Verdad, Inspiración, Esperanza

Jefe de la Armada alemana renuncia tras comentarios a favor de Putin

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 24 de enero de 2022
La ministra de Defensa alemana, Christine Lambrecht, es recibida por el vicealmirante Kay-Achim Schoenbach a bordo de la corbeta "Oldenburg" durante una visita a la base naval Warnemuende, el 17 de diciembre de 2021. Schoenbach renunció luego de sugerir que Putin solo busca respeto y no deseo de atacar a Ucrania. (Imagen: BERND WUSTNECK/PISCINA/AFP vía Getty Images)

El 22 de enero, el jefe de la Armada de Alemania, el vicealmirante Kay-Achim Schoenbach, renunció a su cargo luego de comentarios que apoyaban al presidente ruso, Vladimir Putin. También había sugerido que Ucrania nunca recuperaría Crimea de manos de Rusia. Sus comentarios desencadenaron una tormenta diplomática, atrayendo críticas generalizadas ya que se produjeron en un momento en que Ucrania está siendo amenazada por una posible invasión rusa.

“Le he pedido a la ministra de Defensa, Christine Lambrecht, que me releve de mis funciones con efecto inmediato… La ministra ha aceptado mi solicitud”, dijo Schoenbach en un comunicado. Asimismo señaló que sus comentarios “están ejerciendo cada vez más presión” sobre su oficina y que para “evitar más daños” al ejército alemán o al gobierno, consideró que la renuncia era “necesaria”.

Cuando Schoenbach visitó la India el 21 de enero, afirmó que Putin solo quiere respeto y en realidad no quiere a Ucrania. Insistió en que es importante tener a Rusia del lado contra China. Llamó a Rusia una nación antigua e importante. Refiriéndose a sí mismo como un “católico romano muy radical”, Schoenbach señaló que Rusia es un país cristiano.

“¿Está Rusia realmente interesada en tener una pequeña franja del suelo de Ucrania? No. ¿O para integrarlo en el país? No, esto es una tontería. Probablemente Putin esté presionando porque sabe que puede hacerlo y sabe que divide a la Unión Europea… Lo que él (Putin) realmente quiere es respeto. Y, Dios mío, respetar a alguien es de bajo costo, incluso sin costo… Es fácil brindarle el respeto que realmente exige, y probablemente también merece”, afirmó Schoenbach.

También insistió en que la península de Crimea se “ha ido” y que “nunca volverá”. Las opiniones del vicealmirante contradicen la posición oficial de la UE y Washington que califican de «inaceptable» la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia en 2014.

A medida que la grabación de video de su charla se volvió viral, Schoenbach se convirtió en el foco de críticas masivas. Ucrania convocó al embajador alemán y dijo que los comentarios de Schoenbach eran categóricamente inaceptables. 

El gobierno alemán pronto se distanció de los comentarios de Schoenbach, y un portavoz del Ministerio de Defensa aclaró que las declaraciones del vicealmirante “de ninguna manera corresponden a la posición del Ministerio Federal de Defensa”. 

En una entrevista con un periódico local, el diplomático ucraniano Andriy Melnyk dijo que los comentarios de Schoenbach habían puesto a la gente de Ucrania en un “profundo shock”. Los comentarios “cuestionaron masivamente la confiabilidad y confiabilidad de Alemania, no solo desde el punto de vista ucraniano… Esta actitud condescendiente también les recuerda inconscientemente a los ucranianos los horrores de la ocupación nazi, cuando los ucranianos eran tratados como infrahumanos”, dijo Melnyk.

Schoenbach recurrió a Twitter para aceptar que cometió un error. “No hay necesidad de objetar: claramente fue un error… Mis comentarios sobre política de defensa durante una sesión de conversación en un grupo de expertos en India reflejaron mi opinión personal en ese momento. De ninguna manera reflejan la posición oficial del Ministerio de Defensa”, dijo en un tuit.

La ministra de Defensa de Alemania, Christine Lamrecht, aceptó la renuncia de Schoenbach. Su adjunto ha sido designado como jefe naval interino. El gobierno alemán declaró que apoya a Ucrania junto con sus aliados de la OTAN y advirtió a Moscú que pagará un alto precio si realiza movimientos militares contra Ucrania. 

Según los informes, Rusia ha desplegado alrededor de 100.000 soldados en las regiones fronterizas de Ucrania. Pero a pesar de que Alemania prometió apoyo total a Ucrania, se niega a proporcionar armas a Kiev. Berlín insiste en que suministrar armas a Ucrania solo empeorará las cosas.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!