Verdad, Inspiración, Esperanza

La primera edición de la Constitución de los EE. UU. se vende por más de 40 millones de dólares

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 22 de noviembre de 2021
El multimillonario Ken Griffin compró una copia de la Constitución. (Imagen: wynpnt a través de Pixabay)

La Constitución de Estados Unidos tiene más de 200 años. Un raro ejemplar de la primera edición de la Constitución fue subastado recientemente en Sotheby’s y se vendió por 43,2 millones de dólares. La subasta la ganó Ken Griffin, el multimillonario director general del fondo de cobertura Citadel. Superó la oferta de un grupo de inversores en criptomonedas.

Anteriormente, el grupo de criptomonedas había recaudado más de 40 millones de dólares a través de las redes sociales para la subasta. Sin embargo, acabó perdiendo ante Griffin tras una guerra de ofertas de ocho minutos por teléfono. El ejemplar sólo estaba proyectado para venderse en 20 millones de dólares. Su valor de venta, de 43,2 millones de dólares, duplica la estimación y es el documento por el que más dinero se ha pujado.

La última vez que se vendió el ejemplar fue en 1988, donde se vendió por 165.000 dólares. Se trata de uno de los trece ejemplares de la Constitución oficial que existen en la actualidad; es uno de los dos que no se conservan en colecciones institucionales como la Universidad de Princeton o la Biblioteca del Congreso. Griffin tiene previsto prestar una parte del ejemplar a un museo de arte de Arkansas.

«La Constitución de Estados Unidos es un documento sagrado que consagra los derechos de cada estadounidense y de todos los que aspiran a serlo… Por eso tengo la intención de garantizar que este ejemplar de nuestra Constitución esté disponible para que todos los estadounidenses y visitantes puedan verlo y apreciarlo en nuestros museos y otros espacios públicos», dijo Griffin en un comunicado.

El multimillonario tiene el gusto de comprar objetos de colección caros. El año pasado, Griffin se gastó 100 millones de dólares para comprar un cuadro de 1982 de Jean-Michel Basquiat. También posee obras de Jackson Pollock y Paul Cezanne. Griffin es un republicano acérrimo y contribuyó con más de 67 millones de dólares para causas y candidatos republicanos en el ciclo electoral de 2020.

Según Kenneth Rendell, un comerciante de Boston especializado en documentos históricos, es probable que la gente en el momento de redactar la Constitución no conociera los objetos de colección. Aunque debían ser conscientes de que la Declaración de Independencia se convertiría en un icono, es probable que la gente no pensara en el futuro estatus de la propia constitución.

«La gente sabía que probablemente debían guardar la Declaración, pero pasó un tiempo antes de que este marco constitucional afectara a la gente corriente… Por supuesto, ahora todo el mundo corre hacia la Constitución en busca de protección y todos nuestros mayores problemas se sienten como cuestiones constitucionales», dijo Rendell al WSJ. El comerciante de Boston admitió que nunca esperó que el ejemplar fuera comprado por más de 25 millones de dólares.

Aunque el grupo de criptoinversores no ganó la subasta, dijo que «igual hicimos historia esta noche». 17.437 personas habían donado al grupo. Se les prometió tokens de $PEOPLE que les permitirían votar sobre si la copia de la Constitución se mostraría.

«Hemos educado a toda una cohorte de personas en todo el mundo, desde conservadores de museos y directores de arte hasta nuestras abuelas que nos preguntan qué es ETH (abreviatura de Ethereum, una criptodivisa) cuando leen sobre nosotros en las noticias», declaró el grupo. Ahora que el grupo ha perdido la subasta, los fondos tendrán que ser redistribuidos a los donantes.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!