Verdad, Inspiración, Esperanza

Acosan a una supermodelo con Apple AirTag, un dispositivo para rastrear objetos perdidos

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 11 de enero de 2022
Las AirTags de Apple se están convirtiendo en una amenaza para la seguridad de las personas. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

En abril del año pasado, Apple puso a la venta su dispositivo AirTag, diseñado para que las personas puedan rastrear y encontrar cualquier objeto que hayan perdido. En los meses transcurridos desde el lanzamiento del dispositivo, ha habido numerosas denuncias de delincuentes que lo han utilizado para acechar a personas o robar objetos. Una de las últimas denuncias destacadas sobre el dispositivo es la de la supermodelo Brooks Nader, de 25 años, que ha aparecido en revistas como Illustrated Swimsuit.

En un reciente vídeo de Instagram, Nader reveló su incidente de acoso. Mientras esperaba a una persona en un bar de Tribeca, Nader colocó su abrigo en una silla detrás de ella. Al cabo de un rato, se dirigió a otro bar y luego fue a otros lugares. Alrededor de las 23:30, volvía sola a su casa cuando a mitad de camino Nader recibió una notificación en su teléfono de que alguien la estaba rastreando. Pronto descubrió que el culpable era un AirTag, que según Nader se utiliza para cosas «horribles» como el acoso y el tráfico de personas.

«No tenía ni idea de que existieran hasta que me pasó a mí… [Ella] está intentando concienciar a todas las mujeres de que vigilen sus pertenencias, que estén atentas a las notificaciones… El único aspecto positivo es que me notificaron que alguien me estaba rastreando… No creo que eso ocurra con Tile ni con ninguno de esos otros dispositivos. Así que comprueba tus pertenencias y tus alrededores», dice Nader en el vídeo. Calificándolo como el momento «más aterrador, más aterrador» de su vida, Nader advirtió a todo el mundo de la amenaza que supone el AirTag.

Polémica por AirTag

Con el tamaño aproximado de una moneda, este dispositivo suscitó polémica nada más ser lanzado por sus problemas de privacidad. Una aplicación llamada Find My iPhone, preinstalada en los dispositivos de Apple, permite rastrear el AirTag de otras personas que puedan llevarlo. 

En diciembre, Apple lanzó una versión para Android de la aplicación, llamada Tracker Detect, tras las quejas de que los usuarios que no eran de iPhone estaban indefensos ante los acosadores que utilizaban el dispositivo AirTag.

«Tracker Detect ofrece a los usuarios de Android la posibilidad de escanear en busca de un AirTag o de rastreadores de objetos compatibles con Find My iPhone que puedan estar viajando con ellos sin su conocimiento. Estamos subiendo el listón de la privacidad para nuestros usuarios y la industria, y esperamos que otros nos sigan», dijo entonces un portavoz de Apple en un comunicado.

Si alguien colocara una AirTag dentro del abrigo o los bolsos de una persona, podría seguir sus movimientos a través de la AirTag mediante la tecnología Find My Network de Apple. Find My Network utiliza más de mil millones de iPhones de Apple y otros dispositivos para rastrear la ubicación del AirTag.

En una declaración a Engadget, un portavoz de Apple afirmó que la empresa se toma «muy en serio» la seguridad de sus clientes y que se compromete a garantizar la seguridad y la privacidad del AirTag. Si las personas descubren que están en peligro debido a una AirTag, deben «ponerse en contacto con las fuerzas del orden», que trabajarán con Apple para resolver el problema.

«AirTag está diseñado con un conjunto de características proactivas para desalentar el seguimiento no deseado -una primicia en la industria- que informan a los usuarios si un AirTag desconocido puede estar con ellos, y disuaden a los malos actores de utilizar un AirTag con fines nefastos», declaró el portavoz. 

En diciembre, Fox News entrevistó a una mujer que se había enfrentado a una situación similar a la de Nader. Mientras regresaba a su casa después de visitar una tienda, recibió una alerta en su teléfono de que una AirTag se estaba moviendo con ella.

«Salí con mis hermanos. Registré el coche. Sacamos todo. Vaciamos los bolsos. Vaciamos el coche. Buscamos debajo, detrás de la matrícula, en el depósito de gasolina, pero no encontramos nada», dijo la mujer.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!