Verdad, Inspiración, Esperanza

Exembajador de India: Las tensiones entre Nueva Delhi y Beijing no terminarán pronto

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 9 de noviembre de 2021
Un soldado del ejército indio se encuentra junto a un sistema de radar que controla el cañón antiaéreo L70 mejorado en Tawang, cerca de la Línea de Control Real (LAC), en el estado de Arunachal Pradesh, en el noreste de la India, el 20 de octubre de 2021 (Imagen: MONEY SHARMA). / AFP a través de Getty Images)

En los últimos años, las tensiones fronterizas entre la India y la China comunista, las dos superpotencias asiáticas, han estallado varias veces. Si bien ambas partes han mantenido conversaciones para aliviar algunas de las tensiones, el exembajador de India en China, Nirupama Rao, cree que el conflicto continuará. Rao ocupó el cargo de embajador durante tres años entre 2006 y 2009.

En una entrevista concedida a la CNBC, Rao declaró que la frontera común del Himalaya entre ambas naciones «nunca fue realmente resuelta de forma mutua» por sus respectivos gobiernos. Nueva Delhi y Beijing han endurecido ahora su postura sobre la cuestión.

“Hay fuertes fuerzas nacionalistas en ambos lados que compiten entre sí… No veo que ningún lado dé marcha atrás o retroceda cuando se trata de llegar a un acuerdo sobre un acuerdo, que es, por supuesto, una realidad desafortunada con la que tenemos que lidiar”, dijo Rao.

El Pentágono ha publicado recientemente un informe que revela que la China comunista instaló una red de fibra óptica en regiones remotas del Himalaya el año pasado para impulsar la comunicación militar en medio de las tensiones con India. 

Esto proporcionó al ejército chino capacidades de vigilancia, inteligencia y reconocimiento en tiempo real, lo que agilizó su proceso de toma de decisiones.

Los enfrentamientos fronterizos han resultado en una acumulación masiva de fuerzas a lo largo de la Línea de Control (LOC) en el lado chino. A pesar del estallido de la pandemia COVID-19, Beijing ha acelerado su entrenamiento y despliegue de equipos. El informe del Pentágono acusó a la China comunista de tener un comportamiento coercitivo y agresivo contra India.

“En 2020, el [EPL] destacó la capacitación para… contingencias potenciales en regiones de gran altitud (lo que sugiere un posible enfoque en India debido a los enfrentamientos fronterizos en 2020) y proyectar fuerzas a través del Estrecho de Taiwán”, afirma el informe.

Las tensiones fronterizas actuales entre la India y la China comunista comenzaron en junio del año pasado cuando los militares de ambos lados se involucraron en un enfrentamiento que terminó con la muerte de algunos soldados. En agosto, Nueva Delhi y Beijing decidieron desconectarse del punto de fricción. En febrero, ambas partes se retiraron de otra región en disputa.

Una nueva ley china que entrará en vigor en enero de 2022 otorga a Beijing el derecho de actuar contra cualquier amenaza contra sus fronteras según lo definido por el PCCh. Nueva Delhi señaló que la nueva ley china podría afectar los acuerdos fronterizos bilaterales existentes entre las dos partes.

La población budista que vive en el lado indio de la frontera del Himalaya está preocupada por las incursiones chinas. En una entrevista con Al Jazeera, Dondup Gyaltsen, que dirige una zapatería en un pueblo indio cerca de la frontera con China, acusó a Beijing de «modificar el budismo según sus caprichos».

Otra persona que dirige una farmacia hizo un llamamiento a la India para que reaccionara enérgicamente contra las tácticas de presión de la China comunista. 

«Nuestro gobierno debería dejar en claro que ningún budista aceptará a nadie que China imponga después del Dalai Lama… Puede parecer humano, pero es nuestro dios», dijo.