Verdad, Inspiración, Esperanza

Revelan informes del Pentágono sobre «quemaduras por radiación» y «embarazos no contabilizados» después del contacto con OVNIs

Published: 7 de abril de 2022
El Pentágono se ve desde el aire sobre Washington, DC el 25 de agosto de 2013. Una reciente solicitud de la FOIA ha revelado informes del Pentágono en los que se detallan extraños encuentros con ovnis por parte del público estadounidense que provocaron quemaduras por radiación, daños cerebrales y del sistema nervioso y "embarazos no contabilizados." (Imagen: SAUL LOEB/AFP vía Getty Images)

Según una entrega masiva de más de 1.500 páginas de documentos, hecho público a través de una solicitud de la Ley de Libertad de Información (FOIA) por el Sun Online, los estadounidenses han sufrido quemaduras por radiación, daños cerebrales y del sistema nervioso e incluso «embarazos no contabilizados» tras el contacto con objetos voladores no identificados, OVNIs.

El Sun Online solicitó por primera vez los documentos hace unos 4 años, el 18 de diciembre de 2017. Su consulta estaba relacionada con el Programa de Identificación de Amenazas Aéreas Avanzadas (AATIP), una entidad de inteligencia ahora cerrada que operó desde 2007 hasta 2012.

El programa sólo salió a la luz después de que el ex director de los programas, Luis Elizondo, dimitiera del Pentágono y contribuyera a la publicación de varios vídeos, ahora infames, de ovnis, o fenómenos aéreos no identificados (FAN), como los denomina el Pentágono.

Los documentos nunca se consideraron clasificados o de alto secreto, sin embargo, incluyen informes sobre los efectos biológicos de los avistamientos de ovnis en los seres humanos, estudios sobre tecnología avanzada como las capas de invisibilidad e incluso planes para la exploración y colonización del espacio profundo.

Parte de la documentación era un informe titulado «Efectos de campo anómalos agudos y subagudos en los tejidos biológicos humanos», que documentaba una investigación sobre las lesiones sufridas por «observadores humanos a causa de intereses aeroespaciales avanzados anómalos».

El informe dice que los seres humanos resultaron heridos por «exposiciones a vehículos anómalos, especialmente en el aire y cuando están muy cerca», y relaciona las lesiones con «sistemas de propulsión relacionados con la energía» y la radiación electromagnética.

Reconoce la existencia de OVNIs, afirmando que Estados Unidos sabía que se habían «desplegado» y que había una falta de conocimiento sobre el fenómeno.

«Se ha informado con precisión de suficientes incidentes/accidentes, y se han obtenido datos médicos, como para apoyar una hipótesis de que algunos sistemas avanzados ya están desplegados, y son opacos a la plena comprensión de EE.UU.», dice el informe, añadiendo que la biofísica indica el uso de «sistemas energéticos no convencionales y avanzados».

Los documentos afirman que ha habido 42 casos de expedientes médicos, y 300 casos similares «no publicados» en los que los humanos han resultado heridos tras «encuentros anómalos».

LEE MÁS:

Abducción y ‘embarazos no contabilizados’

El informe también incluía detalles de supuestos incidentes extraños como «aparente abducción» e incluso «embarazos no contabilizados».

En el informe se incluía una lista de efectos biológicos en los observadores humanos tras los avistamientos de ovnis. La lista fue recopilada por la Red Mutua OVNI (MUFON) y documentó casos ocurridos entre 1873 y 1994. Además de las reclamaciones de abducción y embarazos no contabilizados, los documentos también hacen referencia a fenómenos paranormales como la telepatía percibida, el teletransporte y la levitación.

Uno de los documentos de las cerca de 1.500 páginas detalla un proceso para categorizar el «comportamiento anómalo», detallando cómo se documentarían los encuentros con «fantasmas, yetis, espíritus, elfos y otras entidades míticas/legendarias».

Tales fenómenos se clasificarían como «AN3» o como «interacción de testigos con entidades AN3» y se clasificarían fenómenos como experiencias cercanas a la muerte y milagros religiosos como «AN4».

«También hay clasificaciones para los avistamientos de OVNIs, «clasificaciones de vuelos» y «clasificaciones de encuentros cercanos», incluyendo el CE4 en el que un encuentro con un extraterrestre resulta en lesiones psicológicas permanentes «o la muerte»», informó The Sun.

También se clasificaron los círculos en los cultivos, los poltergeist y la combustión humana espontánea, entre otras cosas relacionadas con lo paranormal.

La Agencia de Inteligencia de la Defensa de los Estados Unidos (DIA) dijo que los documentos proporcionados a The Sun estaban en su mayoría sin censurar; sin embargo, «algunas partes» de los documentos fueron retenidas debido a preocupaciones de privacidad y confidencialidad, pero que la «DIA no ha retenido ninguna parte razonablemente segregable no exenta de los registros.»

Lee el informe completo del Sun aquí.