Verdad, Inspiración, Esperanza

La vacuna Pfizer desatura y coagula los glóbulos rojos, contiene estructuras cristalinas y fibras ‘basura’, según nuevo experimento

Neil vive en Canadá y escribe sobre sociedad y política.
Published: 27 de octubre de 2021
El logotipo de la planta de producción más antigua de Pfizer, fundada en 1849, cuelga en su esquina el 22 de enero de 2007 en Brooklyn, Nueva York. Un experimento de microscopía realizado por un científico estadounidense y un científico japonés que probaba el efecto de la vacuna Pfizer cuando se agregaba a la sangre mostró desaturación de oxígeno de los glóbulos rojos y coagulación de la sangre. Además, la propia vacuna mostró estructuras cristalinas y fibrosas "basura", potencialmente del proceso de fabricación. (Imagen: Chris Hondros / Getty Images)

Un experimento simple e independiente realizado por un par de científicos, uno de los Estados Unidos y el otro de Japón, parece mostrar que colocar la vacuna de terapia génica del ARN mensajero Pfizer-BioNTech en una muestra de sangre provoca la desaturación de oxígeno y la coagulación de la sangre en los glóbulos rojos. Las pruebas también revelaron la presencia de estructuras cristalinas y fibras «basura».

En un video del 25 de octubre, el Dr. Richard Fleming publicó los resultados de un experimento sobre la vacuna Pfizer realizado por él mismo y Kevin McCairn, un Doctor del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa.

Desinformación

En la introducción, Fleming señala su preocupación por la cantidad de desinformación que rodea al SARS-CoV-2, el virus causante de la Enfermedad por Coronavirus 2019 (COVID-19), la enfermedad en sí misma y las alegaciones de que las inyecciones contienen óxido de grafeno, parásitos u organismos extraños no identificados.

A partir de enero, Fleming dijo que escribió a los directores ejecutivos de Moderna y Pfizer tres veces, pidiendo aclaraciones sobre cuestiones que conoce de su propio estudio de la pandemia y las vacunas de mejora dependiente de anticuerpos, transcripción inversa en ADN humano y la transmisión de las nanopartículas lipídicas artificiales que encapsulan las instrucciones del ARNm contenidas en los lotes por todo el cuerpo, pero no ha recibido respuesta.

Como resultado, la Awareness Foundation, que Fleming, así como médicos como Joseph MercolaLi Meng Yan, Sherri Tenpenny y Vladimir Zelenko forman parte, escribieron a la Administración de Alimentos y Medicamentos en agosto expresando sus preocupaciones y pidiendo que se detenga el lanzamiento de la vacuna hasta que se puedan resolver los problemas subyacentes a las reacciones adversas a la vacuna.

Dos meses después, la FDA respondió con una carta repetitiva que subrayaba la narrativa oficial de que se aplicaban estándares estrictos a los fabricantes en la presentación de datos y la supervisión de la seguridad del lanzamiento de la vacuna, incluida una nota que dice: “Estas vacunas han cumplido con las rigurosas normas de la FDA, estándares de seguridad, eficacia y calidad de fabricación».

Frustrados por la falta de datos y acción, Fleming y McCairn se propusieron realizar su propio experimento. Los científicos enumeran el equipo utilizado en la prueba como:

  • Microscopía óptica
  • Muestra de sangre de McCairn
  • Solución salina normal
  • 5 viales de vacuna Pfizer-BioNTech
  • Hardware de grabación

En la prueba, Fleming dice que examinaron y contrastaron:

  • Cómo se veía la sangre de McCairn bajo microscopía
  • Cómo reaccionó la sangre cuando se agregó solución salina normal
  • Cómo reaccionó la sangre después de que se agregó la vacuna Pfizer
  • Cómo se veía la vacuna Pfizer bajo el microscopio
  • Cómo se ve la solución salina normal bajo el microscopio

Sangre humana

Fleming explica que la sangre humana parece roja debido a la presencia de hemoglobina y glóbulos rojos que saturan oxígeno, una estructura que se asemeja a un plato poco profundo de doble cara. Los glóbulos rojos transportan oxígeno desde los pulmones al cuerpo antes de regresar a los pulmones llenos de dióxido de carbono. Explica que cuando la sangre se expone al aire y recoge oxígeno, se vuelve rojo oscuro. 

Cuando el oxígeno sale de las células, la sangre adquiere un color rojo más pálido y brillante.

Un ejemplo de la sangre de Kevin McCairn bajo aumento para comparar.  (Imagen: www.flemingmethod.com)

Fleming primero muestra un video grabado de cómo se ve la sangre de McCairn bajo aumento, mostrando un denso grupo de glóbulos rojos retorciéndose.

Sangre de Kevin McCairn bajo aumento después de la adición de solución salina normal.  Las células agrupadas fluyen con la adición de solución, pero mantienen su color rojo oxigenado.  (Imagen: www.flemingmethod.com )

Luego, Fleming contrasta la imagen con el aspecto de la sangre después de que se deja caer la solución salina en el portaobjetos, mostrando los glóbulos rojos fluyendo en medio de la solución, conservando su color rojo oxigenado. 

