Verdad, Inspiración, Esperanza

El recién elegido director del KMT de Taiwán se compromete a enmendar los lazos con China continental y restablecer su presencia en EE. UU.

Leo Timm es un escritor y traductor que se centra en la política, la sociedad y las relaciones internacionales de China. Sígalo en Twitter en @soil_and_grain.
Published: 30 de septiembre de 2021
Eric Chu, el recién elegido presidente del Kuomintang (KMT), principal opositor en en Taiwán, posa con sus partidarios tras su victoria en las elecciones para el liderazgo del partido en la sede del KMT en Taipéi el 25 de septiembre de 2021. (Imagen: SAM YEH/AFP vía Getty Images)

Eric Chu, que ganó el 45 por ciento de los votos del Kuomintang, derrotó al competidor inadvertido Chang Ya-chung, un defensor abierto de la unificación de Taiwán con China continental.

Eric Chu Li-luan, el recién elegido presidente del partido de oposición más grande de Taiwán, el Kuomintang (KMT), dice que facilitará mayores intercambios y comunicación entre la isla gobernada democráticamente y la República Popular China (PRC) comunista, al tiempo que fomentará la unidad dentro del KMT para derrotar al actual Partido Democrático Progresista (DPP). 

Chu ganó con 85.165 votos, o el 45,78 por ciento de los más de 370.000 miembros del KMT que votaron en las elecciones del sábado 25 de septiembre. Derrotó al presidente en funciones, Johnny Chiang, así como al candidato menos conocido, Chang Ya-chung, director de la ONG Sun Yat-sen School.

El partido debe priorizar el equilibrio de las relaciones con la República Popular China, que considera a Taiwán como una provincia rebelde, así como con Estados Unidos, dijo Chu en los debates previos a las elecciones. 

El KMT, que se traduce como «Partido Nacionalista Chino», es el resto del gobierno que luchó sin éxito con el Partido Comunista Chino (PCCh) por el control de China continental y huyó a Taiwán en 1949 tras décadas de guerra civil. 

Taiwán sigue siendo conocida oficialmente como la República de China (ROC), lo que refleja ese legado. Sin embargo, las actitudes están cambiando, y una gran mayoría de los habitantes de la isla se identifican como taiwaneses únicamente, en lugar de chinos o ambos.

El crecimiento de una identidad taiwanesa separada, así como la creciente beligerancia de la República Popular China, han planteado un gran desafío para el KMT, que en las últimas décadas se ha hecho menos conocido por su anticomunismo y más por sus políticas favorables a las empresas y favorables a Beijing.

En 2020, el KMT perdió las elecciones presidenciales que vieron a Tsai Ing-wen del DPP a favor de la independencia ganar el 57 por ciento de los votos. 

La posición del KMT es que la cooperación con Beijing es necesaria para garantizar la seguridad de Taiwán, ya que el Partido Comunista Chino (PCCh) ha prometido invadir la isla si las fuerzas independentistas crecen demasiado. 

Durante la campaña electoral, Chang Ya-chung emergió como un ‘candidato de caballo oscuro’ (desconocido), cuyo enfoque en la identidad china y la reconciliación con el continente resonó con muchos miembros del partido “azul profundo”, refiriéndose al color tradicional del KMT. 

Eric Chu, ex alcalde de la ciudad de New Taipei, no estuvo de acuerdo con la propuesta de Chang de trabajar hacia un tratado de paz formal entre la República de China y la República Popular China. 

Mientras abogaba por la restauración de los buenos lazos con el continente, Chu también dijo que fortalecería los lazos con Estados Unidos, por ejemplo, reabriendo la oficina de representación del KMT en Estados Unidos, que ha estado cerrada desde 2008.

Chu, como se describe en una editorial publicada por The Diplomat, también ha criticado a muchos de sus camaradas del KMT por depender demasiado de la República Popular China. 

En los últimos años, el KMT ha hecho algunos gestos para enfatizar su compromiso con la defensa de Taiwán. Por ejemplo, luego de la retirada de Estados Unidos de Afganistán y la posterior caída del país ante los talibanes, Chu dijo que si no hubiera sido por la defensa de Taiwán por parte del KMT en 1949 y después, un destino similar podría haber caído sobre la isla. 

Durante la guerra civil china, Estados Unidos había retirado la ayuda al KMT, considerando que el gobierno nacionalista chino era una causa perdida. Después de la retirada de la República de China de China continental, Estados Unidos no apoyó a Taiwán hasta la década de 1950, cuando estalló la Guerra de Corea y ejerció presión política sobre Washington para que frenara la expansión del comunismo en Asia.