Verdad, Inspiración, Esperanza

Sri Lanka, fuertemente vacunada, reabre para aliviar el déficit económico

Laura nació en Italia y en 2008 se trasladó a Australia, donde trabaja como profesora. Le encanta viajar, escribir y meditar. Laura ve la vida como un viaje lleno de oportunidades, encuentros pintorescos, lugares intrigantes y situaciones únicas, donde uno busca respuestas y sale con más preguntas. Una exploración continua de nuestro entorno, de sus almas y de nosotros mismos".
Published: 12 de octubre de 2021
Un trabajador sanitario inocula a un niño una dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus Covid-19 en un hospital infantil de Colombo el 24 de septiembre de 2021, cuando el país comenzó a inocular a los niños mayores de 12 años. (Imagen: ISHARA S. KODIKARA/AFP vía Getty Images)

Sri Lanka levantó su bloqueo COVID-19 el 1 de octubre aunque, según funcionarios y comerciantes, más de 800 contenedores con artículos de primera necesidad estaban retenidos en el principal puerto del país debido a la falta de dólares estadounidenses para comprarlos. Se está produciendo una escasez de artículos de primera necesidad, como leche en polvo, azúcar y gas de cocina, que provoca colas a las puertas de las tiendas.

Mientras Sri Lanka resistía la oleada de COVID-19 provocada por la variante Delta, el 20 de agosto se impuso un cierre del país que se prolongó tres veces. Antes de las medidas del 20 de agosto, Sri Lanka se había resistido a un cierre total, alegando factores económicos.

Según un informe del New Indian Express, siete días antes de que se impusieran los cierres del 20 de agosto, el Centro Nacional de Prevención del COVID-19 de Sri Lanka dijo que, después del 15 de septiembre, los viajes interprovinciales y la circulación en espacios públicos sólo se permitirían a quienes tuvieran la tarjeta de vacunación. No se ha confirmado si el levantamiento de las medidas de bloqueo restablece la libertad de circulación del 50% de la población que sigue sin vacunarse, o si el bloqueo recientemente levantado se aplica también a los vacunados.

El ejército fue puesto a cargo de la prevención del COVID-19 en Sri Lanka; el comandante del ejército, el general Shavendra Silva, dirige el ejército del país, así como el Centro Nacional de Operaciones para la Prevención del Brote de COVID-19 (NOCPCO).

La propagación podría haberse evitado

Según el comentarista, Sunil J. Wimalawansa, médico y escritor de opinión que obtuvo su título en una destacada universidad de Sri Lanka, la propagación dentro de una comunidad podría haberse «prevenido mediante cierres geográficos limitados que no excedan de dos semanas mientras se suministran elementos esenciales a la comunidad local».

Wimalawansa también recomendó cuarentenas domiciliarias, afirmando: “No había ninguna razón para la cuarentena forzada de personas al estilo militar. Aquellos expuestos a una persona infectada con COVID-19 y personas asintomáticas positivas a PCR podrían tener un mejor y más rentable manejo en sus hogares, con la supervisión del oficial médico de los inspectores de salud y de salud pública”.

Wimalawansa declaró además que «cerrar distritos enteros o el país fue un error colosal», y explicó que los medios de vida de hasta dos tercios de la población adulta del país pueden haberse visto afectados. 

El país se había embarcado en un programa de vacunación bien documentado a fines de enero de este año. Después de los desafíos en la obtención y las controversias sobre la aprobación desde el principio, Sri Lanka ahora se considera uno de los países más vacunados del mundo, con inyecciones para niños de tan solo 12 años y una afirmación de que se administran dos dosis de vacuna para el 50 por ciento de los casos. la población. 

Para los niños, se aprobó el uso de una vacuna que no fue fácil de conseguir para la nación isleña: cuatro millones de dosis de Pfizer-BioNtech. El ministro de Salud de Sri Lanka, Keheliya, ordenó a los trabajadores de la salud que dejen de administrar esta vacuna a cualquier persona entre 18 y 30 años y que conserven las dosis restantes de Pfizer para los niños. Indicó que aquellos entre 18 y 30 años podrían recibir una vacuna de fabricación china.

La organización de noticias WION, con sede en Nueva Delhi, informó en junio que, según datos de Johns Hopkins, solo el 3,98 por ciento de la población de Sri Lanka había sido completamente vacunada. 

Aumento de inoculaciones impulsado por vacunas chinas

Resulta preocupante que el enorme aumento de vacunas posterior parece haber sido impulsado en gran medida por las vacunas chinas, Sinopharm y Sinovac. Tal y como la CNN planteó la situación en junio, con estas vacunas y después de unos resultados menos que estelares en Mongolia, Indonesia y Seychelles, «si las dos vacunas chinas aprobadas por la OMS han fracasado depende de las métricas de éxito» y, por si acaso, el medio de comunicación emitió una declaración similar en el sentido de que la situación «no es tan mala como parece».

Tanto si es tan mala como parece como si no, Sri Lanka puede acabar siendo otro campo de pruebas para el asunto, debido a la proporción de vacunas procedentes de China.

