Verdad, Inspiración, Esperanza

Capturan un criminal norcoreano en el noreste de China tras 40 días de persecución

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 30 de noviembre de 2021
(Imagen: Oficina de Seguridad Pública de la ciudad de Dongning, editada por NK News | Un retrato de la prisión del norcoreano Ju Hyon Gon frente a un aviso policial sobre su fuga publicado el 17 de noviembre de 2021)

Un convicto norcoreano con el nombre de Zhu Xianjian fue recapturado el 28 de noviembre, según las autoridades chinas. En un comunicado emitido por la policía municipal de Jilin se afirma que el fugitivo fue capturado cerca del lago Songhua alrededor de las 10 de la mañana y enviado de vuelta a la cárcel.

El hombre de 39 años, cuyo nombre en coreano es Ju Hyon Gon, se había escapado de una prisión de Jilin, la segunda ciudad más grande de la provincia del mismo nombre, en la noche del 19 de octubre.

Zhu fue detenido inicialmente en 2013 tras cruzar un río desde Corea del Norte a China y, al parecer, robar dinero, teléfonos móviles y ropa en un pueblo cercano antes de apuñalar a una mujer. Luego intentó huir en un taxi antes de ser capturado y condenado a prisión en Jilin.

Antes de su fuga, estaba previsto que saliera en libertad en 2023, tras lo cual probablemente habría sido deportado a Corea del Norte para enfrentarse a castigos desconocidos.

La fuga desencadenó una persecución de Zhu que generó un gran interés en las redes sociales. Las autoridades chinas ofrecieron una recompensa de 700.000 yuanes (unos 109.000 dólares) para animar a los residentes a aportar información que condujera a la detención de Zhu.

El medio de comunicación estatal Beijing News publicó imágenes de Zhu la noche de su fuga, en las que se le veía escalando un cobertizo de la prisión y trepando por el tejado antes de saltar por encima de una valla eléctrica hacia la libertad.

El vídeo también mostraba a los guardias de la prisión intentando perseguir a Zhu. 

Numerosos medios de comunicación chinos publicaron vídeos e informes en los que se veía a Zhu siendo trasladado desde una pequeña embarcación mientras gritaba de dolor tras, al parecer, recibir un disparo en la pierna por parte de la policía que lo perseguía. También se informó que se había escondido en el sótano de un edificio abandonado antes de ser capturado.

Aunque Zhu fue condenado por delitos violentos, muchos norcoreanos que escapan de su país lo hacen por desesperación, dado el férreo control del régimen totalitario y la escasez galopante de alimentos. A pesar de que el vecino noreste de China es una de las regiones menos prósperas económicamente, presenta algunas oportunidades para que los norcoreanos prosperen.

El gobierno chino repatría por la fuerza a los norcoreanos, a pesar de formar parte de la Convención de la ONU sobre los Refugiados de 1951, que obliga a los firmantes a no devolver a los refugiados si les supone un riesgo de persecución o tortura.

Sin embargo, China considera a los desertores como emigrantes ilegales y no como refugiados, lo que le permite tratarlos como delincuentes en el sistema legal del país. En muchos casos, los refugiados norcoreanos, por lo general mujeres, casadas con ciudadanos chinos han sido separadas de sus familias y devueltas a Corea del Norte, donde pueden ser severamente castigadas o ejecutadas. 

A los norcoreanos no se les permite viajar libremente dentro del país sin un permiso especial del régimen, y mucho menos salir de sus fronteras fuertemente patrulladas. Sin embargo, cada año, miles de refugiados arriesgan sus vidas cruzando las fronteras terrestres hacia China o Corea del Sur en un intento de buscar asilo.

Algunos también intentan escapar por el océano hacia Japón, que también acepta refugiados norcoreanos. Sin embargo, como es casi imposible adquirir un barco en el país autoritario debido a que la mayoría de los bienes son propiedad del Estado, muchos acaban ahogándose cuando intentan el peligroso viaje en balsas salvavidas improvisadas sin suministros adecuados de agua y alimentos. 

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!