Verdad, Inspiración, Esperanza

Bolsonaro habría sido presionado por la administración Biden para que no cuestione el sistema de votación: Informe

Published: 6 de mayo de 2022
(Brasília - DF, 24/04/2020) Palabras del Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Foto: Alan Santos/PR a través de Flickr

Un reciente informe de la agencia Reuters señaló que el director de la CIA, William Burns, dijo el año pasado a altos funcionarios brasileños que el presidente Jair Bolsonaro debería dejar de poner en duda el sistema de votación de Brasil.

Los comentarios de Burns, de los que no se había informado anteriormente, se produjeron en una reunión íntima a puerta cerrada en julio, según dos personas familiarizadas con el asunto, que hablaron con Reuters bajo condición de anonimato.

Desde que asumió Joe Biden, Burns fue, y sigue siendo, el funcionario estadounidense de más alto nivel que se reunió en Brasilia con el gobierno de Bolsonaro.

Una tercera persona en Washington -familiarizada con el asunto- confirmó que una delegación encabezada por Burns había dicho a los principales ayudantes de Bolsonaro que el presidente debería dejar de socavar la confianza en el sistema de votación de Brasil, justo antes de las próximas elecciones de octubre.

El Gabinete de Seguridad Institucional (GSI) de Brasil, que forma parte de la oficina del presidente y está dirigido por el asesor de seguridad nacional Augusto Heleno, dijo en un comunicado que la reunión de Burns había sido anunciada públicamente.

«Los asuntos tratados en las reuniones de inteligencia son confidenciales», dijo. «El GSI no recibe mensajes de ningún país del mundo, ni los transmite».

LEE TAMBIÉN: “Picante” respuesta de Bolsonaro a Leonardo DiCaprio sobre Brasil

Por su parte, la CIA no quiso hacer comentarios, según Reuters.

Luego de los resultados de las elecciones presidenciales de EE. UU. en 2020 y de las acusaciones de fraude electoral en varios estados, Bolsonaro hizo un importante esfuerzo el año pasado para impulsar en el Congreso una ley de “Voto Impreso Auditable”, pero no logró que esta se apruebe.

A pesar de contar con el apoyo del pueblo, el presidente tiene mucha resistencia de la izquierda y de la Corte Suprema, en su mayoría opositora.

Sabiendo que tiene toda una maquinaria de propaganda y casi todo el espectro político en su contra, el líder conservador busca unas elecciones transparentes ante su rival político, el ex presidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva. Las elecciones se desarrollarán el próximo 2 de octubre.

De ser cierto el informe de Reuters, es evidente que Bolsonaro ha sido presionado por la administración Biden y que Lula Da Silva cuenta con el apoyo de EE. UU. para ganar las próximas elecciones, con todo lo que ello implica.