Verdad, Inspiración, Esperanza

Juegos Olímpicos de Beijing: Japón expresa su preocupación por los abusos en Xinjiang

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 2 de febrero de 2022
El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, pronuncia su discurso político durante la apertura de la sesión de la Cámara Baja del Parlamento en Tokio, el 17 de enero de 2022. (Imagen: PHILIP FONG/AFP vía Getty Images)

El 1 de febrero, la cámara baja del parlamento japonés adoptó una resolución que expresaba su preocupación por los abusos de los derechos humanos del régimen comunista chino contra la etnia uigur en Xinjiang. La resolución se adoptó pocos días antes de que los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 comiencen en Beijing el 4 de febrero.

«En los últimos años, la comunidad internacional ha expresado su preocupación por la grave situación de los derechos humanos en la región autónoma uigur de Xinjiang, el Tíbet, el sur de Mongolia, Hong Kong y otras zonas, incluidas las violaciones de la libertad religiosa y el encarcelamiento forzoso… Dado que los derechos humanos tienen un valor universal y son una preocupación legítima de la comunidad internacional, las cuestiones de derechos humanos no deben limitarse a los asuntos internos de un solo país», señalaron los legisladores japoneses en un borrador de última hora visto por Nikkei Asia.

Sin embargo, algunos han criticado la resolución de Japón por considerarla demasiado blanda. Por un lado, la posición de Tokio no critica directamente a China, ya que ni siquiera nombra al país. En segundo lugar, Japón cambió el término «violaciones de los derechos humanos» en un primer borrador por «situación de los derechos humanos» en su último borrador, adoptando una actitud más suave hacia la situación, según Nikkei. 

Algunos miembros del partido de la oposición criticaron el cambio de redacción. Otros países, como Francia, han adoptado una postura más firme contra el régimen comunista, calificando el trato a los uigures de «genocidio». 

Durante la sesión del parlamento del año pasado, una propuesta para adoptar la resolución no llegó a ninguna parte, ya que los miembros no pudieron llegar a un consenso sobre la cuestión. Por ello, algunos consideran que el hecho de que la resolución se haya aprobado es un logro. Se dice que más de un millón de uigures han sido enviados a campos de internamiento en Xinjiang, donde se les lava el cerebro para que abandonen su cultura y proclamen su lealtad a la ideología comunista.

Protestas olímpicas

La resolución de Japón llega cuando muchos grupos han puesto de manifiesto las atrocidades de la China comunista en medio de los Juegos Olímpicos. En una carta escrita a la Sra. Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, los legisladores de 20 naciones que forman parte de la Alianza Interparlamentaria sobre China (IPAC) pidieron a la organización que publicara su informe sobre los derechos de los uigures antes de que comenzaran los juegos.

«Ahora que la atención del mundo se dirige a Beijing para el inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno, es de suma importancia que el gobierno chino rinda cuentas de sus acciones en el XUAR (Xinjiang). Le instamos a que publique las conclusiones del informe, que se ha anunciado que está en su fase final en septiembre de 2021, antes del comienzo de los Juegos. Hacerlo enviaría una fuerte señal de que ningún país está más allá del escrutinio o por encima del derecho internacional», decía la carta.

Cerca de 250 organizaciones no gubernamentales han emitido una declaración conjunta en la que piden a los países que boicoteen diplomáticamente los Juegos Olímpicos de Beijing. Sophie Richardson, directora para China de Human Rights Watch, insistió en que los Juegos Olímpicos de Invierno no pueden ser una «fuerza para el bien», como afirma el Comité Olímpico Internacional (COI), dado que el gobierno chino está cometiendo «graves crímenes» que violan el derecho internacional.

Renee Xia, directora de Chinese Human Rights Defenders, afirmó que la celebración de los juegos en Beijing permite a China normalizar su autoritarismo comunista. Cuando el mundo «racionaliza una situación tan abusiva», a las víctimas les resultará difícil levantarse contra la injusticia perpetrada contra ellas.

«El COI afirma que el deporte y la política no se mezclan, pero fue el gobierno chino el que utilizó los Juegos Olímpicos de Beijing de 2008 para servir a sus intereses políticos… Los tibetanos del Tíbet se arriesgaron entonces a contárselo al mundo, pero el COI no les hizo caso. Los próximos Juegos Olímpicos de Beijing son una oportunidad única para que el COI y los gobiernos empoderen a sus atletas y presionen a las autoridades chinas para que se atengan a las normas internacionales», afirmó Bhuchung K. Tsering, presidente interino de la Campaña Internacional por el Tíbet, en un comunicado.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!