Sangre de Kevin McCairn bajo aumento después de la adición de la vacuna Pfizer-BioNTech. 
Los glóbulos rojos palidecieron, un signo de desaturación de oxígeno, mientras que el video en movimiento mostró una coagulación visible. 
(Imagen: www.flemingmethod.com )

En el siguiente clip, Fleming demuestra lo que le sucede a la sangre de McCairn cuando la vacuna Pfizer-BioNTech con sus nanopartículas lipídicas e instrucciones de ARNm se dejan caer en el portaobjetos.

El video demuestra que el área donde se dejó caer la vacuna pierde rápidamente su color rojo en comparación con el área donde la vacuna no se tocó, lo que indica desaturación de oxígeno.

Además, el agrupamiento y la coagulación se muestran en movimiento en el video capturado del experimento.

Sangre de Kevin McCairn con un aumento de 40x después de la adición de la vacuna Pfizer-BioNTech.  Los glóbulos rojos palidecieron, un signo de desaturación de oxígeno.  La parte más clara es donde la vacuna tocó y la parte más oscura es donde no lo hizo. (Imagen:  www.flemingmethod.com )

En los ejemplos mostrados con aumentos de 40 y 100, el contraste del efecto de cambio de color por desaturación se mostró aún más claramente. 

Bajo el microscopio

En la siguiente serie, Fleming reveló cómo se ve la inyección de Pfizer-BioNTech bajo un microscopio. Los investigadores constataron partículas extrañas en las inyecciones, que no deberían estar presentes bajo un correcto proceso de fabricación.

Sin embargo, a diferencia de varias teorías de conspiración de desinformación publicadas en línea sobre las inyecciones que contienen óxido de grafeno, nanobots, microchips, parásitos u organismos extraños, los investigadores encontraron una gran cantidad de lo que describieron como estructuras cristalinas y fibrosas «basura».

La vacuna Pfizer-BioNTech bajo el microscopio.  Fleming y McCairn encontraron sustanciales partículas y estructuras de “basura” esparcidas a lo largo de la dosis. Sin embargo, los científicos tienen cuidado de señalar que estos no son nada como óxido de grafeno, chips o parásitos, sino simplemente basura resultante de un proceso de fabricación y control de calidad descuidado y deficiente. (Imagen: www.flemingmethod.com )

Fleming contrastó las imágenes de la inyección de Pfizer con las de la solución salina normal, mostrando un fluido simple y transparente sin partículas adicionales. 

Solución salina normal bajo microscopía, con fines de contraste y comparación. (Imagen: www.flemingmethod.com )

“No hay criaturas de tres patas en estas vacunas. Hay un montón de basura”, dijo Fleming durante su explicación.

“Esto demuestra un completo fracaso por parte de la FDA… Si están contentos con el producto que está disponible, significa que no han examinado el producto o han decidido que hay un nuevo estándar de basura que está permitido en vacunas farmacológicas que no están permitidas en ningún otro producto que sea un producto de la FDA».

‘Responsabilidad objetiva’

Fleming, que además de ser doctor en medicina y doctor en ciencias, tiene un «nuevo problema» que surge del descubrimiento: «Los fabricantes de vacunas farmacológicas han tenido una cierta inmunidad de responsabilidad en el pasado en cuanto a las reacciones a las vacunas farmacológicas, pero eso supone que se trata sólo de la vacuna farmacológica».

«Hay un problema diferente de responsabilidad por productos ahora que tenemos ante nosotros, y es la ‘responsabilidad estricta’, que es la venta de un producto defectuoso que amenaza irrazonablemente a una persona o un consumidor».

“Eso promueve una nueva responsabilidad legal, por lo que para todos los abogados que escuchan esto y para cualquier persona involucrada que haya tenido un problema, esto abre oportunidades de demanda legal para abordar estas vacunas porque ahora es un problema de responsabilidad estricta por responsabilidad del producto. No es un problema de las vacunas en sí”, dijo Fleming.

No se fíen de mi palabra: investiguen

Dirigiéndose a la FDA, Fleming cuestionó las declaraciones de la administración en la respuesta que recibió a la carta de la Red de Concienciación: «Esta información demuestra que no estáis haciendo vuestro trabajo. Tenéis vacunas que son basura, permitiendo que se inyecte basura y desechos a la gente».

«Cualquiera que tenga un microscopio, un equipo de grabación, una solución salina normal, la vacuna de Pfizer, la vacuna de Moderna, cualquiera de estas vacunas farmacológicas, y sangre, puede repetir este experimento. No tome mi palabra, ni la del Dr. McCairn».

«Esto es un video, esto es una evidencia que ahora se presenta al mundo, y puede ser repetido por cualquier científico acreditado que tenga ese equipo».

«Demostramos muy claramente que los glóbulos rojos eran normales. Demostramos que los glóbulos rojos respondían normalmente a la solución salina normal, que no ocurría nada inusual, pero al añadir la vacuna de Pfizer los glóbulos rojos pierden su capacidad de transporte de oxígeno, y los glóbulos rojos comienzan a coagularse».

«Esto es exactamente lo que expuse en la teoría de la Respuesta Inflamatoria-Trombótica de 1994. Esto es exactamente lo que estamos viendo con los informes del VAERS. Esto es exactamente lo que estamos viendo con el daño neurológico, con el corazón, con el daño cardíaco, con los coágulos de sangre que se producen en el cuerpo. Esto es una prueba positiva de que estas vacunas causan este tipo de daños bajo el microscopio simplemente por ser añadidas a la sangre de un ser humano».