Verdad, Inspiración, Esperanza

Trabajadores de salud del Reino Unido con tres dosis de la vacuna aumentaron en 8 veces las infecciones por Ómicron

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 15 de enero de 2022
Una vista general del hospital de campaña Nightingale COVID-19 que se está construyendo en el Royal Preston Hospital el 11 de enero de 2022 en Preston, Reino Unido. Los datos del Estudio SIREN de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido mostraron que los trabajadores del NHS comenzaron a sufrir un aumento de ocho veces en las pruebas positivas una vez que surgió Omicron. (Imagen: Christopher Furlong/Getty Images)

Un nuevo documento de análisis de datos elaborado por una agencia gubernamental del Reino Unido revela que el personal de los Servicios Nacionales de Salud (NHS), que se jacta de tener una tasa de aceptación de vacunas superior al 95%, ha sufrido un sorprendente aumento de ocho veces en las pruebas COVID positivas con la llegada de la variante Ómicron del SARS-CoV-2, el patógeno causante de la Enfermedad por Coronavirus 2019 (COVID-19).

Los datos también mostraron que el personal del NHS no vacunado con inmunidad natural de una infección anterior tenía una tasa de incidencia más baja de pruebas Ómicron positivas que sus colegas vacunados dos veces que no poseían inmunidad natural.

El hallazgo se reveló en el Informe técnico del 14 de enero de la Agencia de Seguridad de la Salud del Reino Unido sobre las variantes preocupantes del SARS-CoV-2. El informe citó datos del estudio de evaluación de inmunidad y reinfección del SARS-CoV-2 (SIREN). 

El documento aclara: “El estudio SIREN es una cohorte de más de 44 000 trabajadores de la salud del Servicio Nacional de Salud, reclutados de 135 hospitales en todo el Reino Unido. Los participantes bajo seguimiento activo se someten a pruebas de PCR de SARS-CoV-2 asintomáticos cada 2 semanas”.

Asimismo señala que el personal del NHS rastreado tiene una «alta seropositividad [anticuerpos de infecciones anteriores] en el reclutamiento» de aproximadamente el 30 por ciento, y «ahora está altamente vacunado (> 95%)».

Una segunda tabla más adelante en el examen SIREN indica que la aceptación de la inyección de refuerzo es superior al 82 por ciento en una subsección importante de este grupo. 

Un gráfico generado a partir de pruebas de PCR quincenales mostró que la tasa de incidencia de pruebas de PCR positivas en la cohorte SIREN durante los primeros seis meses de 2021 fue cercana a cero por cada 1000 participantes. 

La tasa de incidencia aumentó a aproximadamente 10 por cada 1000 participantes a partir de julio y se mantuvo relativamente plana a partir de entonces, antes de un aumento exponencial repentino por encima de 40 a mediados de diciembre.

La cifra logró una tasa de crecimiento de ocho veces de más de 80 en el informe del 27 de diciembre de 2021.

Estudio UKHSA SIREN sobre trabajadores del NHS en su mayoría con triple vacunación. Una vez que surgió Omicron, las pruebas de PCR positivas repentinamente se multiplicaron por ocho. (Imagen: Informe técnico de UKHSA)

Una de las primeras fechas que registran la aparición de Ómicron fue en cuatro diplomáticos completamente vacunados de un país no revelado que visitaron Botswana el 7 de noviembre y dieron positivo por SARS-CoV-2.

El sistema de vigilancia genómica del país confirmó que la infección era una nueva variante, pero no hasta más de tres semanas después, el 24 de noviembre.

Desde entonces, Ómicron reemplazó rápidamente a la variante Delta anterior como la cepa predominante de SARS-CoV-2 en la mayor parte del mundo.

Además, SIREN también reveló que Ómicron estaba afectando al personal del NHS casi completamente vacunado que tenía una infección previa con una respuesta exponencial similar, aunque más apagada.

