Verdad, Inspiración, Esperanza

SWIFT expulsa a Rusia, pero las sanciones pueden ser «contraproducentes»

Darren es un aspirante a escritor que desea compartir o crear historias para el mundo. Es un fanático de Star Wars y un aficionado a la historia. Encuentra temas agradables, reconfortantes o interesantes en cualquier medio escrito.
Published: 5 de marzo de 2022
SWIFT elimina a Rusia de su servicio. (Imagen: Diego Puletto vía Getty Images)

Mientras la guerra de Rusia con Ucrania se prolonga, muchas partes del mundo lanzaron sanciones financieras contra Moscú. SWIFT, el sistema de mensajería interbancario, prohibió a Rusia realizar transacciones comerciales. Sin embargo, los críticos dicen que los bloqueos financieros pueden no ser efectivos. 

Sanciones contra Rusia

Desde el jueves 3 de marzo, tras su invasión de Ucrania, Rusia ha sido objeto de sanciones financieras por parte de múltiples países de todo el mundo, incluidos Estados Unidos, Reino Unido y otras naciones de la Unión Europea (UE).

LEE MÁS:

La prohibición de Trudeau a las importaciones de petróleo ruso tendrá poco efecto

El fondo de pensiones de la policía de Nueva York apunta a Putin y planea desprenderse de más de 42 millones de dólares en activos financieros rusos

Putin enfrenta a una montaña de sanciones paralizantes tras la invasión de Ucrania

Fuego en la Central Nuclear de Zaporizhzhia en Ucrania, la más grande de toda Europa [Video Informe]

Las personas rusas, como el propio presidente Vladimir Putin, y los bancos y organizaciones rusas fueron objeto de las sanciones, y ahora no tienen acceso a las divisas.

A los ciudadanos de Estados Unidos, Reino Unido y la UE se les prohíbe hacer negocios con instituciones financieras rusas, incluido el Banco Central de Rusia. Se restringieron los viajes a los rusos, incluso a los más ricos. 

El Reino Unido ejecutó «las mayores y más severas» sanciones a Rusia, según dijo el Primer Ministro Boris Johnson. 

Los productos de doble uso procedentes de Estados Unidos también han recibido «estrictos controles de exportación» que, según el Presidente Joe Biden, dificultará las industrias militar y aeroespacial rusas. 

Alemania bloqueó la aprobación de la construcción del gasoducto ruso Nord Stream 2 dentro de Alemania. Los medios de comunicación rusos también fueron prohibidos en toda la UE.

Varios países, como Canadá, Japón, Nueva Zelanda y Australia, siguieron su ejemplo con sanciones similares a figuras y organizaciones rusas clave. Incluso Corea del Sur y Singapur también sancionaron a Rusia, con la prohibición de las exportaciones y con nuevas «medidas financieras».

Además de las sanciones internacionales, a Rusia también se le prohíbe utilizar el SWIFT, el sistema de mensajería financiera que inicia los pagos y las transacciones internacionales.

Introducido en 1973, el sistema de mensajería con sede en Bélgica, llamado «Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales» (SWIFT), permite que los pagos y el comercio internacional se realicen «sin problemas». Ayuda a los bancos de diferentes países a conectarse entre sí.

Con mensajes de alta seguridad, los bancos pueden realizar transacciones de forma rápida y eficaz, lo que sitúa a SWIFT como un «mecanismo principal» para impulsar el comercio internacional.

Después de que Rusia invadiera Ucrania, SWIFT eliminó a Rusia de su lista de naciones, cumpliendo con las sanciones de la UE, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Canadá y el Reino Unido.

«Siempre cumpliremos con las leyes de sanciones aplicables», dijo SWIFT el martes.

«Estamos colaborando con estas autoridades para entender qué entidades estarán sujetas a estas nuevas medidas y las desconectaremos una vez que recibamos instrucciones legales para hacerlo».

Se espera que el Consejo de Estados de la UE publique una lista de los bancos afectados por la prohibición, sin embargo no se reportó más información al respecto. 

Rusia es uno de los principales consumidores de productos manufacturados, y se espera que los exportadores se enfrenten a maniobras más arriesgadas al enviar sus productos al país. Los compradores de productos rusos, especialmente de petróleo y gas, de los que depende la UE, se verán animados a buscar en otros lugares. 

Las sanciones también obligarán a los exportadores a depender del mercado nacional, mientras el Banco Central ruso duplica sus tipos de interés.

¿Efectivo o no?

A pesar de la esperanza de penalizar a Rusia, las sanciones y la prohibición del SWIFT podrían no ser efectivas.

Según NPR, el rublo ruso ha caído a menos de 1 céntimo con la subida de los tipos de interés, lo que hace temer un «colapso de la banca electrónica».

Se dice que el tipo de interés en el Banco Central ruso se ha disparado hasta el 20% tras la congelación de activos por parte de Estados Unidos y sus aliados. Además de las propias prohibiciones de Moscú a las transacciones extranjeras, los ciudadanos del país pueden sufrir «escasez de suministros».

Las acciones también cayeron con fuerza, ya que el coste del petróleo supera ahora los 110 dólares por barril, según informa The Star. Las acciones del Nikkei japonés cayeron un 1,68 por ciento, mientras que los futuros del Euro Stoxx y del DAX alemán bajaron un 0,13 por ciento y un 0,17 por ciento, respectivamente.

Por otra parte, Rusia también se estaría inclinando hacia China en busca de ayuda económica. Beijing tiene su propio equivalente al SWIFT, el Sistema de Pagos Interbancarios Transfronterizos (CIPS), que tiene conexiones con varios bancos chinos y extranjeros.

LEE MÁS:

Frente a la guerra, ¿China sigue considerando a Rusia un aliado?

Xi dice a Putin que resuelva el conflicto de Ucrania por la vía de la «negociación» y levanta todas las restricciones al trigo ruso

Aunque es más pequeño que el SWIFT, se cree que el CIPS contribuirá a impulsar la economía tanto de China como de Rusia al potenciar la «internacionalización» del yuan chino.

Un ‘think tank’ chino cercano al Partido Comunista Chino (PCCh) también cree que las sanciones a Rusia serán «contraproducentes», ya que Beijing planea ayudar a Moscú en sus problemas de financiación.

El consejero delegado de JPMorgan, Jamie Dimon, también explicó a Bloomberg TV que las sanciones podrían ser contraproducentes. Afirmó que, aunque las empresas no pueden utilizar SWIFT para hacer negocios, sí pueden encontrar la forma de hacerlos con entidades rusas.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!