Verdad, Inspiración, Esperanza

Nueva ley de control de armas de Estados Unidos: ‘banderas rojas’ y verificación de antecedentes

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 6 de julio de 2022
Control de armas
La primera dama, Jill Biden, observa cómo el presidente de EE. UU., Joe Biden, promulga la Ley bipartidista de comunidades más seguras, dentro de la Sala Roosevelt de la Casa Blanca en Washington, DC, el 25 de junio de 2022. (Imagen: STEFANI REYNOLDS/AFP a través de Getty Images)

Después de una serie de tiroteos masivos muy publicitados, y con el apoyo bipartidista del Senado, el 23 de junio, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, promulgó la ley de control de armas más importante en casi 30 años. 

Nombrada Ley Bipartidista de Comunidades Más Seguras, la administración de Biden ha afirmado que el nuevo proyecto de ley de reforma “ayudará a salvar vidas” de la violencia armada. 

El proyecto de ley se produce después de que 19 niños y dos maestros fueran asesinados en Uvalde, Texas, el 24 de mayo, y otro tiroteo que tuvo lugar el lunes 4 de julio cuando un hombre armado abrió fuego desde un techo durante las celebraciones del Día de la Independencia en Chicago, matando a 8 e hiriendo a más 70.

¿Qué cubrirá la ley de control de armas?

  • Verificaciones de antecedentes más estrictas para compradores jóvenes menores de 21 años.
  • 15 mil millones de dólares en fondos federales para programas que apoyan la concientización sobre la salud mental y mejoras de seguridad en las escuelas públicas.
  • Financiamiento adicional para alentar la implementación de leyes de «bandera roja» que tienen como objetivo quitar las armas de fuego a las personas que exhiben tendencias violentas o que se consideran una «amenaza».
  • Poner fin a las “lagunas legales de los novios”, un término que se refiere a una brecha en la legislación de armas de los EE. UU. que permite el acceso a las armas por parte de exparejas físicamente abusivas o acosadores con condenas anteriores. El nuevo proyecto de ley prohibirá que todas las personas con cargos previos de abuso doméstico posean un arma, no solo aquellas que estén casadas con las víctimas o vivan con ellas.

Y aunque la legislación es una buena noticia para los estadounidenses que creen que deberían existir leyes de armas más estrictas, Biden dijo que todavía no cubre todo lo que le hubiera gustado. “Si bien este proyecto de ley no hace todo lo que quiero, incluye acciones que he pedido durante mucho tiempo y que van a salvar vidas”, dijo el 25 de junio. 

Los grupos de seguridad de armas y derechos humanos han elogiado la nueva legislación como un paso en la dirección correcta, y están capitalizando la aprobación del proyecto de ley como una puerta de entrada para pedir más límites a las armas, incluida una prohibición nacional de las armas semiautomáticas, las llamadas » armas de asalto.»

A diferencia del «rifle de asalto» que suena similar, un rifle capaz de disparar más de una bala con solo apretar el gatillo, «arma de asalto» es un término nebuloso utilizado por numerosos medios y políticos para etiquetar ciertas armas de fuego, como el icónico AR-15 o AK-47. 

El AR-15, una versión civil semiautomática del rifle diseñado para el ejército de EE. UU., fue el tipo de arma utilizada en el tiroteo de Uvalde, y también el tipo de rifle que empuñó Kyle Rittenhouse en el verano de 2020 cuando mató a tiros a dos alborotadores tras ser atacado.

‘Banderas rojas’

“Como mínimo, se debe aumentar la edad a la que pueden comprar estas [armas semiautomáticas]”, dijo Joseph Taecker-Wyss, asociado del programa en la Oficina para Prevenir la Violencia Armada de Nueva York

Los sospechosos de los tiroteos de Uvalde y Chicago eran jóvenes de 18 y 22 años que compraron legalmente las armas de fuego que usaron en los asesinatos. Se cree que el tirador de Texas compró dos rifles semiautomáticos solo unos días después de cumplir 18 años.

“Creo que si los antecedentes de este joven hubieran sido parte del sistema de verificación de antecedentes, nadie hubiera creído jamás que debería comprar armas de fuego”, dijo el senador John Cornyn (R-Texas) a NBC News el 28 de mayo, y agregó que “Pero debido a que cuando cumplió 18 años, esencialmente todo lo que sucedió antes de los 18 años no estaba disponible para el sistema de verificación de antecedentes, pudo pasarlo”.

Pero otros han advertido que las leyes de «bandera roja» podrían explotarse para atacar injustamente a los propietarios de armas, esencialmente privándolos del debido proceso. Semanas antes de la aprobación del proyecto de ley, el comentarista conservador Tucker Carlson explicó en su programa Fox News cómo tales regulaciones abren una pendiente resbaladiza.

“La policía de Rhode Island incautó las armas de fuego personales de un hombre de 68 años cuya esposa había presentado una denuncia contra él después de una discusión”, relató Carlson sobre el caso Caniglia vs Strom de 2021 que llegó a la Corte Suprema.

El veredicto del tribunal superior fue una decisión unánime de 9-0.

“Ese hombre no había cometido ningún crimen. Nunca había sido condenado por un delito, y los médicos lo consideraron cuerdo. Y, sin embargo, las autoridades [de Rhode Island] le quitaron las armas de todos modos”.

“Las leyes de bandera roja parecen una de esas ideas a las que ninguna persona decente podría oponerse”, dijo Carlson el 13 de junio

Sin embargo, “Bajo las leyes de bandera roja, el gobierno no tiene que probar que usted hizo algo malo para despojarlo de sus derechos más básicos. Todo lo que se requiere para castigarte es una denuncia, posiblemente incluso una denuncia anónima en la que alguien diga que pareces peligroso”.

MÁS SOBRE EL TIROTEO DE UVALDE:

La última legislación federal significativa sobre el control de armas se aprobó en 1994 durante la administración Clinton. Como parte de la Ley de Control de Delitos Violentos y Cumplimiento de la Ley, el proyecto de ley prohibía la fabricación de rifles de asalto y cargadores de alta capacidad para uso civil. Sin embargo, después de que ese proyecto de ley expiró una década después, los tiroteos masivos en el país comenzaron a surgir nuevamente. 

El 23 de junio, la Corte Suprema de los Estados Unidos (SCOTUS) anuló una ley de Nueva York que impone restricciones sobre quién puede llevar un arma oculta fuera del hogar. La ley, promulgada hace más de un siglo, ampliará de hecho los derechos sobre las armas y permitirá a los propietarios de armas llevarlas ocultas en público.

«Dado que el Estado de Nueva York sólo expide licencias de porte público cuando el solicitante demuestra una necesidad especial de autodefensa, concluimos que el régimen de licencias del Estado viola la Constitución», escribió el juez Clarence Thomas en el fallo mayoritario del tribunal (6-3).

Tras la decisión, Biden dijo en un comunicado que estaba «profundamente decepcionado» con la Corte Suprema y dijo que el fallo «contradice tanto el sentido común como la Constitución, y debería preocuparnos profundamente a todos».