Verdad, Inspiración, Esperanza

Tribunal de Apelaciones reafirmó su bloqueo hacia el «increíblemente exagerado» mandato de vacunación de Biden

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 16 de noviembre de 2021
Un tribunal de apelación de EE.UU. ha detenido el mandato de la vacuna COVID-19 de Biden.(Imagen: torstensimon vía Pixabay)

En septiembre, el presidente Joe Biden promulgó un mandato de vacunación contra la COVID-19 que exige a las empresas que emplean a más de 100 trabajadores que los vacunen. El Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de EE.UU. ha emitido una orden temporal que prohíbe la entrada en vigor del mandato. La decisión se produjo en el marco de una demanda presentada por el fiscal general de Utah. Los estados de Texas, Mississippi y Carolina del Sur también se han unido a la demanda.

El mandato presidencial llevó a la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA) del Departamento de Trabajo a emitir una orden en la que se pedía a las empresas que cumplieran con el mandato antes del 4 de enero de 2022. Los empleados que se nieguen a vacunarse deberán someterse a pruebas semanales y llevar mascarillas.

El tribunal dictó una suspensión temporal contra el mandato de Biden el 6 de noviembre. Pero el 8 de noviembre, Washington pidió a los empleadores privados que cumplieran con el requisito de vacunación, argumentando que de no hacerlo podría provocar la muerte de los trabajadores. El 12 de noviembre, el tribunal volvió a reafirmar su decisión, afirmando que el mandato de Biden es «increíblemente exagerado».

En la sentencia, el juez Kurt Engelhardt declaró que el mandato de vacunación amenaza con «imponer una carga sustancial» a los empleados que se ven obligados a elegir entre su trabajo o los pinchazos. Criticó el mandato como una imposición autoritaria que no tiene en cuenta las diferencias entre trabajadores y lugares de trabajo. Negar a los peticionarios su petición de rechazar la orden les causaría un «daño irreparable».

«Se CONCEDE la moción de los peticionarios para que se suspenda la revisión. La aplicación de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, ‘Vacunación y Pruebas COVID-19; Norma Temporal de Emergencia (ETS)’ queda SUSPENDIDA a la espera de una revisión judicial adecuada de las mociones subyacentes de los peticionarios para una orden judicial permanente. Además, SE ORDENA que la OSHA no tome ninguna medida para aplicar o hacer cumplir el mandato hasta una nueva orden judicial», decía la sentencia.

El tribunal continuó afirmando que el mandato de Biden «plantea graves problemas constitucionales» y que potencialmente excede la autoridad del gobierno federal. Afirmó la necesidad de mantener la «estructura constitucional» y la «libertad de los individuos» para tomar decisiones personales según su propia convicción, incluso si tales decisiones «frustran a los funcionarios del gobierno».

El tribunal declaró que la suspensión se ordenó «firmemente en el interés público». El tribunal también observó que el «mero espectro» del mandato de Biden había provocado «una agitación económica incalculable» en el país en los últimos meses. Una suspensión no haría «ningún daño» a la OSHA. Cualquier interés que la OSHA alegue para hacer cumplir el «ilegal» ETS es «ilegítimo». 

Además, cualquier «daño abstracto» que pueda sufrir la OSHA debido a la suspensión del mandato de vacunación «palidece en comparación» con el daño que sufrirían numerosos individuos y empresas en ausencia de la suspensión, dijo el tribunal.

«Agradezco que el tribunal federal haya reafirmado la suspensión de la aplicación de los atroces mandatos de vacunación de la administración Biden. Es alentador que «[El tribunal] crea que hay graves problemas de inconstitucionalidad con el mandato… Las decisiones personales sobre la salud no deben ser forzadas en los individuos o las empresas. Utah seguirá luchando para mantener nuestras libertades personales y sanitarias», dijo en un comunicado el presidente del senado republicano de Utah, J. Stuart Adams.

El gobernador de Utah, el republicano Spencer J. Cox, calificó la sentencia de «victoria para los habitantes de Utah». La observación del tribunal de que el mandato de la OSHA excede su autoridad es alentadora. El estado había aprobado recientemente un proyecto de ley que prohíbe a los empresarios despedir a los trabajadores que soliciten una exención a la vacunación por motivos médicos o religiosos.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, celebró el fallo como una victoria. «¡HEMOS GANADO! Los litigios continuarán, pero esta es una gran victoria para #Texas y para la LIBERTAD sobre la tiranía y la anarquía de Biden», tuiteó Paxton el 13 de noviembre.