Verdad, Inspiración, Esperanza

La productividad de los trabajadores estadounidenses desciende al peor nivel de las últimas 6 décadas

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 9 de diciembre de 2021
El presidente Joe Biden pronuncia un discurso sobre el informe de empleo de noviembre en el Comedor de la Casa Blanca el 03 de diciembre de 2021 en Washington, DC. (Imagen: Anna Moneymaker vía Getty Images)

El Departamento de Trabajo informó que la productividad de los trabajadores estadounidenses en el tercer trimestre de este año cayó a los peores niveles desde 1960.

La producción por hora de los empleados de empresas no agrícolas en el tercer trimestre cayó a una tasa anualizada del 5,2%. Esto fue peor que el descenso del 3,1 por ciento previsto en una encuesta de economistas realizada por Bloomberg.

La caída del 5,2 por ciento se produce tras un crecimiento del 2,4 por ciento en el segundo trimestre. La última vez que se produjo un descenso trimestral mayor de la productividad fue en el segundo trimestre de 1960, cuando cayó un 6,1 por ciento. Entre el tercer trimestre de 2020 y el tercer trimestre de 2021, la productividad laboral del sector empresarial no agrícola disminuyó un 0,6 por ciento. Este descenso de cuatro trimestres es el mayor desde el cuarto trimestre de 1993, cuando también cayó un 0,6%.

«Los costes laborales unitarios en el sector empresarial no agrícola aumentaron a una tasa anual del 9,6 por ciento en el tercer trimestre de 2021, reflejando un aumento del 3,9 por ciento en la compensación por hora y una disminución del 5,2 por ciento en la productividad. Los costes laborales unitarios aumentaron un 6,3 por ciento en los últimos cuatro trimestres… El índice de productividad laboral de las empresas no agrícolas es un 2,8 por ciento más alto en el tercer trimestre de 2021 que en el cuarto trimestre de 2019, lo que corresponde a una tasa de crecimiento anualizada del 1,6 por ciento durante el período pandémico del cuarto trimestre de 2019 al tercer trimestre de 2021», señala el informe del Departamento de Trabajo.

En cuanto a las manufacturas, la productividad laboral cayó un 1,8 por ciento en el tercer trimestre de 2021. En el sector de las manufacturas duraderas, hubo un aumento del 0,7 por ciento en la productividad, mientras que el sector de las manufacturas no duraderas vio un descenso de la productividad del 3,6 por ciento. La producción del sector manufacturero está un 1 por ciento por encima del nivel del cuarto trimestre de 2019, que fue el último trimestre no afectado por la pandemia de COVID-19.

«Nos tomamos el descenso con cierto escepticismo, ya que los datos están muy distorsionados por la pandemia… Esperamos que el crecimiento de la productividad siga siendo optimista a corto plazo, incluso cuando vemos una reactivación del mercado laboral y que la economía mantiene un sólido impulso», declararon Oren Klachkin y Gregory Daco, de Oxford Economics, tras el informe del Departamento de Trabajo.

El descenso de la productividad se produce en un momento en que el país ha registrado un número récord de renuncias en los meses anteriores. Muchas empresas han aumentado los salarios y añadido prestaciones para retener y atraer a los trabajadores. 

A pesar de estas medidas, la escasez de mano de obra sigue siendo un problema. Según datos del gobierno, el número de estadounidenses que renunciaron a sus trabajos en el mes de septiembre ascendió a un récord del 3%, con 4,4 millones.

Algunos economistas creen que la mayoría de los trabajadores volverán a sus puestos de trabajo el año que viene, lo que aliviará los problemas laborales de las empresas. 

«Un motivo de optimismo sobre la reincorporación a la fuerza laboral de los trabajadores de edad intermedia es que casi todos los trabajadores que abandonaron la fuerza laboral durante la pandemia tienen la intención de reincorporarse en los próximos 12 meses, lo que sugiere que la mayoría de los que abandonaron el mercado laboral siguen considerando sus salidas como algo temporal», dijeron los analistas de Goldman Sachs en un informe reciente.

Sin embargo, una encuesta reciente de CareerArc/Harris Poll predice que se avecinan tiempos difíciles para las empresas en lo que respecta a la retención de los trabajadores.

La encuesta reveló que el 23 por ciento de los ciudadanos estadounidenses con pleno empleo planean dejar su trabajo en un plazo de 12 meses. El 32% atribuye su decisión a las malas condiciones de trabajo; el 30% revela que está agotado; el 29% quiere un mejor salario.

El setenta por ciento de los que afirmaron que lo dejarán en un plazo de 12 meses planean hacerlo antes de febrero de 2022; el resto dijo que lo dejará antes de noviembre. Los empleados de entre 18 y 34 años son dos veces más propensos que los de entre 35 y 64 a decir que dejarán su trabajo.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!