Verdad, Inspiración, Esperanza

Incendio forestal amenaza gran planta nuclear de Corea del Sur

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 5 de marzo de 2022
Un incendio forestal grande y de rápida propagación en Uljin, Corea del Sur, cerca de la planta de energía nuclear de Hanul. (Imagen: captura de pantalla de Twitter a través del Servicio Forestal de Corea)

La propagación de un grave incendio forestal ha puesto en peligro una de las centrales nucleares más grandes de Corea del Sur.

Reuters informó el 4 de marzo que había surgido un incendio masivo en Uljin, donde Korea Hydro & Nuclear Power Co. opera un grupo de seis reactores de agua a presión en la planta de energía nuclear de Hanul.

El medio informó que uno de los seis reactores ya estaba fuera de servicio por mantenimiento, mientras que un segundo redujo su producción a la luz de la crisis.

Según la Agencia de Noticias Yonhap, el fuego se desató en una carretera cerca de una montaña aproximadamente a las 11:00 am y se había extendido rápidamente hacia la cumbre. El clima seco y los fuertes vientos contribuyeron tanto al rápido avance del incendio como a las dificultades para combatirlo.

“El KFS y la Agencia Nacional de Bomberos (NFA) emitieron una alerta de emergencia y movilizaron 28 helicópteros de extinción de incendios, 35 camiones de bomberos y más de 400 bomberos para apagar el incendio”, dijo el medio.

Continuó: “El jefe de la NFA, Lee Heung-kyo, ordenó a la autoridad regional de bomberos de la provincia de Gyeongsang del Norte que hiciera todo lo posible para evitar que el fuego se extendiera aún más a la planta de energía nuclear de Hanul en Uljin, donde se encuentran seis reactores de agua a presión”.

Reuters informó que el presidente Moon Jae-in también «ordenó que se hiciera un esfuerzo total» para proteger a Hanul, y que «las autoridades no han dicho qué tan lejos están los incendios del sitio de la planta».

The Korea Times informó que el incendio ya había reducido a cenizas 50 casas y provocó la evacuación de más de 5000 personas en Uljin y Samcheok, ya que quemó más de 3300 hectáreas, causando daños por valor de 20,9 mil millones de won (17,9 millones de dólares).

La publicación caracterizó el incendio como “el área forestal más grande afectada por un solo incendio forestal en la última década”.

Según el Times, “el fuego alcanzó las cercas exteriores del complejo de la planta, a solo 11 kilómetros del origen del fuego, pero fue controlado al final de la tarde, dijeron los bomberos”.

Sin embargo, advirtió que la nueva amenaza era el avance del fuego hacia el sitio de producción de gas natural licuado más grande del país en Samcheok.

LEE TAMBIÉN: Fuego en la Central Nuclear de Zaporizhzhia en Ucrania, la más grande de toda Europa [Video Informe]

Momento delicado

El momento del incendio y el riesgo para una instalación nuclear es delicado, ya que apenas unas horas antes, en la planta nuclear de Zaporizhzhia, el mayor centro de producción nuclear de Europa, se produjeron varios incendios secundarios en las instalaciones que rodean los reactores de la planta.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky acusó hiperbólicamente a Rusia de llevar a cabo un «ataque terrorista nuclear», según la CNN.

Zelensky hizo los comentarios en un post de Facebook, según el medio, donde también afirmó: «Los tanques rusos están disparando a los bloques atómicos equipados con cámaras térmicas. Saben a qué están disparando. Se han estado preparando para esto (el ataque)».

La retórica se disparó cuando el dirigente estableció comparaciones con la catástrofe de Chernóbil: «Para todos los ucranianos, para todos los europeos, para toda la gente que conoce la palabra ‘Chernóbil’, cuántas víctimas hubo».

Incluso la embajada de Estados Unidos en Kiev echó leña al fuego en una publicación de Twitter el 4 de marzo, cuando emitió la candente opinión de que «es un crimen de guerra atacar una central nuclear. El bombardeo de la mayor central nuclear de Europa por parte de Putin lleva su reino del terror un paso más allá».

Pero el tuit supuso una especie de desprestigio tanto para Washington como para Kiev.

Sólo unas horas más tarde, la corresponsal de la CNN en la Casa Blanca, Natasha Bertrand, reveló que Washington intervino para forzar una retractación: «El Departamento de Estado envió un mensaje urgente a todas las embajadas de Estados Unidos en Europa diciéndoles que no retuitearan el siguiente tuit de la Embajada de Estados Unidos en Kiev, por @kylieatwood… ‘Si lo has retuiteado – deshazlo lo antes posible’, decía el mensaje, revisado por CNN».

Rusia se hizo con el control de la central durante la batalla, que según muchos expertos nunca corrió el riesgo de dañar el reactor debido a la ubicación de los combates y a la construcción de la central.

Un comunicado del 4 de marzo del Organismo Internacional de la Energía Atómica afirmaba que Zaporizhzhia «seguía siendo operada por su personal habitual y no se había producido ninguna liberación de material radiactivo» mientras estaba bajo control de la Federación Rusa.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!