Verdad, Inspiración, Esperanza

Descifrando el misterio del colapso de la civilización maya

Simone Jonker trabajó en NTD Inspired durante dos años. Escribió artículos light e historias inspiradoras.
Published: 7 de enero de 2022
La próspera civilización maya antigua se encontró con su caída hacia el final del primer milenio, pero lo que causó su desaparición sigue siendo un misterio. La evidencia reciente apunta hacia un borrador prolongado, pero pueden estar involucrados factores más profundos. (Imagen: Dezalb a través de pixabay)

Las selvas tropicales del sur de México, Guatemala, Belice y Honduras fueron el hogar de los mayas durante la mayor parte del primer milenio después de Cristo. Esta civilización estableció varios reinos e imperios menores, construyó enormes palacios, juegos de pelota y templos; eran avanzados en agricultura y usaban una sofisticada escritura jeroglífica; sin embargo, esta civilización avanzada y próspera duró poco. El colapso maya ha sido un misterio durante siglos.

Han surgido muchas teorías sobre la causa de su colapso, y ahora hay evidencia que apunta a una sequía prolongada y severa. Afortunadamente, la historia de la cultura maya está relativamente bien conservada. Se construyeron edificios de varios pisos para marcar eventos históricos importantes. Las coloridas estructuras se alineaban con el sol y eran muy visibles desde la distancia, con enormes esculturas que ilustraban la crueldad de los gobernantes; y grandes losas de piedra, o estelas, que representan reyes con textos jeroglíficos que registran su historia y victorias militares.

Una cultura compleja

Debido a la prosperidad de los sistemas agrícolas mayas, la civilización creció en tamaño y número. En su apogeo, la población maya ascendía a millones, con un imperio compuesto por varias ciudades-estado que estaban bien conectadas entre sí. En los niveles de élite y de la realeza, esta conexión se manifestó en forma de visitas oficiales, señoríos ocasionales, matrimonios, guerras y afiliaciones ideológicas generales. 

Agricultura innovadora 

Los mayas desarrollaron una tecnología impresionante para modificar el terreno. Dado que faltaban suministros de agua natural en la región “Pook” [Puuc] de la Península de Yucatán, tuvieron que usar su ingenio para mantener a la población hidratada. Se construyeron enormes sistemas de cisternas, conocidos como chultuns, que podrían proporcionar suficiente agua para sustentar sus hogares hasta por tres meses seguidos en ausencia de lluvia. 

Los mayas valoraban mucho la agricultura y la cosecha oportuna de cultivos. En la mitología maya, la deidad del maíz fue cortada durante la cosecha y revivió en primavera. La mayoría de los habitantes eran agricultores que dependían de los sacerdotes de la ciudad para que los guiaran sobre los momentos ideales para sembrar, cosechar y casarse en las regiones rurales. 

Comercio y relaciones mayas

Los vínculos políticos entre las ciudades-estado mayas se han comparado con los de la Grecia clásica y la Italia del Renacimiento. Algunas ciudades tenían calzadas rectas de piedra caliza llamadas sacbeob.

Los mayas se dedicaron al comercio a larga distancia con Teotihuacan, los zapotecas y otras comunidades en el centro y la costa del golfo de México. También comerciaron con culturas no mesoamericanas como los Tanos del Caribe. Los arqueólogos han descubierto oro panameño en el Cenote Sagrado de Chichén Itzá.

La construcción de palacios, templos y obras públicas gravaba el trabajo maya. Un rey que ganara una batalla podría exigir más trabajo y exigir tributos a los oponentes conquistados, aumentando su poder económico. Los mayas intercambiaban artículos como obsidiana, oro, jade y plumas. También intercambiaron comida, sal, herramientas y cerámica. 

A diferencia de los aztecas o los incas, los mayas nunca se unificaron políticamente. Las ciudades-estado chocaban regularmente y los mayas luchaban ferozmente. Los capturados fueron esclavizados o sacrificados a los dioses. En los siglos V y VI d.C., estalló un conflicto a gran escala entre ciudades-estado vecinas.

Influencias astrológicas

Los mayas eran expertos en matemáticas y astronomía. Podían predecir con precisión eventos cósmicos e incorporar factores astrológicos en su mito de origen, ceremonias sagradas y calendarios. Sus fiestas estaban conectadas con el inframundo y el universo, con el enorme Árbol de la Vida en el centro de todo.

