Verdad, Inspiración, Esperanza

Hombres armados atacaron iglesia católica en Nigeria: al menos 50 muertos

Darren es un aspirante a escritor que desea compartir o crear historias para el mundo. Es un fanático de Star Wars y un aficionado a la historia. Encuentra temas agradables, reconfortantes o interesantes en cualquier medio escrito.
Published: 7 de junio de 2022
El domingo 5 de junio, hombres armados lanzaron un ataque sin sentido contra los fieles durante una reunión de la Santa Misa en la Iglesia Católica en Owo, Nigeria. Si bien sus motivos siguen siendo escurridizos, el gobierno de Nigeria espera detener a los agresores y ayudar a los afectados. (Imagen: Anónimo a través de Getty Images)

El domingo 5 de junio por la mañana, una iglesia católica en el suroeste de Nigeria fue atacada por varios hombres armados, lo que provocó al menos 50 muertos, entre ellos mujeres y niños, informaron medios locales.

Actualmente se desconocen los motivos de la masacre, pero los ataques durante la misa se produjeron en un momento en que los problemas de seguridad dentro del país son tensos. La condena del ataque ha llegado desde lugares tan lejanos como el mismo Vaticano.

LEE TAMBIÉN: El régimen chino busca construir una base militar en la costa atlántica de África

Asesinato durante la misa

El ataque ocurrió alrededor de las 11:30 am (10:30 GMT) del domingo, durante una reunión de fieles frente a la iglesia católica St. Francis, ubicada en la ciudad de Owo, en el estado suroccidental de Ondo.

Según la policía, los hombres armados dispararon durante el servicio, disparando dentro y fuera de la iglesia. También se utilizaron explosivos para atacar el edificio. Los fieles fueron asesinados a tiros y muchos resultaron heridos en el caos, dijo Funmilayo Ibukun Odunlami, portavoz policial de Ondo.

A medida que el caos disminuía, Adelegbe Timileyin, representante del área de Owo en la cámara legislativa baja de Nigeria, dijo que el número de muertos había llegado a al menos 50 personas, muchos de los que murieron en el ataque eran niños. Algunos, sin embargo, dijeron que el número de víctimas probablemente era mayor.

Anteriormente se informó que el obispo y los sacerdotes de la iglesia habían sido secuestrados, pero la Iglesia Católica lo negó y dijo que todos sobrevivieron al ataque, dijo el portavoz de la Iglesia Católica, el reverendo Augustine Ikwu.

Un médico anónimo dijo a Reuters que los cuerpos fueron transportados a dos hospitales separados en Owo después del ataque, donde se requirieron donaciones de sangre para tratar a los heridos.

Han estado apareciendo videos en línea, aparentemente mostrando la sangrienta masacre que siguió.

La ciudad de Owo se encuentra a 354 kilómetros (214 millas) al este de la ciudad de Lagos.

“Es muy triste que mientras se desarrollaba la Santa Misa, hombres armados desconocidos atacaron la Iglesia Católica St. Francis… dejando muchos muertos y muchos heridos y la Iglesia violada”, dijo el reverendo Ikwu.

Respuesta a la violencia

“Nuestros corazones están apesadumbrados”, dijo el gobernador del estado de Ondo, Rotimi Akeredolu, expresando su conmoción por el ataque, al que calificó de “vil y satánico”, y agregó que “nuestra paz y tranquilidad han sido atacadas por los enemigos del pueblo”.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, condenó el “asesinato atroz de fieles”. 

“Solo los demonios de la región inferior podrían haber concebido y llevado a cabo un acto tan cobarde”, dijo en un comunicado.

La policía de Ondo prometió arrestar a los atacantes y ordenó el “despliegue de policía armada y especializada” para “restaurar la normalidad y fortalecer a toda la comunidad”. También se ha enviado un “escuadrón antibombas” al lugar del ataque. 

Por el momento, Odunlami dijo que el número exacto de muertos aún no estaba claro. 

“Todavía es prematuro decir exactamente cuántas personas murieron. Pero muchos fieles perdieron la vida mientras que otros resultaron heridos en el ataque”.

Akeredolu advirtió a los ciudadanos “no tomen las leyes en sus propias manos”. 

Las banderas ondearán a media asta durante siete días a partir del lunes.

El Vaticano dijo que el Papa Francisco estaba orando por las víctimas que estaban “dolorosamente golpeadas en un momento de celebración”.

Inseguridad en Nigeria

Hasta el momento, ningún grupo conocido se ha atribuido la autoría del ataque. 

Sin embargo, Nigeria ha seguido luchando con problemas de seguridad, incluidos los grupos insurgentes islámicos como Boko Haram y el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental (ISWAP). En todo el país, bandas armadas también han llevado a cabo ataques y secuestros extorsionadores, principalmente en las regiones del noroeste.

Además, se dice que el estado de Ondo es uno de los estados más pacíficos de Nigeria. Sin embargo, ha visto un conflicto violento entre agricultores y pastores nómadas, intensificado por la continua “escasez de tierras de pastoreo” y la urbanización.

En mayo, la archidiócesis católica de Kaduna anunció que el sacerdote nigeriano, el padre Joseph Aketeh Bako, murió en cautiverio después de que hombres armados lo secuestraran en marzo.

“Pase lo que pase, este país nunca se rendirá ante la gente malvada y perversa, y la oscuridad nunca vencerá a la luz. Nigeria eventualmente ganará”, dijo Buhari. 

Buhari fue elegido después de que prometió acabar con los problemas de seguridad de Nigeria.