Verdad, Inspiración, Esperanza

Elon Musk advierte sobre una recesión global que duraría hasta principios de 2024

Darren es un aspirante a escritor que desea compartir o crear historias para el mundo. Es un fanático de Star Wars y un aficionado a la historia. Encuentra temas agradables, reconfortantes o interesantes en cualquier medio escrito.
Published: 27 de octubre de 2022
Elon Musk, consejero delegado de Tesla, concede una entrevista a su llegada a la reunión de Offshore Northern Seas 2022 (ONS) en Stavanger, Noruega, el 29 de agosto de 2022. Musk afirma que la recesión mundial durará probablemente hasta la primavera de 2024, pero sigue confiando en que la producción de sus fábricas de Tesla se disparará. (Imagen: CARINA JOHANSEN/NTB/AFP vía Getty Images)

El 21 de octubre, Elon Musk advirtió que el mundo se enfrenta a una recesión global que podría durar hasta la primavera de 2024.

A medida que ocurren los desarrollos en Europa y China, el CEO de Tesla se está preparando para acelerar a fondo la producción, ya sea que llegue la recesión o no.

Preparándose para la recesión

En Twitter, Musk respondió a un tuit de Shibetoshi Nakamoto, el alias en línea utilizado por el cocreador de Dogecoin, Billy Markus, quien dijo que si bien los casos de COVID-19 eran bajos, el mundo aún podría tener que lidiar con una «inminente recesión global y apocalipsis nuclear».

“Seguro que sería bueno tener un año sin un evento global horrible”, respondió Musk.

Cuando Tesla Owners Silicon Valley, una cuenta de Twitter con casi 600.000 seguidores, le preguntó cuánto duraría la recesión, Musk respondió que duraría “hasta la primavera del 24”.

A pesar del crecimiento del PIB en los EE. UU. del 6% en 2021, muchos esperan que caiga un 3,2% en 2022, seguido de un 2,7% adicional el próximo año, según el Fondo Monetario Internacional. La Reserva Federal espera que el PIB en los EE. UU. solo aumente al 0,2% este año.

Al mismo tiempo, Tesla no logró alcanzar las estimaciones de ingresos y advirtió sobre posibles retrasos en las entregas en 2022. Sin embargo, Musk sigue confiando en que la economía de EE. UU. goza de “bastante buena salud”, aunque enfatizó que las tasas de interés altísimas la están afectando.

Criticó el levantamiento de la tasa de interés de referencia por parte de la Reserva Federal en respuesta al aumento de la inflación.

“Las decisiones [de la Reserva Federal] tienen sentido si miras por el espejo retrovisor, no si miras por el parabrisas”, dijo.

“Un poco de eso es elevar las tasas de interés más de lo que deberían, pero creo que eventualmente se darán cuenta de eso y creo que volverán a bajar”, ​​dijo Musk.

LEE MÁS: 

Además de Musk, el fundador de Amazon, Jeff Bezos, también advirtió sobre tiempos difíciles para la economía, insistiendo en la necesidad de «cerrar las escotillas». Esta declaración acompañó un video realizado por el CEO de Goldman Sachs, David Solomon, quien también dijo en una entrevista con CNBC que podría estar en marcha una recesión.

Jamie Dimon, CEO de JPMorgan Chase, también advirtió sobre algunos problemas económicos que se avecinan próximamente.

Antes de sus comentarios sobre la recesión, Musk ya estaba cansado de los indicios de una recesión la semana anterior. A pesar de las señales, mostró poca preocupación y declaró que Tesla está «a toda máquina» en la producción.

“Para ser sincero, estamos a toda máquina, llueva o truene”, respondió a la pregunta de un analista sobre cómo manejaría Tesla la recesión. “No estamos reduciendo nuestra producción de manera significativa, con o sin recesión”.

Musk también cree que el mundo se está inclinando hacia los vehículos eléctricos (EV), lo que hace que los vehículos a gasolina sean irrelevantes y obsoletos. 

“No diría que es a prueba de recesión, pero es resistente a la recesión, porque básicamente la gente de la Tierra ha tomado la decisión en gran parte de alejarse de los autos de gasolina”, agregó.

Musk también dijo que China y Europa se encuentran en «una especie de recesión», con China afectada por el mercado inmobiliario y Europa atravesando una crisis energética.