Los mayas creían que sus antepasados ​​se originaron en un cúmulo de estrellas conocido como las Pléyades. El Popol Vuh, antiguas escrituras mayas que abordan la creación, el linaje, la historia y la cosmología, afirman que muchos dioses mayas, incluido el gran dios-rey Quetzalcoatl, una serpiente emplumada, regresaron a las estrellas. Afirmaron que los ancestros mayas regresarían algún día. 

Los mayas tenían varios calendarios, incluido el tzolkin sagrado, un calendario de 260 días derivado de una permutación cuidadosa que involucraba los números del 1 al 13 rotando a través de glifos de 20 días. Esto se utilizó para determinar las fechas de las fiestas religiosas. Su Calendario de Cuenta Larga, que registra eventos mitológicos e históricos, tiene un ciclo de más de 5000 años solares.

Piedra del calendario maya, El Cedral, Cozumel, Quintana Roo, México. 
(Imagen: Adam Jones a través de Wikimedia Commons CC BY-SA 2.0)

El misterioso colapso maya

Entre el 700 y el 900 d.C., la mayoría de los pueblos y ciudades mayas fueron abandonados y dejados en ruinas. Tras sólo 150 años de dominio sobre la península de Yucatán, el reino se puso de rodillas. Algunos culpan a un gran terremoto o tormenta, mientras que otros creen que los canales de comercio fallaron, o que las ciudades-estado emergentes sustituyeron a los pueblos mayas. También es posible que los pueblos mayas deforestaran grandes zonas porque su población y su demanda de alimentos superaron los recursos de la zona, lo que provocó una grave sequía.

Actualmente existen 88 ideas o variantes de teorías que pretenden explicar el Colapso Maya Clásico. Aunque no existe una hipótesis de colapso comúnmente reconocida, la sequía está ganando apoyo como teoría dominante.

El lago antiguo revela una pista

Investigadores de la Universidad de Cambridge y la Universidad de Florida descubrieron evidencia importante enterrada profundamente en el limo del lago Chichancanab que puede ayudar a resolver el misterio. Los núcleos de sedimentos que los científicos extrajeron del fondo del lago proporcionaron un vistazo a cómo eran los ecosistemas anteriores. 

En el estudio, los científicos centraron su atención en el yeso precipitado, un mineral blando que absorbe los isótopos de oxígeno e hidrógeno de las moléculas de agua en su estructura cristalina. Las muestras revelaron que la región alrededor del lago había experimentado condiciones secas severamente prolongadas. 

Los investigadores descubrieron que entre los años 800 y 1000, las precipitaciones anuales en las tierras bajas mayas disminuyeron aproximadamente a la mitad en promedio y hasta un setenta por ciento durante los períodos de sequía extrema. Esto sugiere que las lluvias en esta área se detuvieron prácticamente al mismo tiempo que las ciudades-estado del imperio estaban desiertas y abandonadas.

¿Por qué caen las civilizaciones?

Es difícil no ver que actualmente nos enfrentamos a muchos de los problemas que los arqueólogos están de acuerdo en que pueden contribuir y conducir al declive de las civilizaciones; a saber, migraciones de población descontroladas, enfermedades pandémicas, gobiernos colapsados ​​que conducen a un aumento de la violencia y alteración del comercio.

La historia ha demostrado repetidamente que aunque las civilizaciones pueden lograr avances técnicos significativos y preservar una gran cantidad de conocimiento, eso no las hace inmunes al fracaso. 

Si bien ciertos elementos son necesarios para que una civilización sobreviva, la buena cooperación y la buena voluntad contribuyen en gran medida a su continuación. Una de las principales razones por las que las civilizaciones colapsan es que los estándares morales a menudo se degradan a medida que aumentan la riqueza y la conveniencia. 

La creencia tradicional sostiene que cuando los estándares morales son altos y la gente actúa de acuerdo con la voluntad del Cielo, los seres divinos protegerán y preservarán su civilización; pero cuando la gente abandona la moralidad y actúa por egoísmo y codicia, complaciendo todos sus deseos, el desastre es inminente.