Verdad, Inspiración, Esperanza

Alemania pide prestados 40.000 millones de euros para combatir las consecuencias de la guerra en Ucrania

Darren es un aspirante a escritor que desea compartir o crear historias para el mundo. Es un fanático de Star Wars y un aficionado a la historia. Encuentra temas agradables, reconfortantes o interesantes en cualquier medio escrito.
Published: 2 de mayo de 2022
Una bandera alemana negra, roja y dorada ondea frente al edificio del Reichstag que alberga la cámara baja del parlamento Bundestag en Berlín, Alemania, el 19 de octubre de 2021. (Imagen: INA FASSBENDER/AFP a través de Getty Images)

El miércoles 27 de abril, el gobierno alemán aprobó un ajuste presupuestario que dio luz verde a 39.200 millones de euros adicionales (41.240 millones de dólares) en préstamos como medio para mitigar las repercusiones económicas causadas por la guerra en Ucrania. 

Según personas familiarizadas con el asunto, el endeudamiento elevará la deuda neta del país a casi 140.000 millones de euros, en medio de los planes del gobierno alemán para reforzar sus capacidades militares.

Sumas abrumadoras

El préstamo de 39.200 millones de euros es necesario para financiar «medidas gubernamentales» destinadas a compensar las consecuencias económicas de los altos precios del gas y el petróleo que resultaron de la invasión rusa de Ucrania, escribió Bloomberg , citando varias fuentes familiarizadas con el plan.

Con la cantidad de dinero prestado, la deuda neta de Alemania en 2022 asciende a 138.900 millones de euros (146.490 millones de dólares). 

Previamente, en 2020, Alemania pidió prestados alrededor de 130 000 millones de euros y en 2021 el país tomó prestados alrededor de 215 000 millones de euros en un intento de brindar apoyo fiscal a su economía a medida que avanzaba la pandemia de COVID-19.

Teniendo en cuenta la crisis de Ucrania, el ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, dijo que no le quedó «otra opción» que continuar con el gasto adicional, y agregó que el préstamo «se distribuirá en varios años».

La nueva deuda está prevista para aliviar los impuestos sobre los hogares y los viajeros del transporte público, además de proporcionar subsidios a los combustibles fósiles para los automovilistas. El coste estimado de las medidas ronda los 14.000 a 16.000 millones de euros. 

Según el medio de comunicación alemán The Local, a principios de abril, el gobierno planeó un “paquete de apoyo” por valor de cinco mil millones de euros para combatir los crecientes costos de la energía. Los hogares recibirán un subsidio de 300 euros para ayudarlos a hacer frente a sus facturas, además de una «suma global única». 

Los conductores también obtendrán una reducción en sus impuestos energéticos sobre la gasolina, mientras que los usuarios del transporte público podrán utilizar un billete que cuesta nueve euros al mes. Se utilizarán alrededor de 5.000 millones de euros para empresas que están luchando contra el aumento de los precios de la energía.

LEE TAMBIÉN: “Cuando la política interfiere con el deporte, no sale bien”: Djokovic rechaza el veto a tenistas rusos en Wimbledon

El gobierno alemán afirma que todavía está comprometido con restaurar los límites constitucionales de la deuda en 2023.

Alemania también se ha comprometido a proporcionar ayuda humanitaria a la nación devastada por la guerra de Ucrania, comprometiéndose a dar ayuda militar por valor de mil millones de euros. La “operación militar especial” de Rusia en Ucrania ha causado hasta la fecha daños a la infraestructura de Ucrania por un valor estimado de 60.000 millones de dólares.

El viernes 22 de abril, se aprobó la entrega de 37 millones de euros adicionales (39,02 millones de dólares) a Ucrania para ayudar en la reparación de la infraestructura de Ucrania. Se destinarán unos 22,5 millones de euros a restaurar la red eléctrica del país y otros 12,4 millones de euros se destinarán a la reconstrucción de viviendas. Se utilizarán dos millones de euros para dotar de material médico al país.

Sin embargo, el gobierno está dividido después de que se decidió que se retractará de los planes para enviar armas pesadas, incluidos 100 vehículos blindados de transporte de personal Marder y varios tanques Leopard, a Kiev.

Además, el canciller alemán Olaf Schulz anunció que se planea gastar 100 mil millones de euros para alcanzar el «objetivo de gasto militar del [dos por ciento] de la producción económica por año» de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). 

En total, 26.300 millones de euros de la nueva deuda se destinarán al gasto, mientras que 12.900 millones de euros se utilizarán para hacer frente a los problemas que plantean los impuestos y las empresas debilitadas.

Si hubiera más deuda de este plan, el nuevo endeudamiento neto general podría superar los 140.000 millones de euros para fines de 2022. El déficit presupuestario se expandirá al 3,75 por ciento de su producto interno bruto en 2022 desde el 3,7 por ciento el año pasado. 

Los funcionarios anticipan que la deuda del sector público caerá al 66,75 por ciento del PIB.