano. Se trata de un lugar que por estos días es el epicentro de la conmoción para toda una sociedad que lamenta lo ocurrido a una vida inocente.

En vísperas de año nuevo, la pareja identificada como María Camila Mengual Mójica, de 19 años, y Humberto Manuel Olivilla Pineda, de 23 años, aparcaron su auto en dichas instalaciones, cerca de la habitación que rentaron por unas horas.

Al entrar al lugar, desafortunadamente, no iban solos. En el vehículo en el que ingresaron, también iba su hija de 7 meses, a quien decidieron dejar al interior de este, mientras ellos ocupaban la pieza.

No obstante, lo que estaba planeado como una estadía corta, según ellos, se volvió una prolongada y trágica situación, la cual fue descubierta varias horas después, por un trabajador del motel.

Una niña sin vida al interior de un auto en el motel Santa Bárbara

En el motel Santa Bárbara, todo se desarrollaba con relativa normalidad. Al menos eso creían trabajadores y usuarios de sus instalaciones, quienes no imaginaban la situación.

Una de las personas que labora en el lugar, escuchó un vehículo con el motor encendido en el estacionamiento de la habitación #111. Al no obtener respuesta de sus ocupantes decidió entrar, encontrando una perturbadora escena: una niña estaba al interior del auto. Su semblante ya le indicaba que algo trágico le sucedió. Era la noche del domingo 1 de enero.

Con ayuda de personal, abrieron el auto. Los padres de la lactante estaban inconscientes en la cama. Mientras los despertaban, fue prioridad llevar a la niña a la clínica más cercana, pero sólo confirmaron lo que el trabajador temía: que la bebé no tenía signos vitales, confirmando su muerte.

Un reporte policial difundido por el medio local Semana, constató lo dicho por la persona que sacó a la menor del auto y la llevó a urgencias.

“Encontrando [que] dentro de la habitación había una femenina tendida en el piso y un masculino tirado en la cama. Al verificar el vehículo, encuentra en la parte interna a una menor que no respiraba; de inmediato, procedió a llevarla hasta la clínica pediátrica, donde el personal médico le indica que se encuentra sin signos vitales”.

Los motivos de una muerte trágica y prematura en un motel

Varios medios colombianos han informado del suceso que conmociona a una sociedad desde la norteña Valledupar, por las características de una muerte tan trágica como prematura.

Los trabajadores del lugar intentaron despertar a la pareja que dejó a la menor al interior de su auto. Parecían bajo los efectos de alguna sustancia y no estaban enterados de lo que le ocurrió a su bebé de 7 meses.

Desorientados, aún, recibieron la mala nueva: su hija murió asfixiada por monóxido de carbono. No se sabe exactamente cuánto tiempo inhaló el potente gas, pero sí fue el suficiente tiempo para acabar con su vida.

Ambos fueron llevados a la clínica donde yacía la menor de edad. El dolor y la confusión del momento se entremezclaron con un saldo desolador, que pronto fue de conocimiento público.

Habló la madre de la niña fallecida

Luego de saber que su hija murió por los efectos del monóxido de carbono, la pareja en el motel de Valledupar fue retenida por las autoridades, tras constatar que el cuerpo sin vida correspondía al de su pequeña hija.

Muchas versiones se han barajado desde que ocurrió la tragedia. Una de ellas tiene que ver con la acusación hacia la madre como única responsable de los hechos, tras difundirse que dejó a su hija en el auto, mientras sostenía un encuentro con un sujeto que no era el padre de la criatura.

Sin embargo, al cierre de esta nota, los detalles aclararon que se trató de una responsabilidad compartida, que derivó en la muerte de la niña.

Recientemente se supo que María Camila Mengual Mójica y Humberto Manuel Olivilla Pineda fueron liberados, mientras se recaban más antecedentes del suceso y ante la falta de una acusación por parte de la fiscalía local.

El portal de noticias Infobae, publicó que las pruebas practicadas a la pareja, arrojaron consumo de drogas y otras sustancias. Otros medios sostienen que los afectó la inhalación de monóxido de carbono, por el escape de dicho gas que mató a la bebé.

Poco después, la joven madre declaró a las autoridades que dejaron a su hija en el auto, con el motor encendido, para que tuviera aire acondicionado. En tanto, el motel fue clausurado por 5 días y multado por el ingreso de menores de edad, sin una verificación exhaustiva.

Las acusaciones lanzadas entre una y otra familia de la bebé fallecida

El dolor y el luto que envuelve a dos familias colombianas, es grande.

Cuando se enteraron de la situación, los familiares de la bebé de 7 meses, fallecida en el auto, al interior del motel, llegaron hasta el lugar, donde recibieron la peor noticia.

El periódico El Tiempo describe una dolorosa, pero también tensa situación. “Había mucho dolor, pero también sentimientos de culpa. Se insultaron unos a otros, tratando de encontrar una explicación a la tragedia familiar. Todos viven un dolor profundo”, recoge, como testimonio en el lugar, dicha publicación.

Se supo, además, que la madre de la niña es estudiante de la carrera de Atención y orientación a la primera infancia, al norte de la localidad del Cesar.

Es una situación polémica que busca dilucidar el grado de responsabilidad de ambos padres. El periódico colombiano, Semana, citó a juristas sobre las implicaciones legales contra Mengual y Olivilla. Para algunos abogados, estos pueden ser acusados de homicidio culposo, dado su actuar. Otros, opinan que la tipificación puede ser mayor.

“No obstante, consideramos que por las características del hecho, por la posición de garante de la madre y su acompañante, respecto de un menor de edad, no estaríamos hablando de una conducta culposa, sino de una conducta dolosa agravada, específicamente por el parentesco de la progenitora”, declaró Marlon Díaz, vicepresidente del Colegio de Abogados Penalistas, cuando desconocían que el padre de la menor también estaba implicado en los hechos.

Si se tratase de homicidio doloso, podrían enfrentar hasta 4 años de prisión, según la legislación colombiana. Sin embargo, bajo los efectos de drogas u otra sustancia, la pena podría significarles 17 años en la cárcel.

Artículo publicado originalmente por BioBioChile