Verdad, Inspiración, Esperanza

La UE envía su primera delegación a Taiwán desafiando al régimen chino

Alina Wang escribe noticias sobre China para Vision Times.
Published: 5 de noviembre de 2021
Esta foto tomada y publicada el 4 de noviembre de 2021 por CNA muestra a la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen (derecha), junto al miembro del Parlamento Europeo (MEP) Raphael Glucksmann en la Oficina Presidencial de Taiwán. (Foto de STR/AFP vía Getty Images)

Los legisladores del comité de la delegación europea sobre interferencia extranjera se reunieron con la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen en Taipéi el jueves.

A pesar de las advertencias de represalias por parte de Beijing, la delegación de 13 miembros reforzó su apoyo a la pequeña nación y expresó su deseo de saber cómo la isla democrática ha podido contrarrestar con tanto éxito las amenazas del Partido comunista chino (PCCh) desde hace mucho tiempo.

Raphael Glucksmann, presidente francés de la comisión, dijo: «Hemos venido aquí con un mensaje muy simple y muy claro. No están ustedes solos. Europa está con vosotros, a vuestro lado, en la defensa de la libertad y la defensa del Estado de Derecho y la dignidad humana».

«Taiwán es la democracia más vívida, robusta e ilustrada de esta región», dijo Glucksmann.

Tsai agradeció el apoyo de la delegación y describió la visita como «muy significativa», y enfatizó que era «el momento de que la Unión Europea intensifique su cooperación con Taiwán».

La líder de Taiwán también dijo que estaban dispuestos a compartir su experiencia en la lucha contra la interferencia extranjera y que les gustaría construir una “alianza democrática” contra la desinformación. «Esto profundizará nuestra asociación y ayudará a salvaguardar el estilo de vida libre y democrático que disfrutamos», dijo Tsai.

La recepción de Tsai de la delegación de la UE da seguimiento a los movimientos de la comunidad internacional para intensificar el apoyo verbal a Taipéi. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, quien describió la alianza entre Estados Unidos y Taiwán como «sólida como una roca», ha pedido que la isla esté representada en las Naciones Unidas. 

A fines de octubre, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que Estados Unidos tenía «un compromiso» de defender a Taiwán, aunque la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dio marcha atrás a esta declaración. Según la Ley de Relaciones con Taiwán, Estados Unidos está obligado a proporcionar a Taiwán los medios para defenderse, pero no exige que Washington apoye directamente a Taipéi en caso de invasión. 

La visita de la UE a Taiwán fue recibida con aversión inmediata por parte del régimen de China continental, y el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China (RPC) criticó la reunión pública y afirmó que violó el principio de Una China de Beijing.

La República Popular China reclama a Taiwán como una parte legítima de su territorio; Taiwán está gobernado oficialmente como la República de China (ROC), que una vez controló toda China antes de retirarse a la isla después de su derrota en 1949 en la Guerra Civil China.  

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China, Wang Wenbin, dijo en una conferencia de prensa programada el jueves: «la parte china se opone resueltamente a ciertos miembros individuales del Parlamento Europeo [que visitan Taiwán], y por esto hemos presentado representaciones solemnes [ante el Parlamento]», enfatizando que, «El hecho de que Taiwán sea parte de China no se puede cambiar».

«Instamos a la parte europea a que corrija sus errores y no envíe señales erróneas a la fuerza separatista independiente de Taiwán, de lo contrario dañaría las relaciones entre China y la UE», dijo Wang durante la sesión informativa diaria.

La ambición de Beijing de recuperar Taiwán ha alcanzado nuevos niveles de intensidad en los últimos meses. Las autoridades de la República de China han informado que Beijing envió aproximadamente 150 aviones de combate a la zona de defensa aérea de la isla durante cuatro días a partir de principios de octubre.  

El 6 de octubre, el ministro de defensa de Taiwán, Chiu Kuo-cheng, advirtió que el Ejército Popular de Liberación (EPL) comunista podría tomar fácilmente la isla para 2025, y dijo que “[el EPL] tiene capacidad ahora, pero no comenzará una guerra fácilmente, teniendo que tener en cuenta muchas otras cosas».