Verdad, Inspiración, Esperanza

El WSJ informa que Instagram es perjudicial para los adolescentes, Facebook afirma que los datos son ‘inexactos’

A Jonathan le encanta hablar de política, economía y filosofía. Tiene perspectivas únicas sobre todo, lo que lo convierte en una mezcla bastante extraña de liberal-conservador con una veta de pensamiento austriaco independiente.
Published: 4 de octubre de 2021
PARÍS, FRANCIA - DIC. 26: En esta ilustración fotográfica, el logotipo de Instagram se muestra en la pantalla de un iPhone el 26 de diciembre de 2019 en París, Francia. Instagram es una aplicación, una red social y un servicio para compartir fotos y videos fundada y lanzada en octubre de 2010 por el estadounidense Kevin Systrom y el brasileño Michel Mike Krieger. (Imagen: Chesnot/Getty Images)

Un informe publicado por el Wall Street Journal (WSJ) el 14 de septiembre reveló que Facebook era consciente de que Instagram tenía un efecto negativo en la autoestima de las jóvenes, pero decidió no hacer nada al respecto. El WSJ utilizó documentos internos y datos de la empresa para respaldar su afirmación. Ahora, Facebook se ha presentado para contrarrestar el informe, acusando al WSJ de interpretar datos de manera inexacta. 

Más del 40 por ciento de los usuarios de Instagram tienen 22 años o menos. En los Estados Unidos, 22 millones de adolescentes inician sesión en Instagram todos los días en comparación con solo cinco millones en Facebook. Los adolescentes también tienden a pasar un 50 por ciento más de tiempo en Instagram que en Facebook, lo que significa que expandir su base de usuarios, especialmente entre los adolescentes, es fundamental para Instagram.

Según el informe del 14 de septiembre, los documentos internos detallan los hallazgos de un estudio realizado por investigadores de Instagram sobre problemas de imagen corporal entre una base de usuarios clave: las niñas.

Según una presentación de diapositivas publicada en el tablero de mensajes interno de Facebook en marzo de 2020, “El 32% de las adolescentes dijeron que cuando se sentían mal con sus cuerpos, Instagram las hacía sentir peor… Las comparaciones en Instagram pueden cambiar la forma en que las mujeres jóvenes ven y se describen a sí mismas».

Una diapositiva de 2019 declaró que Instagram empeoró los problemas corporales «para una de cada tres adolescentes». Otra diapositiva decía que «los adolescentes culpan a Instagram por los aumentos en la tasa de ansiedad y depresión… Esta reacción fue espontánea y constante en todos los grupos». El seis por ciento de los usuarios estadounidenses y el 13 por ciento de los usuarios británicos tenían pensamientos suicidas debido a su exposición a Instagram.

A pesar de estos números, Instagram y Facebook optaron por permanecer en silencio, afirmando públicamente que la aplicación para compartir fotos no tuvo un gran impacto negativo en los usuarios. En mayo, el director de Instagram, Adam Mosseri, caracterizó los efectos de la aplicación en los adolescentes como «bastante pequeños». 

El director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, ha minimizado los efectos de Instagram en los adolescentes. En una audiencia del Congreso en marzo de este año, Zuckerberg insistió en que su investigación mostró que las aplicaciones de redes sociales pueden tener «beneficios positivos para la salud mental».

En una publicación del 26 de septiembre en el sitio web de la compañía, Pratiti Raychoudhury, vicepresidente y jefe de investigación de Facebook, calificó la caracterización del WSJ de la investigación de Instagram como «no precisa». En lugar de ser «tóxico» para las adolescentes, la investigación en realidad demostró que Instagram «las ayuda cuando están luchando» durante tiempos difíciles. Sin embargo, ella admitió que la imagen corporal fue un área en la que las adolescentes informaron que «Instagram lo empeoró» que otras áreas como la tristeza, los problemas de alimentación, la soledad y la ansiedad.

«Pero aquí también, la mayoría de las adolescentes que experimentaron problemas de imagen corporal todavía informaron que Instagram lo mejoró o no tuvo ningún impacto», dijo la publicación.

Continúa diciendo que la investigación se basó en «solo 40 adolescentes» y que el estudio no midió las «relaciones causales» entre Instagram y los problemas del mundo real. Curiosamente, la publicación permanece en silencio sobre otras afirmaciones hechas por el informe de WSJ, como cuántos adolescentes afirmaron que eran adictos al uso de Instagram. Ni Facebook ni Instagram publicaron los datos de la investigación para que los investigadores independientes pudieran estudiarlos. 

La narrativa de Facebook contra el WSJ se produce cuando Instagram reveló que está pausando los planes para aceptar niños menores de 13 años. En una publicación del 27 de septiembre, Mosseri dijo que la compañía quería que menores de 13 años se unieran a la plataforma para que «los padres pueden supervisar y controlar su experiencia». Sin embargo, han optado por no seguir adelante con el plan. Mosseri afirmó que la pausa del proyecto no es un reconocimiento de que sea una «mala idea». 

En mayo, una coalición bipartidista de fiscales generales de EE. UU. envió una carta a Facebook, alertando que Instagram permitiera a los usuarios menores de 13 años registrarse para obtener cuentas. Sostuvo que tal medida podría ser perjudicial para el bienestar de los niños. Insistió en que alentar a los niños de este grupo demográfico a compartir contenido personal en línea es contrario a sus intereses. La carta señaló que los niños no han desarrollado una comprensión del concepto de privacidad.

“Específicamente, es posible que no aprecien completamente qué contenido es apropiado para compartir con otros, la permanencia del contenido que publican en una plataforma en línea y quién tiene acceso a lo que comparten en línea. También son simplemente demasiado jóvenes para navegar por las complejidades de lo que encuentran en línea, incluido el contenido inapropiado y las relaciones en línea donde otros usuarios, incluidos los depredadores, pueden ocultar sus identidades utilizando el anonimato de Internet”, dice la carta.