La UKHSA definió las reinfecciones como «nuevas infecciones positivas por PCR 90 días después de una fecha positiva de PCR anterior o 28 días después de la positividad de anticuerpos consistente con una infección anterior». 

Un gráfico de datos que va desde el 15 de junio de 2020 hasta el 9 de enero de 2022 reveló que el número absoluto de infecciones en la cohorte previamente infectada osciló entre cero y aproximadamente 35 por período de informe durante la gran mayoría de 2021.

Estudio UKHSA SIREN sobre trabajadores del NHS en su mayoría con triple punción. Una vez que surgió Omicron, las reinfecciones también aumentaron repentinamente de manera exponencial. (Imagen: Informe técnico de UKHSA)

Sin embargo, ambos períodos de informes en diciembre revelaron un aumento exponencial en las reinfecciones a aproximadamente 200.

Un segundo grupo de datos examinó la eficacia de la vacuna en la cohorte SIREN contra Ómicron, esta vez examinando un subconjunto más pequeño de 18 464 participantes desde diciembre de 2020 hasta el 4 de enero de 2022.

La UKHSA no explicó claramente por qué se eligió un subconjunto del personal original del NHS de 44 000, solo señaló que el grupo «permaneció bajo seguimiento activo durante este período».

El grupo se dividió por vacunación y estado de infección previa al 30 de noviembre de 2021, y se examinó en busca de pruebas de PCR positivas sintomáticas o asintomáticas o reinfección.

Se consideraron reinfecciones si un miembro del personal registró una prueba de PCR positiva 90 días o más después de una PCR anterior positiva, o 28 días después de una prueba positiva de anticuerpos además de haber documentado una infección previa.

Esta cohorte estaba compuesta por 11 084 miembros sin evidencia de infección previa y 6 974 miembros con infección previa. Aproximadamente el 82,4 por ciento de todos los participantes recibieron todas las vacunas y refuerzos, mientras que un 13,4 por ciento adicional solo recibió la doble vacuna.

El examen, que exploró datos en un período corto desde el 1 de diciembre de 2021 hasta el 4 de enero de 2022, encontró 1 675 pruebas positivas, para una tasa de infección general de aproximadamente el 9 por ciento.

El 55 por ciento de todos los casos positivos ocurrieron en personas con triple vacuna que no habían estado expuestas a una infección previa.

Entre los 9 841 miembros vacunados triplemente sin infección previa, hubo 937 casos positivos de Ómicron, lo que equivale a una proporción de pruebas positivas de aproximadamente el 9,5 por ciento. Entre los doblemente vacunados, estas cifras fueron de 1.156 participantes con 182 contagios, lo que equivale a una tasa de positividad del 15,7 por ciento.

Estudio UKHSA SIREN sobre trabajadores del NHS en su mayoría con triple vacunación. Los datos mostraron que aquellos con inmunidad natural tenían una tasa de incidencia más baja de prueba de PCR positiva que aquellos que no la tenían, independientemente del estado de vacunación. (Imagen: Informe técnico de UKHSA)

Entre los 87 empleados del NHS no vacunados y no infectados incluidos en la cohorte, 21 dieron positivo, lo que representa un poco más del 24 por ciento. 

En particular, la cohorte más pequeña que poseía una infección previa mostró una tasa de infección reducida en todos los niveles del estado de vacunación. Entre los 5 386 miembros del NHS triplemente vacunados, hubo 377 positivos, lo que resultó en una proporción positiva del 6,9 por ciento. 1,333 doblemente vacunados arrojaron 123 positivos, lo que equivale a una tasa de positividad del 9.2 por ciento. 

Entre los 255 trabajadores del NHS no vacunados que también poseían anticuerpos de una infección anterior, hubo 35 positivos, lo que equivale a una proporción de positividad del 13,7 por ciento, que es mejor que el doble vacunado en la cohorte sin infección previa.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!