Verdad, Inspiración, Esperanza

Austria impone bloqueo COVID-19 dirigido solo a personas no vacunadas

Fanático del anime, vería películas todo el día si fuera posible, de cualquier género. La inversión más preciada para su casa sería una sala de teatro. Si Prakash no está escribiendo, entonces seguro estaría allí.
Published: 20 de noviembre de 2021
Manifestantes contra la vacunación protestan en la Ballhausplatz en Viena, Austria, el 14 de noviembre de 2021, después de la cumbre de la crisis de Corona del gobierno austriaco. (Imagen: GEORG HOCHMUTH / APA / AFP a través de Getty Images)

Austria está nuevamente bajo bloqueo para controlar la pandemia de COVID-19. Pero esta vez, solo se restringirá a los ciudadanos no vacunados. 

A partir del 15 de noviembre, todas las personas no vacunadas mayores de 12 años han recibido instrucciones de permanecer en el interior. Las personas que van a trabajar o compran artículos esenciales están exentas. El bloqueo actual está programado para diez días y no se aplicará a las personas vacunadas ni a las que se hayan recuperado recientemente de la infección.

El Ministerio de Salud de Austria emitió un comunicado en el que declara que las personas no vacunadas que se encuentren en violación de las restricciones de encierro estipuladas podrían pagar multas de hasta 500 euros (567 dólares estadounidenses). Se podrían cobrar multas de hasta 1450 euros (US$ 1.646) a las personas que no estén dispuestas a participar en los controles aleatorios realizados por la policía. Los controles tienen como objetivo verificar el estado de vacunación de las personas.

El bloqueo es una respuesta a un reciente aumento de infecciones en Austria. Las unidades de cuidados intensivos de todo el país están comenzando a estar bajo presión. 

“En realidad, le hemos dicho a un tercio de la población: No dejará más su apartamento salvo por ciertas razones. Esa es una reducción masiva en los contactos entre los vacunados y los no vacunados”, dijo el canciller Alexander Schallenberg en una conferencia de prensa.  

El sesenta y cinco por ciento de la población austriaca ya ha sido completamente vacunada; dos millones de personas siguen sin vacunarse. Austria tiene una de las tasas de vacunación más bajas entre las naciones de Europa occidental. 

También tiene una de las tasas de infección más altas de Europa con 815 por 100.000 en una incidencia de siete días. Antes de que entraran en vigencia las nuevas reglas contra las personas no vacunadas, hubo un apuro de última hora durante el fin de semana en los centros de vacunación.

Con COVID-19 surgiendo nuevamente en Europa, otros países también están considerando restablecer los protocolos de bloqueo. Austria se encuentra entre los primeros en Europa en implementar restricciones de movimiento en el mismo grado que antes de que comenzaran las vacunaciones. Austria ha sido categorizada como zona de alto riesgo por Alemania. Esto se considera un gran revés para la industria turística de Austria, ya que la temporada de invierno suele atraer a muchos turistas. 

Cientos de personas salieron a las calles y afuera de la cancillería en Viena durante el fin de semana para protestar por las nuevas medidas de cierre. Muchos de los manifestantes insistieron en que se estaban violando sus derechos personales.

En una entrevista con la BBC, la profesora Eva Schernhammer de la Universidad Médica de Viena dijo que las medidas anunciadas por el gobierno austriaco eran, de hecho, necesarias ya que las unidades de cuidados intensivos ya se estaban llenando al máximo. «Ya se ha proyectado que dentro de dos semanas, habremos alcanzado el límite», dijo.

Sin embargo, el Partido de la Libertad en Austria ha criticado las nuevas medidas de bloqueo, afirmando que las nuevas reglas crearían un grupo de ciudadanos de segunda clase que serían objeto de acoso y humillación en los espacios públicos. Algunos incluso han cuestionado la constitucionalidad de las restricciones impuestas a las personas no vacunadas.

Alemania, país vecino de Austria, también está considerando medidas estrictas, ya que los casos de COVID-19 están nuevamente en aumento. Los líderes del gobierno estatal y federal están programados para reunirse la próxima semana para crear potencialmente una hoja de ruta para navegar alrededor de la situación actual de COVID-19. En la reunión, ellos decidirán qué nivel de restricciones deben establecerse.  

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!