Verdad, Inspiración, Esperanza

El Pentágono mejorará los aeródromos en Australia y Guam debido a la amenaza de la China comunista

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 2 de diciembre de 2021
Washington quiere mejorar sus aeródromos en Guam y Australia para contrarrestar la amenaza de la China comunista. (Imagen: 12019 a través de Pixabay)

El 29 de noviembre, el Pentágono publicó su revisión de la postura global de 2021. El estudio comenzó en marzo bajo la dirección del secretario de Defensa Lloyd Austin. No realiza cambios importantes en sus posiciones globales, excepto en Guam y Australia, donde el Pentágono hará mejoras en sus aeródromos.

“En el Indo-Pacífico, la revisión dirige la cooperación adicional con aliados y socios para promover iniciativas que contribuyan a la estabilidad regional y disuadir posibles agresiones militares chinas y amenazas de Corea del Norte. Estas iniciativas incluyen la búsqueda de un mayor acceso regional para las actividades de asociación militar; mejorar la infraestructura en Australia y las islas del Pacífico; y la planificación de despliegues de aviones de rotación en Australia”, afirmó un comunicado de prensa del Departamento de Defensa del 29 de noviembre.

La revisión se produce solo unos meses después de que Washington entrara en una nueva asociación con el Reino Unido y Australia para fortalecer la cooperación de defensa, diplomática y seguridad en la región de Asia y el Pacífico a través de la asociación AUKUS. 

El acuerdo permitirá a Australia adquirir submarinos de propulsión nuclear. Estados Unidos también planea aumentar sus fuerzas terrestres, así como la cooperación logística con Australia.

Según Global Posture Review, Washington mejorará las instalaciones de almacenamiento de combustible y municiones en Guam, Australia y las Islas Marianas del Norte. Guam alberga un gran contingente de la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos, así como miles de tropas estadounidenses. 

Washington ve tanto a Australia como a Guam como una parte clave de su estrategia para contrarrestar a la China comunista. En declaraciones al Wall Street Journal, los funcionarios dijeron que hacer mejoras a los aeródromos en Australia y Guam aumentará la capacidad de Estados Unidos para mover tropas dentro y fuera de la región en caso de conflicto.

Mara Karlin, una alta funcionaria de políticas del Pentágono, dijo que la revisión confirma que el Indo-Pacífico es una prioridad máxima para el ejército estadounidense. Cuando los periodistas le preguntaron si Estados Unidos planea una mayor presencia militar en la región, Karlin respondió que el gobierno está «moviendo un poco la aguja» y que la aguja «se moverá más» en los próximos años. 

Algunos expertos han expresado su preocupación por la falta de grandes cambios en las posiciones militares globales de Washington. En una entrevista con AFP, un alto funcionario anónimo del Pentágono justificó la decisión y señaló que el gobierno de Biden apenas tiene un año. “No es el momento en que desarrollemos un cambio importante a nivel estratégico en nuestra postura”, afirmó el funcionario.

El Ministerio de Relaciones Exteriores chino criticó el informe del Pentágono, acusando a Estados Unidos de «no escatimar esfuerzos para rodear y contener a China», así como de crear un enemigo «imaginario». «Nos oponemos firmemente al uso por parte de Estados Unidos de la ‘teoría de la amenaza de China’ como una excusa para aumentar el gasto militar y expandir la fuerza militar y la hegemonía», dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, durante una conferencia de prensa.

Las preocupaciones sobre las crecientes capacidades de la China comunista han sacudido recientemente a los líderes militares y legisladores estadounidenses. Se dice que los informes de que la China comunista ha probado con éxito misiles hipersónicos han sorprendido a Washington.

«Estamos siendo testigos de uno de los mayores cambios en el poder geoestratégico global que el mundo ha presenciado… Nos están desafiando claramente a nivel regional y su aspiración es desafiar a Estados Unidos a nivel global», había advertido recientemente el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley. Calificó la prueba hipersónica de Beijing en agosto como «muy cercana» al «momento Sputnik».

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!