Verdad, Inspiración, Esperanza

Investigan a Google por presunto maltrato a mujeres negras

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 21 de diciembre de 2021
BERLÍN, ALEMANIA - 31 DE AGOSTO: Un logotipo corporativo de Google en las oficinas de Google Alemania el 31 de agosto de 2021 en Berlín, Alemania. El DFEH de California está entrevistando a mujeres negras que trabajan en Google sobre la discriminación en la empresa. (Imagen: Sean Gallup/Getty Images)

El Departamento de Empleo Justo y Vivienda de California (DFEH) está investigando al gigante tecnológico Google por el trato que da a las trabajadoras negras. Al parecer, el regulador estatal ha recibido múltiples quejas al respecto.

Según fuentes que hablaron con Reuters de forma anónima para evitar cualquier repercusión profesional en Google, analistas y abogados del DFEH han estado entrevistando a mujeres negras que trabajan en la empresa, preguntando por sus experiencias en el lugar de trabajo. 

Las entrevistas se han centrado en su mayoría en incidencias de discriminación y acoso a las que se han enfrentado en Google. Cuando el medio de comunicación se puso en contacto con la DFEH, ésta se negó a hacer comentarios. Google dijo que está centrado en construir una «equidad sostenible» para los trabajadores negros.

«Nuestro objetivo es asegurar que cada empleado experimente Google como un lugar de trabajo inclusivo y nos hemos centrado en la construcción de la equidad sostenible para la comunidad negra de Google», dijo la portavoz de Google, Shannon Newberry, en un comunicado a The Verge.

Insistió en que Google ha invertido en programas de retención para garantizar que los empleados negros se sientan más acogidos en el lugar de trabajo. El año 2020 fue el «más grande» para la compañía tecnológica en lo que respecta a la contratación de Googlers «black +» tanto en funciones tecnológicas como en general. 

«Black +» es una designación que se refiere a las personas que provienen de varias razas. Según los datos de la empresa, los trabajadores que se identificaron como «negro + mujer» renunciaron a Google el año pasado en una proporción mucho mayor que las personas de cualquier otro grupo racial de género, excepto los que se identificaron como «nativo americano + mujer».

El año pasado, una empleada negra, Timnit Gebru, fue despedida de su trabajo en la empresa después de escribir un correo electrónico a sus compañeros expresando su frustración por la falta de diversidad de género en la unidad de Inteligencia Artificial de Google. 

Culpó a los hombres caucásicos de la empresa por su despido. Según Jeff Dean, jefe de la unidad de Inteligencia Artificial de Google, Gebru amenazó con dimitir si no se le informaba cuáles colegas consideraban que uno de sus borradores no era publicable.

«No hay nada como un grupo de hombres blancos privilegiados que intentan aplastar la investigación sobre las comunidades marginadas ordenándoles que DEJEN de hacerlo con CERO conversación. La cantidad de falta de respeto es increíble. Cada vez que pienso en ello me hierve la sangre de nuevo», dijo Gebru en un tuit del 26 de noviembre.

Erika Munro Kennerly, empleada de Google que supervisaba los equipos de estrategia y diversidad de la empresa, dijo en una entrevista con la revista Corporate Counsel el pasado mes de enero que había un «tono general de infravaloración» como mujer negra en el lugar de trabajo. 

Dimitió de su puesto el año pasado. En febrero, Google anunció una iniciativa para ofrecer formación en habilidades digitales a 100.000 mujeres negras, con el objetivo de que se incorporen a la industria tecnológica en la primavera de 2022.

Personas de otras razas también se han quejado de ser objeto de acoso en la empresa. En marzo, una investigación de la NBC reveló que Google brindó consultas sobre salud mental a sus empleados cuando se quejaron de ser objeto de sexismo y racismo. En uno de los incidentes, un mexicano-americano que se quejó de un comentario sobre el color de la piel por parte de un colega fue invitado a buscar atención para su salud mental.

«Después de que presentara el reclamo, empecé a ser apartado en el trabajo, pero mi equipo actuó como si todo estuviera bien. Quería buscar ayuda… Cuando me recomendaron la baja médica, fue como un proceso automático», dijo Cruz al medio.