Verdad, Inspiración, Esperanza

NBA: Brooklyn Nets retiró invitación al gerente general de los Rockets por su apoyo a las protestas prodemocracia en Hong Kong

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 20 de abril de 2022
Los manifestantes muestran carteles en el Southorn Playground en Hong Kong el 15 de octubre de 2019, durante una manifestación en apoyo del entonces gerente general de los Rockets de Houston, Daryl Morey, quien se pronunció en Twitter a favor de los manifestantes, atrayendo mucha cultura de la cancelación. Una nueva investigación de ESPN reveló que los Brooklyn Nets desinvitaron a Morey de asistir a un partido en medio de la controversia. (Imagen: ANTHONY WALLACE/AFP vía Getty Images)

Los Brooklyn Nets reembolsaron al ex gerente general de los Houston Rockets, Daryl Morey, la compra de un palco suite en el Barclays Center para un partido entre los Rockets y los Nets después de que Morey expresara públicamente su apoyo al masivo movimiento de protesta de Hong Kong «El cielo eliminará al PCCh» (天滅中共) en 2019, afirma una nueva investigación de ESPN.

Una lucha por la libertad

El 4 de octubre de 2019, Morey tuiteó célebremente una imagen que contenía apoyo a las protestas contra el PCCh con las palabras «Lucha por la libertad, apoya a Hong Kong», un ejercicio de libertad de expresión que le valió al GM un gran revuelo.

En una hora, el propietario de los Rockets, Tilman Fertitta, aunque citó la declaración de Morey, separó a su club de las declaraciones de su gerente, y tal vez sabiamente, ya que nada menos que el gobierno chino pidió rápidamente al comisionado Adam Silver que despidiera a Morey.

Dos días después, Morey borró su tuit.

En ese momento, modelos de la liga como LeBron James criticaron a Morey por su apoyo, afirmando que «no estaba educado en la situación en cuestión.»

James añadió que aunque la libertad de expresión es genial, afirmó que puede tener «ramificaciones para lo negativo» cuando «no piensas en los demás y sólo piensas en ti mismo».

Aunque Morey finalmente mantuvo su trabajo, renunció a los Rockets, a los que dirigía desde 2007, un año después, en octubre de 2020.

Aunque durante su renuncia Morey alegó razones familiares, sólo un mes después, Morey fue nombrado presidente de operaciones de baloncesto con los Philadelphia 76ers.

Recaída en el conflicto

En el tiempo transcurrido desde entonces, la NBA ha sido sobre todo el blanco de la controversia en torno al jugador Enes Freedom Kanter, que hizo sonar la alarma sobre la relación acogedora de la liga con el Partido Comunista Chino a pesar de su genocidio de los uigures de Xinjiang, los tibetanos, y su campaña de extracción de órganos.

Kanter, jugador de la NBA desde 2011, fue fichado por los Boston Celtics con un contrato de un año y 2,7 millones de dólares, el 13 de agosto de 2021.

Sin embargo, el 10 de febrero de este año, Freedom fue traspasado nada menos que al antiguo club de Morey, los Houston Rockets, pero ese mismo día fue puesto inmediatamente en la lista de waivers, lo que le dejó sin plaza en ningún equipo.

Kanter ha declarado que cree que la situación es un caso de cultura de cancelación diseñado para apaciguar a las autoridades del PCCh.

Mientras tanto, los Nets han atraído su propia marca de atención después de que la superestrella Kyrie Irving y su contrato de 35 millones de dólares anuales pasaran la mayor parte de 2021 en el banquillo después de que Irving se negara rotundamente a ser coaccionado para aceptar una vacuna contra la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).

Los Nets y el Barclays también acogieron una de las primeras pruebas del pasaporte vacunal «Excelsior Pass» del Estado de Nueva York en marzo de 2021, un sistema que se implantó en toda la ciudad de Nueva York a finales de año.

En octubre, tanto los Nets como el Barclays Center acapararon más atención después de que manifestantes en apoyo de Irving se reunieran antes de un partido, rompieran las barricadas de seguridad y asaltaran las puertas principales.

Pero la apuesta subió de nuevo cuando salió a la luz nuevo material sobre la saga de Morey en una reciente investigación del 14 de abril de ESPN.

Titulado El propietario de los Nets de Brooklyn, Joe Tsai, es el rostro de la incómoda relación de la NBA con China. El artículo de ESPN caracteriza al propietario de los Nets, Joseph Tsai, como la personificación de «los compromisos que conlleva la relación entre la NBA y China, que aporta miles de millones de dólares, pero que exige a la liga hacer negocios con un gobierno autoritario y hacer la vista gorda a los problemas de justicia social contra los que lucha».

Pero mientras ESPN se centra en Tsai, que también es el segundo mayor accionista del asediado gigante tecnológico continental Alibaba y que se convirtió en el único propietario tanto de los Nets como del Barclays Center en agosto de 2020, el artículo volvía a sacar a la luz la polémica de Morey de forma no tan silenciosa.

El artículo afirmaba que durante la controversia, que se produjo sólo unos meses después de que Tsai tomara una participación mayoritaria, pero aún no total, en los Nets, «los partidarios de Morey creían que Tsai estaba presionando a la NBA para que despidiera a Morey y le ofreciera una disculpa en toda regla, parte de un drama entre bastidores que llegó a la Casa Blanca y que no ha sido revelado previamente.»

ESPN continuó: «Más tarde, después de que Morey salvara su trabajo con la ayuda de poderosos partidarios que defendieron su derecho a la libertad de expresión, los Nets reembolsaron discretamente a Morey la compra de una suite para un partido de los Rockets en el Barclays Center.»

Basándose en «una persona que tenía previsto asistir», ESPN dijo que Morey creía que fue Tsai quien le «desinvitó» personalmente de asistir al partido en el Barclays esa noche.

Sin embargo, «una fuente cercana a los Nets» fue parafraseada diciendo que Tsai «no estaba al tanto de la decisión, que estaba relacionada con las preocupaciones sobre posibles protestas».

Morey declinó hacer comentarios a ESPN sobre el asunto, mientras que Tsai se negó a ser entrevistado en absoluto para el artículo, argumentando un supuesto conflicto de interés.