Verdad, Inspiración, Esperanza

Importante estudio muestra que el uso regular de ivermectina es efectivo para prevenir el COVID-19

Steven Li es un profesional médico apasionado por el aprendizaje permanente y por difundir la positividad y la verdad en el mundo. Tiene un título de Doctor en Medicina y una pasión por los negocios y el marketing, cultivado a través de proyectos de consultoría relacionados con la tecnología y la salud. También es amante de la música y las artes escénicas.
Published: 31 de enero de 2022
Personas en la playa de Ipanema cuando las temperaturas superan los 40 grados centígrados el 18 de enero de 2022 en Río de Janeiro, Brasil. Un estudio reciente que examinó a 159 561 pacientes en Itajai, Brasil, encontró que la ivermectina fue significativamente efectiva para prevenir el COVID-19. (Imagen: Wagner Meier a través de Getty Images)

Científicos de Brasil, Estados Unidos y Canadá descubrieron que el uso regular de ivermectina como agente para la prevención “redujo significativamente las tasas de infección, hospitalización y mortalidad por COVID-19”. El nuevo estudio se publicó el 14 de enero de 2022 en la revista Cureus.

Con base en el perfil de seguridad conocido y estudios anteriores que promocionan la eficacia del fármaco, se inició un programa de prevención en toda la ciudad de Itajaí, una ciudad del sur de Santa Catarina, Brasil, de julio a diciembre de 2020. El estudio observacional prospectivo analizó a 159 561 participantes a los que se les dio una dosis opcional de 0,2 mg/kg/día durante dos días consecutivos cada 15 días.

Un total de 113.845 (71,3 por ciento) de los sujetos eran usuarios habituales de ivermectina, mientras que 45.716 (23,3 por ciento) no eran usuarios. La tasa de infección de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) fue del 3,7 % (4197 personas) del grupo de ivermectina y del 6,6 % (3034 personas) para el grupo de no usuarios, lo que representa una «reducción del 44 % en la tasa de infección de COVID-19» con un intervalo de confianza de 0,53 a 0,58 y un valor de p inferior a 0,0001.

El pequeño rango del intervalo de confianza indica una mayor probabilidad de que el resultado sea confiable, y el valor de p de menos de 0,05 muestra que el resultado es estadísticamente significativo. Además, se demostró que la ivermectina brinda un beneficio de mortalidad, con una reducción en la tasa de muerte del 68 por ciento. 

La mortalidad fue del 0,8 por ciento en el grupo de ivermectina, en comparación con el 2,6 por ciento en el grupo de no usuarios, con un intervalo de confianza de 0,20 a 0,49 y un valor de p de menos de 0,0001. Después de ajustar las «variables residuales», la reducción en la tasa de mortalidad fue en realidad del 70 por ciento.

La reducción en la tasa de hospitalización fue del 56 por ciento en el grupo de ivermectina, con un intervalo de confianza de 0,31 a 0,63 y un valor de p inferior a 0,0001. Después de los ajustes de las variables residuales, la reducción en la tasa de hospitalización fue superior al 67 por ciento.

Mecanismos propuestos

Hay varias razones por las que los investigadores creen que la ivermectina puede ayudar a prevenir que las personas contraigan COVID-19. Se sabe que el medicamento tiene «amplias acciones antiparasitarias… propiedades antivirales, antibacterianas y antiprotozoarias». 

Los efectos antivirales de la droga están bien documentados en la literatura, incluso contra «los tipos de virus de ARN y ADN, incluidos el VIH-1, la fiebre amarilla, la encefalitis japonesa, la encefalitis transmitida por garrapatas, el Nilo Occidental, el Zika, la fiebre del dengue, chikungunya, venezolana, la encefalitis equina y el virus de la pseudorrabia”.

El SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, daña el cuerpo a través de una «infección hemaglutinante mediada por inflamación que altera los sistemas pulmonar, vascular y endotelial, lo que lleva a una enfermedad multisistémica», afirman los investigadores. 

Múltiples estudios in vitro (fuera del cuerpo) e in silico (simulación) han demostrado cómo la ivermectina puede reducir la actividad viral y la inflamación en el cuerpo a través de “más de 20 mecanismos directos e indirectos”. 

La ivermectina es una opción atractiva dada su «señal de eficacia consistentemente beneficiosa, un perfil de seguridad bien establecido y una rentabilidad favorable». Para aquellos que dudan acerca de otras terapias preventivas, el medicamento es una alternativa económica y efectiva.

Reducción significativa del riesgo

La implementación del programa de profilaxis con ivermectina en Itajaí resultó en una disminución significativa de las tasas de infecciones, hospitalizaciones y muertes por COVID-19. En comparación con todas las demás ciudades importantes de Santa Catarina, la tasa de mortalidad se redujo de manera más significativa en Itajaí durante el período de estudio, lo que indica que «la prescripción médica opcional y la ivermectina cubierta en toda la ciudad pueden tener un impacto positivo en el sistema de salud».

Si bien el diseño del estudio permitió a los sujetos seleccionar por sí mismos entre tratamiento y ningún tratamiento en lugar de aleatorizar los grupos, hubo un sesgo conservador porque los principales factores de riesgo de COVID-19 grave, incluidos el envejecimiento, la diabetes y la presión arterial alta, eran más frecuente en el grupo de la ivermectina.

En consecuencia, los beneficios de la ivermectina podrían haberse subestimado “ya que se demostró que es particularmente eficaz en sujetos mayores de 49 años en términos de reducción del riesgo absoluto, que corresponde al grupo de mayor riesgo de COVID-19”, señaló el periódico.

El uso de ivermectina pareció mitigar el riesgo de muerte por COVID-19 debido a diabetes, presión arterial alta y enfermedades cardiovasculares. Además, los autores señalan que el tamaño masivo de la muestra del estudio y los múltiples ajustes para confundir a los buscadores fortalecen la solidez del análisis. La gran cantidad de participantes dificultó monitorear si los usuarios de ivermectina cumplían con su régimen de medicamentos, lo que también podría haber subestimado los resultados del estudio.

“Debido al perfil de seguridad a largo plazo bien establecido de la ivermectina, con efectos adversos raros, la ausencia de opciones terapéuticas comprobadas para prevenir la muerte causada por COVID-19 y la falta de efectividad de las vacunas en la mortalidad por todas las causas en la vida real análisis hasta la fecha, recomendamos que la ivermectina se considere como una estrategia preventiva, en particular para aquellos con mayor riesgo de complicaciones por COVID-19 o con mayor riesgo de contraer la enfermedad, no como un sustituto de las vacunas contra el COVID-19, sino como una herramienta adicional, particularmente durante períodos de altas tasas de transmisión”, concluyen los autores.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!