Verdad, Inspiración, Esperanza

Científico nuclear iraní fue asesinado por francotirador remoto israelí

Darren es un aspirante a escritor que desea compartir o crear historias para el mundo. Es un fanático de Star Wars y un aficionado a la historia. Encuentra temas agradables, reconfortantes o interesantes en cualquier medio escrito.
Published: 29 de septiembre de 2021
Una mujer presenta sus respetos en la tumba de Mohsen Fakhrizadeh, un científico iraní vinculado al programa nuclear del país que fue asesinado meses antes por asaltantes desconocidos, en el santuario Emamzadeh Saleh en el distrito de Shemiran de la capital de Irán, Teherán, el 14 de abril de 2021 el primer día del mes sagrado de ayuno musulmán del Ramadán en Irán. (Imagen: ATTA KENARE / AFP a través de Getty Images)

Un informe de The New York Times ha confirmado el destino del principal científico nuclear de Irán, Mohsen Fakhrizadeh, cuya vida se perdió a manos de un francotirador israelí que usaba un rifle de francotirador asistido por inteligencia artificial (IA).

Fakhrizadeh fue advertido por la inteligencia iraní de un posible complot de asesinato, pero el científico ignoró las advertencias, ya que él y su esposa se dirigían a su casa de campo cerca de Teherán.

Las ambiciones nucleares de Irán

Desde la década de 1950, Irán ha estado invirtiendo en tecnología nuclear. Como parte del programa Atoms for Peace de Estados Unidos, que tenía como objetivo transferir materiales y tecnología nucleares a otros países con fines pacíficos, Irán recibió asistencia técnica. 

Incluso después de la revolución de 1979, el país siguió centrado en el desarrollo nuclear. Irán ha realizado importantes avances a lo largo de los años, pero ha sido penalizado con sanciones por Estados Unidos y otros países por violar los límites establecidos.

Además, Irán ha sido amigo de los gobiernos comunistas en países como China y Corea del Norte con la esperanza de una cooperación nuclear.

«China apoya las demandas razonables de Irán con respecto al Plan de Acción Integral Conjunto [JCPOA] sobre el problema nuclear iraní, y está lista para fortalecer la coordinación con Irán y salvaguardar los intereses comunes de ambas partes», dijo el líder del Partido Comunista chino (PCCh), Xi Jinping al expresidente iraní Hassan Rouhani.

El objetivo

Cuando tenía 18 años, después de que el Sha de Irán fuera derrocado durante la Revolución iraní de 1979, Mohsen Fakhrizadeh se vio obligado a cumplir sus sueños de ser un científico nuclear y participar en las fuerzas armadas del nuevo gobierno. Después de unirse a la Guardia Revolucionaria de Irán, obtuvo un doctorado en física nuclear de la Universidad Tecnológica de Isfahan.

Fakhrizadeh encabezó el programa nuclear del país, fue puesto a cargo del programa de desarrollo de misiles de la Guardia y desarrolló drones para el Ministerio de Defensa. Antes de su muerte, Fakhrizadeh fue nombrado viceministro de Defensa.

También se dijo que el científico se infiltró en «equipos o tecnología sensibles» más allá de los puntos de control internacionales hacia y desde Irán, creando una red subterránea desde América Latina hasta Corea del Norte y Europa del Este, dijo el asesor iraní Gheish Ghoreishi en una entrevista.

La trama

El 27 de noviembre, Fakhrizadeh se dirigía a su casa de campo en Absard, al este de Teherán, a pesar de las advertencias que le había dado la inteligencia iraní. El científico conducía en un automóvil sin blindaje con su esposa y el personal de seguridad lo seguía en el camino.

Sin embargo, mientras el convoy circulaba por una carretera, se informó que se produjo una explosión y una serie de disparos de ametralladora inmovilizaron al convoy, lo que provocó un tiroteo entre los guardaespaldas de Fakhrizadeh y un equipo de asesinos.

En medio de los disparos, un francotirador pudo localizar a Fakhrizadeh y eliminó con éxito al científico desde 1.000 millas de distancia usando una ametralladora asistida por IA.

Asesino robótico

Un funcionario de inteligencia informó que la ametralladora FN MAG de fabricación belga que se usó para matar a Fakhrizadeh estaba equipada con un «aparato robótico avanzado» diseñado para estabilizar el objetivo del arma contra las sacudidas. Debido a que el arma era tan pesada, hubo que desarmarla tanto como fuera posible antes de pasarla de contrabando y volver a montarla en Irán.

El arma estaba conectada a un camión, que estaba conectado para explotar después de que se confirmara el asesinato. Después de la muerte de Fakhrizadeh, el camión explotó. Sin embargo, el arma permaneció intacta, lo que permitió a la Guardia Revolucionaria determinar el funcionamiento interno del arma.

En respuesta a la muerte de su padre, Hamed Fakhrizadeh dijo en la televisión estatal: “No fue un simple ataque terrorista que alguien viniera, disparara una bala y saliera corriendo. Su asesinato fue mucho más complicado de lo que sabes y piensas. Era un desconocido para el público iraní, pero era muy conocido por aquellos que son enemigos del desarrollo de Irán”.

‘Recuerde ese nombre’

Con su papel destacado como padre del programa nuclear de Irán, se convirtió en un objetivo de alta prioridad durante más de una década, sospechoso de liderar los esfuerzos de Irán para convertir su energía nuclear en armas.

«Recuerde ese nombre», dijo el ex primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en una conferencia de prensa en 2018. «Fakhrizadeh».

Las reuniones para planificar el asesinato entre 2019 y 2020 involucraron a funcionarios israelíes encabezados por el director de la agencia exterior israelí Mossad, Yossi Cohen, y funcionarios estadounidenses como el expresidente Donald Trump, el secretario de Estado Mike Pompeo y la directora de la CIA Gina Haspel.

En enero de 2020, un ataque con aviones no tripulados estadounidenses, con la ayuda de la inteligencia israelí, se cobró la vida del comandante militar iraní, mayor general Qassim Suleimani. 

Según el New York Times, varios de los colegas de Fakhrizadeh han sido asesinados desde 2007, pero un intento de asesinato de Fakhrizadeh en 2009 fue cancelado cuando el plan se vio comprometido.