Verdad, Inspiración, Esperanza

Funcionarios de Nueva York convocan audiencia por el aumento de la violencia contra asiáticos

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 5 de mayo de 2022
Julie Tran sostiene su teléfono durante una vigilia con velas en Garden Grove, California, el 17 de marzo de 2021 para protestar contra el reciente aumento de la violencia contra las personas de ascendencia asiática. (Imagen: APU GOMES/AFP vía Getty Images)

Los crímenes de odio contra los asiáticos en los EE. UU. están aumentando a un ritmo nunca antes visto

Aunque la ciudad reportó una disminución en los asesinatos, los delitos graves aumentaron en un 41,6 por ciento, con un aumento alucinante del 361% de delitos violentos contra los estadounidenses de origen asiático.

Según un informe compilado por Stop AAPI Hate, desde el 19 de marzo de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2021, se reportaron un total de 10,905 crímenes de odio contra personas asiático-estadounidenses e isleñas del Pacífico (AAPI). De esos incidentes, 4.632 ocurrieron en 2020 (42,5 por ciento) y 6.273 tuvieron lugar en 2021 (57,5 por ciento).

El 3 de mayo, los funcionarios de la ciudad anunciaron que se llevará a cabo una audiencia con los miembros del Comité de Derechos Civiles y Humanos del Consejo para abordar la crisis actual de crímenes de odio contra los asiáticos en toda la ciudad.

LEE MAS: San Francisco ve un aumento en los crímenes contra los asiáticos tras el movimiento ‘Defund the Police’

Christopher Marte, un legislador que representa al Chinatown (barrio chino) y otras partes del bajo Manhattan, dijo que la audiencia incluiría un examen minucioso y un interrogatorio de los agentes de policía del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), así como de la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad. Marte actualmente se desempeña como jefe del Comité de Derechos Civiles y Humanos del Concejo, que está conduciendo la audiencia conjuntamente con el Comité de Seguridad Pública de la ciudad.

La audiencia, como se describe en un anuncio enviado por correo electrónico, explorará «qué progreso, si es que se ha hecho alguno, con respecto a la respuesta de la ciudad al odio generalizado, y dónde hay margen de mejora». 

Tiene lugar en el contexto de varios ataques de alto perfil en los últimos meses, incluida la muerte de GuiYing Ma, una mujer de 65 años que fue fatalmente golpeada frente a su casa en Queens; Christina Yuna Lee, una productora creativa de 35 años que fue asesinada a puñaladas dentro de su casa en el bajo Manhattan; y Michelle Go, una profesional de las finanzas de 40 años que murió después de que un vagabundo la empujara de un andén del metro en febrero.

Los residentes se unen a los líderes comunitarios y empresariales en una manifestación en Chinatown para denunciar los recientes actos de violencia contra los asiático-estadounidenses el 20 de enero de 2022 en la ciudad de Nueva York. (Imagen: Spencer Platt/Getty Images)

La policía de Nueva York también está investigando la muerte de Zhiwen Yan, un repartidor de 45 años de un restaurante chino que fue asesinado a tiros el sábado mientras conducía su scooter en Forest Hills, Queens. 

Según las estadísticas publicadas por la policía de Nueva York, los delitos graves en la comisaría 112, que cubre el vecindario donde mataron a Yan, aumentaron casi un 48 por ciento en lo que va del año, en comparación con el mismo período del año pasado. A Yan le sobreviven su esposa y sus tres hijos. 

Ha habido 131 delitos de odio contra asiáticos denunciados por la policía en Nueva York el año pasado en comparación con 28 en 2020 y solo uno en 2019. El aumento también ha continuado en lo que va del año, con 10 delitos registrados en enero y febrero, en comparación con cuatro en el mismo período del año pasado.

Sin embargo, es probable que la cantidad de supuestos incidentes contra asiáticos sea mucho mayor.

“La seguridad es la mayor preocupación en las comunidades asiático-estadounidenses”, dijo el lunes a los periodistas Dany Chen, fundador de la Alianza de Justicia Chino-Estadounidense, luego del aumento de los recientes ataques contra miembros de la AAPI en Nueva York. 

Los funcionarios de la ciudad eliminan los planes para abrir un refugio en Chinatown

Los funcionarios de la ciudad de Nueva York también rechazaron los planes para abrir un nuevo refugio para personas sin hogar en Chinatown una semana después de que retirara los planes para el segundo de lo que se suponía que sería un total de tres refugios planificados en el área. 

El Departamento de Servicios para Personas sin Hogar les dijo a los residentes el 2 de mayo que terminaría su esfuerzo por abrir un refugio de 94 habitaciones en 231 Grand Street, el sitio de un antiguo hotel Best Western. La decisión se produjo después de que la junta comunitaria local votara 37-6 para oponerse al proyecto, según el NY Post

«Después de revisar los sitios de refugio previstos para abrir en Chinatown, hemos decidido reevaluar esta capacidad de refugio a una zona con menos servicios y refugio para aquellos que experimentan la falta de vivienda sin protección», dijo la portavoz del DHS Julia Savel.

“Nuestro objetivo siempre es trabajar con las comunidades para comprender sus necesidades y distribuir albergues de manera equitativa en los cinco condados para servir a nuestros neoyorquinos más vulnerables”.

Fuerte aumento de los delitos tras el COVID-19

Una nueva investigación también ha revelado que los delitos de odio dirigidos a la comunidad AAPI han alcanzado niveles sin precedentes desde el comienzo de la pandemia de coronavirus en 2020, y algunos expertos sugieren que el origen del virus puede atribuirse al aumento de los delitos AAPI. 

La compilación de datos sobre delitos motivados por el odio, publicada por el Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo, reveló que los delitos motivados por el odio contra los asiáticos en todo el país aumentaron un 339 % el año pasado en comparación con el año anterior, en metrópolis urbanas como Nueva York, San Francisco, Los Ángeles y otras ciudades superando sus números récord en 2020.

El aumento significativo es parte de un aumento general del 11% en presuntos delitos de odio denunciados a la policía en una docena de las ciudades más grandes de Estados Unidos.