Dinamarca restituye los pasaportes de vacunación responsabilizando a los «no vacunados»

By Victor Westerkamp | 21 de enero de 2022
654
El aumento de contagios y de no vacunados son la causa para las medidas anunciadas por Dinamarca. La primera ministra de Dinamarca anunció el 8 de noviembre que el gobierno restablecerá los pasaportes de vacunación y otras medidas gubernamentales para combatir el coronavirus después de una pausa de dos meses. La primera ministra danesa, Mette Erikson, señaló a los no vacunados como responsables del actual aumento de las infecciones atribuidas al COVID: "Una de las cosas que estamos viendo es que la infección se está extendiendo de los que no están vacunados a los que sí lo están, incluidos los ancianos y las personas de riesgo", dijo en un post de Facebook el 7 de noviembre. Entre la población danesa de 5,8 millones de personas, el 85,96% de los mayores de 12 años están totalmente vacunados y casi 400.000 personas han sido "revacunadas", según las estadísticas de la Autoridad Sanitaria Danesa (DHA). En una conferencia de prensa celebrada al día siguiente, Frederiksen anunció que la COVID-19 se clasificaría como "enfermedad socialmente amenazante", debido a una recomendación de la Comisión de Epidemias del país, según AFP. Associated Press señaló que la clasificación, que se retiró en septiembre cuando las autoridades cancelaron todas las medidas sociales y la vida volvió a la normalidad, debía ser aún aprobada por el Parlamento. Sin embargo, el medio señala que "una mayoría parece respaldar la sugerencia del gobierno minoritario socialdemócrata". Durante las declaraciones, la primera ministra reconoció que los pasaportes de las vacunas harían más problemática la vida de los no vacunados, pero dijo de forma contundente: "así es como creo que debe ser". "Las autoridades sanitarias esperaban que hubiera más personas infectadas (por el Covid) y hospitalizadas, pero las cosas han ido más rápido de lo esperado". En los comentarios sobre el regreso de los pasaportes sanitarios, Frederiksen enmarcó el cambio en una luz tranquilizadora: "Puedes vivir con el pasaporte sanitario...Te da tranquilidad cuando vas al cine o a un concierto". La DHA informa de un total de 315 hospitalizaciones en todo el país, con 39 personas en cuidados intensivos y 23 con respiradores en el momento de redactar este informe. El país, que basa sus cifras oficiales únicamente en las pruebas de PCR y agrega sus datos basándose únicamente en un desglose por días de los 14 días anteriores, muestra que hace 14 días registró 1.253 pruebas de PCR positivas de un total de 65.267 administradas. 7 días después, esas cifras se dispararon a 1.981 pruebas positivas de un total de 95.775 administradas, alcanzando un máximo de 2.416 pruebas positivas de un total de 133.504 administradas el 7 de noviembre. A lo largo de los 14 días anteriores, Dinamarca ha registrado una media de 3 muertes diarias, que oscilan entre 0 y 10. El sitio web de la DHA señala que la estadística de muertes incluye “los fallecimientos registrados en los 30 días siguientes a la detección de la infección por COVID-19 en el individuo con pruebas de PCR. COVID19 no es necesariamente la causa de la muerte”. La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, se dirige a una rueda de prensa sobre la restitución de los pasaportes de vacunas en el Salón de los Espejos de la Oficina del Primer Ministro en Christiansborg, en Copenhague, el 8 de noviembre de 2021. (Imagen: OLAFUR STEINAR GESTSSON/Ritzau Scanpix/AFP vía Getty Images)

La primera ministra de Dinamarca anunció el 8 de noviembre que el gobierno restablecerá los pasaportes de vacunación y otras medidas gubernamentales para combatir el coronavirus después de una pausa de dos meses. El aumento de los contagios y de las personas no vacunadas son la causas por las que Dinamarca justifica las medidas recientemente anunciadas.

La primera ministra danesa, Mette Erikson, señaló a los no vacunados como responsables del actual aumento de las infecciones atribuidas al COVID: «Una de las cosas que estamos viendo es que la infección se está extendiendo de los que no están vacunados a los que sí lo están, incluidos los ancianos y las personas de riesgo», dijo en un post de Facebook el 7 de noviembre.

Entre la población danesa de 5,8 millones de personas, el 85,96% de los mayores de 12 años están totalmente vacunados y casi 400.000 personas han sido «revacunadas», según las estadísticas de la Autoridad Sanitaria Danesa (DHA).

En una conferencia de prensa celebrada al día siguiente, Frederiksen anunció que la COVID-19 se clasificaría como «enfermedad socialmente amenazante», debido a una recomendación de la Comisión de Epidemias del país, según AFP.

Associated Press señaló que la clasificación, que se retiró en septiembre cuando las autoridades cancelaron todas las medidas sociales y la vida volvió a la normalidad, debía ser aún aprobada por el Parlamento. Sin embargo, el medio señala que «una mayoría parece respaldar la sugerencia del gobierno minoritario socialdemócrata».

Durante las declaraciones, la Primera Ministra reconoció que los pasaportes de las vacunas harían más problemática la vida de los no vacunados, pero dijo de forma contundente: «así es como creo que debe ser».

«Las autoridades sanitarias esperaban que hubiera más personas infectadas (por el Covid) y hospitalizadas, pero las cosas han ido más rápido de lo esperado».

En los comentarios sobre el regreso de los pasaportes sanitarios, Frederiksen enmarcó el cambio en una luz tranquilizadora: «Puedes vivir con el pasaporte sanitario…Te da tranquilidad cuando vas al cine o a un concierto».

La DHA informa de un total de 315 hospitalizaciones en todo el país, con 39 personas en cuidados intensivos y 23 con respiradores en el momento de redactar este informe.

El país, que basa sus cifras oficiales únicamente en las pruebas de PCR y agrega sus datos basándose únicamente en un desglose por días de los 14 días anteriores, muestra que hace 14 días registró 1.253 pruebas de PCR positivas de un total de 65.267 administradas.

7 días después, esas cifras se dispararon a 1.981 pruebas positivas de un total de 95.775 administradas, alcanzando un máximo de 2.416 pruebas positivas de un total de 133.504 administradas el 7 de noviembre. 

A lo largo de los 14 días anteriores, Dinamarca ha registrado una media de 3 muertes diarias, que oscilan entre 0 y 10. El sitio web de la DHA señala que la estadística de muertes incluye “los fallecimientos registrados en los 30 días siguientes a la detección de la infección por COVID-19 en el individuo con pruebas de PCR. COVID19 no es necesariamente la causa de la muerte”.

Con información de Neil Campbell