Verdad, Inspiración, Esperanza

China registra un aumento de los brotes de COVID-19 luego de celebraciones conmemorativas del PCCh

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 26 de octubre de 2021
China está viendo un resurgimiento de casos de COVID-19 en muchas regiones. (Imagen: Vladimir_Fayl a través de Pixabay)

Varias regiones de la China comunista están experimentando un aumento en las infecciones por COVID-19. Los brotes se producen incluso cuando China ha vacunado a una parte significativa de su población.

Wu Liangyou, un funcionario de la Comisión Nacional de Salud, dijo que la última ola de infecciones ha afectado a 11 provincias esta semana. Asimismo afirmó que la mayoría de las personas recién infectadas han estado viajando a través de las regiones. 

El 23 de octubre, el país informó de 26 casos locales; Mongolia Interior, Beijing y Ningxia representaron la mayoría de las infecciones. El día anterior se notificaron 43 nuevos casos. Liangyou predijo que las infecciones seguirían aumentando. 

Los funcionarios locales han tomado medidas estrictas para mantener bajo control el último pico de COVID-19. En Beijing, las autoridades han restringido el movimiento en al menos dos bloques que han reportado nuevos casos. 

En Lanzhou, la capital de Gansu, se han cerrado las escuelas y se ha pedido a los residentes que no abandonen el lugar a menos que sea absolutamente necesario. Las personas fuera de Beijing que residen en lugares donde se han reportado infecciones ahora tienen prohibido visitar o regresar a la capital nacional. Muchas regiones están intensificando sus esfuerzos para detectar posibles infecciones en las personas. 

“Ningxia exige que quienes hayan viajado a Lanzhou desde el 5 de octubre y a Ejina Banner desde el 1 de octubre se presenten ante las autoridades locales para realizar las pruebas. La provincia de Shaanxi también publicó avisos similares”, según el Global Times, respaldado por el estado.

El número de vuelos cancelados hacia y desde lugares como Gansu, Shaanxi y Mongolia Interior alcanzó el 56 por ciento, 58 por ciento y 41 por ciento, respectivamente, el 21 de octubre. Aproximadamente el 60 por ciento de los vuelos hacia y desde el aeropuerto principal de Xi’an han sido cancelados. 

Se cree que la nueva ola de infección fue causada por una pareja de ancianos que viajaba entre un grupo de turistas. Su viaje los llevó a Shanghai, Xi’an, Gansu y Mongolia Interior, las cuatro regiones que han experimentado un aumento en los casos de COVID-19. 

Las celebraciones estaban relacionadas con el Día Nacional el 1 de octubre, que conmemora el establecimiento del régimen comunista. Se cree que es uno de los principales desencadenantes del último brote. 

Se realizaron alrededor de 515 millones de viajes nacionales entre el 1 y el 7 de octubre. Dado el creciente número de casos de COVID-19, las autoridades cancelaron el Maratón de Wuhan que estaba programado para el 24 de octubre.

Mientras tanto, Beijing sigue adelante con su programa de vacunas de refuerzo, administrando la vacuna a los adultos que han sido vacunados durante al menos seis meses. Se ha hablado de mezclar y combinar las vacunas de refuerzo.

Shao Yiming, epidemiólogo que forma parte del equipo de respuesta a la vacuna COVID-19 del país, afirmó que apoya la idea. Sin embargo, dijo que la mezcla y combinación de vacunas tendrá que esperar hasta que haya datos que respalden sus beneficios.

“Necesitamos acelerar nuestra investigación para recopilar más datos. En este momento, la decisión de los reguladores sigue siendo que el refuerzo debe usar la misma vacuna [en lugar de mezclar y combinar]… Pero una vez que recibamos más datos de diferentes tipos de vacunas, haremos nuevas recomendaciones”, dijo Shao a la emisora ​​estatal CCTV.

Según los informes, la China comunista ha vacunado a alrededor del 75,6 por ciento de su población. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró recientemente que los casos de COVID-19 en todo el mundo están disminuyendo, excepto en dos países, Rusia y China.