Según WION, el presidente de Sri Lanka, Gotobaya Rajapaksa, declaró lo siguiente el 23 de junio:

«Actualmente, la campaña de vacunación se está llevando a cabo con éxito en todas las provincias del país. En julio, esperamos recibir 4 millones de dosis de vacuna Sinopharm y 2,5 millones de dosis de Sinovac. También se han hecho arreglos para obtener 2 millones de dosis de Sputnik V. Además, en agosto se esperan 5 millones de dosis de la vacuna Sinopharm, 2,5 millones de dosis de Sinovac y 2 millones de dosis de Sputnik V. Si conseguimos 3 millones de dosis más de la vacuna Sinopharm en septiembre, podremos vacunar a 13 millones de personas a finales de septiembre de este año. En consecuencia, podremos vacunar a casi todos los mayores de 30 años para esa fecha. Es una situación muy satisfactoria».

A principios de 2021, Sri Lanka recibió una donación de vacunas Sinopharm de China y «varios expertos médicos plantearon su preocupación por la documentación incompleta y por ciertas cuestiones técnicas», lo que provocó el despido de algunos expertos médicos. Citando al Daily Mirror, esta primavera el presidente del Comité de Cuentas Públicas (COPA), el profesor Tissa Vitharana, reveló que «desconocía las circunstancias que provocaron el despido de los expertos médicos que se oponían a la aprobación de la vacuna Sinopharm».

El capitán HM Yang del buque portacontenedores Ever Ace, uno de los portacontenedores más grandes del mundo, hace un gesto después de atracar el buque en el puerto de la Terminal Internacional de Contenedores de Colombo (CICT) en Colombo el 6 de octubre de 2021 (Imagen: ISHARA S. KODIKARA / AFP a través de Getty Images)

La dependencia de Sri Lanka de las vacunas de China es reveladora, dada la proximidad de la nación a India, que ha estado intentando proporcionar vacunas a sus vecinos de la región. India intentó proporcionar más de un millón de vacunas AstraZeneca, pero se retrasó en las donaciones proyectadas debido a un aumento en India. La dependencia de Sri Lanka de China en el pasado se ha asociado con esquemas de carga de deuda y diplomacia de esfera de influencia. 

Los expertos han citado ciertas preocupaciones relacionadas con la ciencia detrás de la implementación de la vacuna en Sri Lanka. Ravi Kumudesh planteó una gran preocupación, quien comentó que las vacunas no deben mezclarse, pero que el gobierno no hizo planes para administrar dosis dobles, que son particularmente importantes para el correcto funcionamiento de las vacunas, y algunos incluso dijeron que no administrar las vacunas. una segunda dosis correctamente puede provocar mutaciones y resistencia. 

Segunda dosis de vacuna en cuestión

Kumudesh declaró: “Siempre se ha dicho que cuando se administra una primera dosis de una vacuna, también se debe considerar la segunda dosis. Por lo tanto, si recibiéramos un millón de vacunas, solo se deberían dar 500.000 al público. El mundo entero se está quedando sin vacunas, incluso los países desarrollados. Hay una velocidad a la que se desarrollan las vacunas. Hasta ahora hemos administrado alrededor de 900.000 vacunas del total y solo quedan alrededor de 200.000. La segunda dosis es particularmente importante durante la formación de anticuerpos».  

¿Significa esto que en la primavera de 2021, 700.000 personas en Sri Lanka no recibieron adecuadamente su segunda dosis de vacuna? 

Kumudesh se preocupó, “Por lo tanto, este es un error deliberado cometido por el gobierno. Lo que hay que hacer es reducir las dosis restantes de vacunas y continuar con el programa”. 

El país insular del Océano Índico, con una población de 22 millones, fue el primer país en reportar una mutación Delta «triple»

El primer caso de Delta en Sri Lanka fue en la capital de Colombo, la ciudad más poblada con más de 5,6 millones de habitantes, que también es la ciudad de Sri Lanka donde se produjeron las primeras inmunizaciones del país. No se sabía si el paciente cero afectado por la variante estaba inmunizado. Las mutaciones no se consideran una nueva cepa y se cree que las mismas vacunas las protegen, si no previenen, de ellas. Según Republic World, el país ha detectado un total de cuatro mutaciones variantes del Delta hasta la fecha, dos de las cuales son exclusivas de Sri Lanka y una se encuentra solo en Sri Lanka y Malasia.

La Universidad Johns Hopkins confirma la tasa actual de vacunación total, con una lista de 12.255.004 personas que han sido completamente vacunadas. Según el Informe de situación de COVID-19 del Gobierno de Sri Lanka, el país ha tenido actualmente 525.663 casos confirmados de Covid-19, con 13.296 muertes totales, 479.629 recuperaciones y 32,738 casos activos. 

La reapertura de Sri Lanka no es un alivio total de las restricciones impuestas. Se permite viajar por motivos de trabajo y para la compra de artículos de primera necesidad, y según la actualización de NOCPCO del General Silva , «el transporte público interprovincial continuaría pero no se operarán servicios de tren hasta nuevo aviso». Los autobuses empezaron a correr y los vendedores ambulantes abrieron sus puestos mientras los carros de empuje llenos de productos para la venta regresaban a las calles de la capital. Se impone un toque de queda nocturno desde las 10 p.m. hasta las 4 a.m.