Verdad, Inspiración, Esperanza

Solo el 17,5 por ciento de los votantes elegibles votaron en las primarias de mitad de período de Texas

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 9 de marzo de 2022
Había mucha señalización de los candidatos para que los votantes supieran que las elecciones primarias de mitad de período del 1 de marzo de 2022 en Texas estaban en marcha. A pesar de ello, aunque solo el 17,5% de los votantes elegibles emitieron una boleta en un estado con una participación primaria notoriamente baja, en números absolutos, se emitieron más de 370.000 votos adicionales en comparación con 2018. (Imagen: Brandon Bell/Getty Images)

A pesar de que las elecciones presidenciales de 2020 podrían ser las más polémicas de la historia de Estados Unidos, el estado de Texas continuó con una tendencia de larga duración de participación electoral excepcionalmente baja.

Según el Texas Tribune, sólo el 17,5 por ciento de los 17,2 millones de votantes elegibles emitieron un voto en las elecciones primarias de mitad de período del 1 de marzo para determinar los candidatos a gobernador del Partido Republicano y Demócrata.

Sobre una base porcentual, la cifra es una caída desde 2020, donde el 25,3 por ciento de 16,2 millones de votantes elegibles apareció, y un ligero aumento de 2018, cuando el 17,2 por ciento de 15,2 millones de votantes hizo que sus voces cuenten.

Notablemente, el Tribune encontró que la mayor caída en la participación de los votantes fue en realidad entre los demócratas. En la votación del 1 de marzo, solo el 11,3 por ciento de los republicanos y el 6,2 por ciento de los demócratas aparecieron, en comparación con el 12,4 y el 12,9 por ciento de republicanos y demócratas en 2020.

En 2018, el 10,2 y el 7 por ciento de republicanos y demócratas acudieron a las urnas.

LEE TAMBIÉN: Los abortos en Texas se reducen un 60 % tras el primer mes de la ley Latidos del corazón

Los datos mostraron además que en «territorios rojos sólidos» dentro de Texas, la participación de los votantes demócratas fue de tan solo el 3 por ciento.

El Tribune señala que «estas cifras de participación tampoco incluyen los miles de votos por correo que han sido marcados para su posible rechazo por no cumplir con una nueva ley de votación». Los votantes tienen hasta seis días después de las elecciones para corregir su papeleta. Durante las primarias de 2020, los votos por correo constituyeron el 10% del voto anticipado».

La ley en cuestión implica mayores requisitos de identificación para aquellos que eligen votar por correo.

El Tribune, en un artículo del 2 de marzo con una narrativa de tendencia demócrata de que los requisitos de identificación mejorados privan de derechos a los votantes ancianos y discapacitados, declaró que algunos condados habían «reportado tasas de rechazo inicial en cualquier lugar entre el 8% y el 30%, con los requisitos de identificación tropezando con una parte significativa de los votantes en los condados grandes y medianos, rojos y azules».

Según el medio, sólo el 2% de los votos por correo fueron rechazados durante las primarias de mitad de período de 2018, antes de que la pandemia de la Enfermedad del Coronavirus 2019 (COVID-19) cambiara el estado de la sociedad humana.

El Tribune afirmó que sólo en el condado de Harris, 11.135 papeletas de voto por correo fueron marcadas bajo la nueva ley, contrastando la cifra con el número total de papeletas rechazadas en todo Texas en 2018: aproximadamente 9.400.

Un artículo del 8 de marzo de Epoch Times que recuenta los informes sobre el terreno de la participación de los votantes en los sitios del Partido Republicano remarcó que algunos lugares vieron una participación nula durante todo el día, mientras que otros fueron tan bajos como aproximadamente 5 personas por hora.

Según el recuento oficial de la jornada realizado por el New York Times, Beto O’Rourke ganó el voto demócrata para las elecciones a gobernador de noviembre, obteniendo un aplastante 91,4% de 1.063.744 votos.

O’Rourke se enfrentará al actual gobernador republicano Greg Abbot, que obtuvo el 66,4 por ciento de 1.942.093 votos, derrotando a los aspirantes Allen West y Don Huffines.

¿Son las primarias un termómetro?

Algunos analistas advierten del peligro de utilizar las primarias como punto de partida extrapolativo de los resultados en noviembre.

Michael McDonald, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Florida, dijo a Texas Monthly en un artículo del 8 de marzo que, aunque las primarias pueden servir a veces como «hojas de té» para adivinar el corazón de los votantes, «hay menos valor [predictivo] en las primarias estatales y del Congreso de baja participación y poca visibilidad».

No obstante, WFAA, afiliada a la CBS, señaló que, en términos de datos brutos, la participación de los votantes en las primarias de 2022 aumentó en más de 370.000 votos en comparación con las cifras de 2018.