Verdad, Inspiración, Esperanza

Ferrocarriles Amtrak suspende la obligación de vacunarse contra COVID-19 para sus empleados

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 16 de diciembre de 2021
LOS ANGELES, CALIFORNIA - DICIEMBRE 09: Un tren de Amtrak está en una parada de la estación Union Station el 9 de diciembre de 2021 en Los Ángeles, California. Amtrak está teniendo dificultades para contratar y retener a sus empleados, ya que la escasez de mano de obra en todo el país ha dejado a la compañía ferroviaria interurbana con 1.500 trabajadores menos desde el comienzo de la pandemia. Amtrak ya no exigirá a sus trabajadores que se vacunen contra el COVID-19. (Foto de Mario Tama/Getty Images)

La empresa de ferrocarriles de pasajeros Amtrak ha decidido suspender su mandato de vacunación contra COVID-19 dirigido a sus empleados. La decisión se produce tras la reciente advertencia del presidente de la compañía, Stephen Gardner, quien afirmó que los servicios de Amtrak se verán interrumpidos el año que viene, principalmente a causa de los trabajadores que se niegan a cumplir el mandato de vacunación.

En un memorándum dirigido a los empleados, el director ejecutivo de Amtrak, Bill Flynn, declaró que cuando las vacunas COVID-19 estuvieron disponibles, el objetivo de la empresa era vacunar rápidamente a sus trabajadores.

«Cuando establecimos el mandato en agosto, el porcentaje de vacunación de nuestro equipo era de aproximadamente el 50%. Ajustamos el mandato cuando se emitió la Orden Ejecutiva en septiembre para los empleados y contratistas federales. Hoy, el 95,7% de nuestros empleados están totalmente vacunados o tienen alguna exención. Si incluimos a los empleados que han declarado haber recibido al menos una dosis de la vacuna, la cifra asciende al 97,3%», señala la nota.

En la actualidad, menos de 500 empleados activos de Amtrak no cumplen con el mandato de vacunación. Calificando la elevada tasa de vacunación de «notable», Flynn dijo que prevén que la tasa se acerque al 100% a medida que se acerque la fecha límite del mandato de vacunación del Presidente Joe Biden, el 4 de enero. En cuanto a la razón por la que la empresa decidió reevaluar su mandato de vacunación, Flynn señaló una reciente decisión del tribunal federal que detuvo la aplicación del mandato de vacunación de Biden para los contratistas federales. 

Los empleados a los que se les han concedido exenciones, como una excepción por razones médicas, pueden seguir trabajando siempre que presenten un resultado negativo semanal de la prueba COVID-19. Para las personas no vacunadas que no tengan una adaptación aprobada, la empresa ofrecerá la opción de las pruebas de forma temporal, «a la espera del resultado del litigio por la orden ejecutiva o de otras acciones legales, administrativas o reglamentarias». 

Aquellos que estén obligados a someterse a las pruebas pero no lo hagan serán inicialmente puestos en licencia no remunerada. Si estos empleados siguen negándose a someterse a las pruebas durante mucho tiempo, se considerará una acción insubordinada, que podría dar lugar al despido. Debido a la relajación de la norma, la empresa no espera que haya «impactos en el servicio de todo el sistema» el próximo mes.

Varios líderes del sector han elogiado a Amtrak por su decisión de retirar el mandato de vacunación. «Amtrak está haciendo lo correcto… Esto resuelve el problema sin comprometer la seguridad. Todo el mundo -tripulación y pasajeros- está más seguro si todo el mundo está vacunado, pero Amtrak alcanzó un gran número de vacunas dentro de su plantilla, y eso es un mérito que les pertenece», dijo Jim Mathews, presidente y director general de la Asociación de Pasajeros de Ferrocarril, al Washington Post (WaPo).

La decisión de permitir que los empleados no vacunados sigan trabajando en la empresa aliviará los problemas de personal de Amtrak. Desde el comienzo de la pandemia, Amtrak ha perdido unos 1.500 empleados. Su campaña de contratación no ha ido bien y la empresa está luchando por añadir más trabajadores en medio de una escasez nacional de mano de obra. 

Con los trabajadores no vacunados incluidos en la plantilla, se espera que Amtrak opere en torno al 80% de su horario anterior a la pandemia. Según los responsables de la empresa, el número de pasajeros se ha recuperado hasta el 70% de los niveles anteriores a la pandemia.

Cuando se le preguntó a la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, sobre la decisión de Amtrak de no obligar a los empleados a vacunarse, respondió afirmando que la empresa lo hace para mantener su plantilla.

«Los últimos datos que vi eran que el 96% de los empleados de Amtrak habían sido vacunados. Es una cifra bastante alta. Así que supongo que están hablando del 4 por ciento restante. Y están tratando de asegurar que haya empleados adecuados en el trabajo», dijo Psaki.